Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La ley de gravedad de los gatos y otras 14 cosas que tu minino oculta

--2-
18k

Si tienes un gato sabes que toda su vida está sujeta a unas reglas y leyes estrictas que tú le impones... ¡ajá! Es obvio que todo esto aplica quizá para los perros. Pero si tienes un gato, toda "tu vida" está sujeta a las reglas y leyes estrictas que él te impone. Y es mejor conocerlas con anticipación para no caer víctima de este minino peludo.

Genial.guru reunió para ti algunas reglas de vida que conocen todos los dueños de gatos así como cada gato que se respete a sí mismo.

La ley del magnetismo gatuno

Sólo las prendas de color contrastante atraen los tiernos pelos de tu gato. No importa de qué color sea tu minino, su pelaje siempre se va a adherir a tu ropa.

La ley del sueño gatuno

Todos los gatos deben dormir con los humanos siempre en la postura más cómoda para ellos y la más incómoda para sus dueños.

La ley del tapete arrugado

Ningún tapete puede permanecer en su posición habitual durante mucho tiempo.

La ley de la observación del refrigerador

Si tu gato observa el refrigerador durante un buen rato, alguien necesariamente se acercará y sacará de ahí algo sabroso. Para el minino, claro.

La ley de la resistencia gatuna

La resitencia gatuna es directamente proporcional al deseo del humano de obligarlo a hacer algo, ¡lo que sea!

La ley de la limpieza imposible

El deseo de ensuciarse aparece justo después del baño.

La ley del volumen de la leche

El gato puede beber cualquier cantidad de leche incluso si su volumen es mayor al volumen del gato.

La ley del gusto por los objetos costosos

El deseo del gato de rasguñar los muebles es directamente proporcional a su costo.

La ley de la inercia gatuna

El cuerpo gatuno permanecerá quieto hasta que cambie de parecer.

La ley de la expansión gatuna

El cuerpo gatuno se extiende proporcionalmente a la duración del sueño.

La ley del alcance gatuno

Con el paso del tiempo el gato alcanzará cualquier superficie donde haya un objeto que represente algún interés para él.

La ley de la mudanza

La probabilidad de que tu gato no se interese por las cajas vacías durante la mudanza es nula.

La ley del interés gatuno

El interés gatuno es directamente proporcional a los esfuerzos del humano gastados en eso.

La ley de gravedad gatuna

Con tan solo ver algún medicamento que le vayas a dar, el gato se carga de energía suficiente como para superar la gravedad e incluso teletransportarse.

La ley de la mirada gatuna

Con una mirada, tu gato puede provocar sentimiento de culpa en quien sea. Incluso si la culpa es del minino. O mejor... ¡Especialmente! cuando la culpa es del gato.

Sofia Kuznetsova para Genial.guru
--2-
18k