Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los 16 felinos más raros del mundo

1---
17k

En Genial.guru adoramos a estas criaturas majestuosas que embellecen nuestro planeta. Hoy queremos compartir contigo los gatos más raros del mundo. No los conocíamos, hasta hoy.

1. Gato patinegro

Esta es una de las razas felinas más pequeñas y se puede encontrar únicamente en el sur de África. Su peso rara vez supera los 2,5 kilos y su largo, cola incluida, alcanza los 50 centímetros. El comportamiento de estos gatos todavía está bajo investigación, aunque se sabe que prefieren vivir en montículos de termitas abandonados y madrigueras de puercoespines desocupadas.

2. Gato pescador

Solíamos pensar que los gatos odiaban el agua, pero este nos demuestra todo lo contario. Su rasgo más peculiar es una membrana especial entre sus dedos que les ayuda a nadar mejor. Son aproximadamente dos veces más grandes que el gato doméstico y son muy musculosos. Por lo general no son agresivos, pero seguramente pueden defenderse en caso de ser necesario.

3. Lince ibérico

El lince ibérico es una de las especies más raras y amenazadas de gatos salvajes del planeta. Solía habitar el territorio que ahora ocupan España y Portugal, pero por estos días su hábitat está limitado al Parque Nacional de Doñana. A pesar de su nombre, no es un pariente cercano del lince común y es dos veces más pequeño.

4. Yaguarundí

El yaguarundí es unos de los pocos felinos que llevan un estilo de vida diurno. Viven en México y Sudamérica, pero es difícil verlos en la naturaleza salvaje, debido a lo cual estos animalitos son poco estudiados. Los científicos ni siquiera saben cuánto viven en promedio. Solo se sabe que en cautiverio llegan a vivir 15 años.

5. Huiña o gato colorado

La huiña o gato colorado vive en la parte sureña de Sudamérica y pasa la mayor parte de su vida en los árboles, desde los que caza a sus presas. Los locales a veces les dicen vampiros, ya que las mordidas de estos felinos dejan marcas profundas.

6. Gato tigre

El vecino de la huiña, el gato tigre o tigrillo (conocido también con muchos otros nombres), también pasa la mayor parte de su vida arriba de los árboles. Estos gatos tienen una habilidad asombrosa: pueden saltar de una rama a otra y bajar de un árbol con la cabeza hacia abajo de la misma forma que las ardillas. Además, sus patas traseras son tan fuertes que pueden permanecer colgados con la cabeza hacia abajo durante mucho tiempo.

7. Gato herrumbroso

El gato herrumbroso es uno de los felinos más pequeños del mundo. Su peso no supera 1,5 kilos. Estos pequeños habitan en la India y Sri Lanka y su población no supera los diez mil ejemplares. Al mismo tiempo, si los gatos "isleños" viven en la jungla húmeda, los "continentales" habitan en áreas secas y abiertas. El maullido de estos gatos es parecido al del gato doméstico y son fáciles de domesticar.

8. Pantera nebulosa

Si el largo de un leopardo común, sin contar su cola, puede llegar a medir 190 centímetros, las panteras nebulosas no superan el metro. Se cree que este es el ancestro de todos los gatos grandes modernos. Por sus hábitos, se parecen mucho a los gatos domésticos. Las panteras nebulosas pasan la mayor parte del tiempo arriba de los árboles. Además, las hembras usan los huecos en los árboles como madrigueras.

9. Leopardo tigre

La copia en miniatura del jaguar, el gato leopardo, es una de las especies menos estudiadas entre los felinos. Poco se sabe acerca de su estilo de vida. Viven en Brasil, Argentina y varios países más y es muy difícil encontrarlos en su hábitat natural, porque su pelaje les permite ocultarse entre las hojas de los árboles.

10. El gato de las arenas

Además de Asia Central, el gato de las arenas habita también uno de los lugares más extremos del planeta: en el desierto de Sahara. Son unos de los felinos más pequeños, su largo no supera los 90 centímetros, siendo la cola la parte más larga de su cuerpo. Los gatos de las arenas pueden durar mucho tiempo sin agua, obteniéndola de su alimento.

11. Gato montés

A pesar de su aspecto diferente, el gato montés es el pariente más cercano del gato de las arenas. Su pelaje se podría confundir con el de un gato doméstico y no es de sorprender, porque hace diez mil años estos felinos salvajes se acercaron al humano y son los ancestros de los gatitos caseros. Sin embargo, hoy en día estos animales prefieren mantenerse alejados de los humanos.

12. Gato montés sudamericano o gato de Geoffroy

El tamaño del gato de Geoffroy, que vive en la parte sureña del continente sudamericano, es el mismo que el de un gato común. Además, podrían cruzarse sin problemas. Sin embargo, a diferencia de los gatos domésticos, el montés sudamericano sabe nadar y atrapar peces. Además, sabe almacenar sus alimentos entre las hojas de los árboles.

13. Gato de cabeza plana

Los gatos de cabeza plana viven en el sudeste de Asia y son tan raros que durante un tiempo se creyeron extintos. Los científicos desconocen el número exacto de su población. Es otro gato que adora el agua y se alimenta de todo tipo de fauna acuática. En la naturaleza salvaje estos gatos son poco estudiados, pero entre los que se mantienen en cautiverio fue notado un rasgo curioso: a veces, antes de comer su alimento, lo lavan en el agua, tal y como lo hacen los mapaches boreales.

14. Gato dorado asiático

El gato dorado asiático es un animal cauteloso y cuidadoso, por eso es difícil verlo en la naturaleza salvaje. Los científicos casi no saben nada acerca de esta especie: con ayuda de unos collares especiales se logró determinar que estos animales son activos de día y durante el crepúsculo. Para encontrar su comida, pueden caminar hasta 9 kilómetros al día. Son excelentes trepando árboles, pero prefieren cazar en la Tierra.

15. El colocolo

El colocolo o gato de los pajonales vive en Sudamérica y su tamaño es un poco más grande que el de un gato casero. De ser necesario, estos felinos erizan su pelaje de tal forma que parecen un poco más grandes, ahuyentando a los animales de mayor tamaño. Su color depende de su hábitat específico y varía de café grisáceo hasta gris amarillento.

16. Gato de Borneo

El gato de Borneo vive en Indonesia. Es una especie muy rara y poco estudiada. Es tan cauteloso y desconfiado que fue fotografiado por primera vez recién en 2002. El tamaño de este gato es casi el mismo que el de un gato común, pero su personalidad es bastante agresiva.

Bono: Burmilla

Muchos gatos tienen rasgos peculiares que les ayudan a sobrevivir o encontrar una pareja. Algunos se cruzan con los gatos domésticos, creando especies nuevas y únicas. Las personas han creado nuevas especies durante muchos años y algunas de ellas son verdaderas joyas.

Este gato en particular es el resultado de una cruza por accidente entre un gato Burmés y una chinchilla. Pero ¿acaso existen accidentes más bellos que este?

Imagen de portada Catza
1---
17k