Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Un elefante se reencuentra con su cuidador después de 32 años y su reacción es enternecedora

La memoria de los elefantes ha sido considerada prodigiosa; los recovecos de sus mentes esconden misterios que han intrigado a la ciencia. Recientemente, un hecho sorprendió a los trabajadores de un zoológico: un elefante y su cuidador se reencontraron tras 32 años de no verse y la reacción del animal fue verdaderamente enternecedora.

Genial.guru le encantan las historias que demuestran la estrecha unión que puede llegar a existir entre un ser humano y un animal, y quiere compartir las imágenes de este reencuentro contigo.

Toda historia de amor tiene un comienzo

Entre las décadas de 1970 y 1980, Peter Adamson se dedicó a cuidar de Kirsty, una elefanta asiática nacida en 1967, que habitaba en el zoológico de Calderpark, en Glasgow, Escocia. Allí, Adamson procuró el bienestar de Kirsty hasta que, en 1987, ella fue trasladada hacia otro sitio.

En constante movimiento

Kirsty viajó a Chester, al noroeste de Inglaterra, y allí mismo conoció a su compañera Judy, otra elefanta con quien vivió. Posteriormente, en 1994, ambas fueron transportadas hacia Dublín, donde permanecieron hasta el 2005, fecha en la que se decidió que serían llevadas al zoológico Neunkircher, ubicado en Saarland, Alemania, que funge como casa de retiro de elefantes.

Separados durante un tiempo

Adamson jamás se olvidó de Kirsty. Sus actuales cuidadores aseguran que es muy inteligente y que siempre se mantiene dispuesta a aprender. Estas características muy probablemente cautivaron a Peter, quien mediante una búsqueda en línea logró dar con el paradero de su antigua amiga y, gracias a unos amigos de él en Trier, agendó una visita al zoológico para volver a verla.

Un encuentro lleno de emociones

El reencuentro fue programado para esta primavera. Al llegar frente a ella, Adamson le habló tiernamente como lo hacía cuando la cuidaba y comenzó a acariciarla. Para su sorpresa, Kirsty lo reconoció y se portó sumamente cariñosa con él.

Abrazos de trompa

Ella, a su vez, le hacía saber lo feliz que se encontraba por verlo y lo abrazaba con su trompa. Peter le hacía los sonidos con los que la llamaba hace más de 30 años y confirmó el dicho que asegura que la memoria de los elefantes es infalible.

Cautivados por la reacción de Kirsty

Tanto el personal del zoológico como las personas que acompañaron a Adamson se mostraron sorprendidos ante la respuesta de Kirsty. ¿Quién podría imaginar que, tras tantos años de no verse, ella reconocería a quien alguna vez la cuidó con esmero?

El peculiar detalle de la trompa

Peter soplaba la trompa de Kirsty, lo cual fue lo más atinado que pudo hacer, ya que un estudio afirma que este órgano de los elefantes asiáticos tiene cualidades únicas sensoriales. Sin duda, Kirsty demostró que, a pesar de haber dejado atrás los años de juventud, el cariño que había entre ellos jamás se extinguió.

Uno de los momentos del reencuentro capturado en video:

¿Crees que pueda existir una conexión tan profunda entre un animal y una persona? Comparte tus comentarios.

Compartir este artículo