Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Estas criaturas solían ser vecinas de los dinosaurios y ahora viven a nuestro lado

--4-
20k

En nuestro planeta viven muchas criaturas que aparecieron desde hace tanto tiempo que a comparación con ellos la humanidad es como un bebé recién nacido que aún no ha cumplido ni un par de millones de años.

Genial.guru comparte contigo las más extrañas de ellas. ¡Se han conservado a la perfección!

El Atractosteus spatula (Catán)

100 millones de años

Con tan solo mirar este pez es suficiente para comprender que esta criatura no es de nuestra época. Muchas veces se le dice "fósil vivo" debido a su parecido con un ancestro suyo que vivió hace 100 millones de años. Este depredador de 3 metros habita en aguas dulces, tiene dientes largos que parecen agujas, escamas gruesas en forma de rombos y, a pesar de que vive en el agua, puede respirar fuera de ella.

La raya gigante chaophraya

400 millones de años

Los ancestros de este animal existían desde hace 400 millones de años. Su tamaño puede alcanzar 2 metros de diámetro sin contar la cola. La cola larga y flexible es su arma principal: en su punta tiene dos espinas afiladas, una de las cuales está mencionada para atacar y otra contiene un veneno mortalmente peligroso. El golpe de su cola es tan fuerte que puede romper el fondo de un barco.

Cocodrilo

250 millones de años

Los cocodrilos se parecen anatómicamente a los dinosaurios; se sabe que viven en nuestro planeta desde el periodo Jurásico (hace más de 250 millones de años), y desde entonces casi no han cambiado. A pesar de todo el peligro que representa para los humanos, el cocodrilo siempre se ha venerado y en el Antiguo Egipto fue uno de los dioses. Los parientes más cercanos de los cocodrilos son las aves. Por cierto, las lágrimas de cocodrilo de verdad existen, así el organismo del cocodrilo elimina el exceso de sales.

El cocodrilo más grande del mundo fue atrapado en las Filipinas. Su largo fue de 6,17 metros y se necesitaron 100 personas que tardaron 3 semanas en capturarlo.

Equidnas

110 millones de años

Las equidnas se parecen a erizos y a puercoespínes, pero en realidad sus parientes más cercanos son los ornitorrincos. Estos animales pequeños no crecen más de 30 cm y casi no han cambiado en 110 millones de años de su existencia.

Latimeria

100 millones de años

Las latimerias se consideraban extintas desde el período cretáceo tardío, pero de pronto en 1938 una latimeria terminó en una red de pesca. Estos peces pueden alcanzar hasta 2 metros de largo y no ponen huevos sino que producen decenas de crías totalmente desarrolladas.

Medusa

700 millones de años

Las medusas viven prácticamente en todos los mares y océanos. Existen 200 tipos de medusas: algunas prefieren aguas cálidas y viven cerca de la superficie, mientras que otras prefieren aguas más frescas y viven casi en el fondo. La medusa más grande del mundo es la medusa melena de león ártica. El largo de sus tentáculos puede alcanzar 37 metros.

La cantidad de medusas aumenta incluso a pesar de que tienen enemigos naturales que las cazan. Aunque también existen especies raras. Las medusas consisten en un 98% de agua, y una de las especies, Turritopsis Nutricula, es la única criatura inmortal en el planeta.

El tiburón duende

125 millones de años

Los ancestros de este tiburón existieron hace 125 millones de años. Mientras sus parientes más grandes se iban extinguiendo, el tiburón duende de 3 metros continuaba viviendo a 200 metros de profundidad cerca al fondo. Las mandíbulas largas de este tiburón se pueden desplazar hacia adelante libremente, tiene un color rosa peculiar debido a los vasos sanguíneos ubicados cerca de su piel. A pesar de su aspecto temible no representa ningún peligro para la gente y muy pocas veces se cruza con ellas.

Los tuátaras

200 millones de años

Los tuátaras son los reptiles más antiguos en la Tierra. Les ayudan a los científicos a estudiar la evolución de dos especies a la vez: tanto lagartos como serpientes. Los tuátaras tienen un tercer ojo: el ojo pariental que no se ve debajo de las escamas pero es sensible a la luz y al calor y responde por los biorritmos y la termorregulación. Los tuátaras viven en Nueva Zelanda y a menudo se instalan en la misma madriguera que los petreles. Durante todo el día mientras las aves obtienen la comida, los tuátaras descansan en la madriguera, y cuando las aves regresan, salen a cazar de noche.

Hyperoartia

360 millones de años

Estas criaturas en forma de un tubo no tienen mandíbulas: son parásitos que se les pegan a otros peces y se alimentan de sus entrañas. A pesar de su aspecto desagradable, las hyperoartias se comen, por eso algunas de sus especies se han vuelto muy escasas.

Las esponjas (los poríferos)

760 millones de años

Las esponjas no tienen cerebro o sistema nervioso, existen sin movimiento pegadas a una superficie dura en el fondo marino. Sin embargo, si alguien sobreviviría en un apocalipsis global, serían las esponjas. Hace poco fueron encontradas huellas de esponjas marinas en fósiles cuya edad se estima en 760 millones de años.

Triops

230 millones de años

Estos pequeños crustáceos simplemente han ignorado la evolución. Casi no han cambiado desde el período Triásico cuando en la Tierra aparecieron los primeros dinosaurios y solo había un continente: Pangea. Viven en fuentes de aguas dulces como charcos o canales. Dejan sus larvas (quistes) en caso de que el agua se seque, y se pueden resguardar durante años en el suelo esperando las condiciones favorables para que nazcan más crustáceos.

Imagen de portada eastnews
Basado en material de The Richest, nat-geo
--4-
20k