Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Pruebas indiscutibles de que los gatos crecen demasiado rápido

Las mascotas son como niños pequeños. Crecen rápidamente y sin que te des cuenta. Pareciera que hace poco esa pequeña bolita de pelos llegó a tu casa y ahora acaba de romper otra maceta con plantas.

Genial.guru hizo una selección de fotos donde los dueños de gatos comparan cómo eran sus mascotas cuando eran pequeñas y cómo son ahora.

"Al fin creció para su corbata de lazo".

"Era una pequeña bola de pelos y ahora este gato me caza como si fuera la presa más importante de toda su vida".

"Le regalamos este juguete cuando era un gatito. Ahora siempre duerme con él".

"Es el gato de mis amigos. Y no, no es un Maine Coon".

A estos chicos les gusta ponerse nostálgicos.

"Desde que era pequeño le gustaba reposar en el plato de nuestro perro".

"Sólo han pasado 3 meses y ya dejó de caber en su espacio favorito".

"La diferencia es de 10 meses. Este pequeño peludo se convirtió en un verdadero bandido".

"No hubiéramos podido imaginar que este gatito se convertiría en amante de las verduras. Pero ¿quién lo diría?"

"Es el gato más peludo y engreído que conozco".

"Compramos al gato Stefan, el cual resultó ser la gata Stefanida. No le atinamos bien con su género".

"La diferencia es de 10 meses. En ese tiempo nuestro gato no solo cambió de tamaño, sino también consiguió esa curiosa nariz anaranjada".

El gato creció, pero sus costumbres no han cambiado.

La diferencia entre estas dos fotos es de 12 meses. Parece que son dos gatos diferentes.

"Es un pequeño diablillo. ¡Qué raro que no lo notamos desde el principio!"

Bono: tu rostro cuando creciste y ya no cabes en la palma de una mano