Un hombre crea figuras de vidrio con las cenizas de las mascotas para atesorar los mejores recuerdos

Perder a una mascota es una de las experiencias más dolorosas que alguien podría experimentar. Muchas veces nos gustaría regresar el tiempo para revivir algunos de los momentos que pasamos al lado de nuestros amigos de cuatro patas, aunque no sea posible hacerlo. Sin embargo, todos los recuerdos quedan grabados en nuestra memoria y se convierten en nuestro más grande motor. Pensando en ello, una empresa ubicada en Idaho, Estados Unidos, comenzó a crear piezas de vidrio con las cenizas de las mascotas, con la intención de ayudar a sus dueños a atesorar cada momento que pasaron juntos.

Cameron Davenport, el dueño de la empresa, le contó a Genial.guru los detalles de esta conmovedora iniciativa para compartirlos contigo. Sin duda, esta es una linda forma de recordar a las mascotas que ya no están de manera física y que siempre tendrán un lugar en el corazón de su familia.

Un momento triste que se transformó en una gran idea

Cuando Cameron empezó a crear objetos de vidrio, uno de sus más grandes amigos falleció. La madre de Johnny, su compañero, le entregó una cucharada con las cenizas de su hijo dentro de una caja, pero Cameron no estaba muy conforme con tenerlas de esa forma, así que comenzó a pensar en otra opción para conservarlas. Después de algún tiempo, creyó que sería bueno poner los restos de Johnny en una canica de vidrio.

Al darse cuenta de que funcionaba y que era algo que le parecía muy lindo, comenzó a hacer otras figuras para regalárselas a los familiares de su compañero y a algunos amigos que tenían en común. Entonces pensó en hacer objetos de vidrio especiales, con el objetivo de que otras personas pudieran guardar las cenizas de sus seres queridos de una manera diferente. Poco a poco, esa idea se convirtió en un proyecto importante y significativo para muchos: Davenport Memorial Glass.

Su gusto por el fuego comenzó cuando era pequeño, porque le parecía intrigante y hermoso. Una de las mejores maneras que encontró para usarlo, con un enfoque positivo, fue a través de la técnica de vidrio soplado. Para Cameron, tener la oportunidad de hacer figuras con un significado tan grande y darle un poco de alegría a otras personas es muy gratificante.

Pensando en las mascotas

Aunque todo inició gracias a su gusto por el fuego y a la pieza que hizo para honrar el recuerdo de su gran amigo, Cameron quiso enfocarse en las figuras hechas con cenizas de mascotas, debido a que considera que son los compañeros más fieles y geniales de las personas, pues siempre están para consolarte y esperan ansiosos a que llegues a casa para poder estar contigo. Además de eso, el vínculo que se crea con un animal es una de las cosas más puras y especiales que hay en la vida.

“Mis mascotas significan mucho para mí. Aunque nunca pensé dedicarme a esto a tiempo completo, hacer este trabajo es un sueño hecho realidad. De verdad amo lo que hago y me encanta ver que tiene un impacto tan positivo en las personas”, comentó. Cameron sabe que, al igual que él, existe gente que adora a sus animales, y poder darle algo especial con lo cual recordar a sus amigos peludos es algo que lo llena de satisfacción.

Por ello, no deja de hacer figuras para aquellos que acaban de perder a un gran amigo de cuatro patas, porque llevar contigo un pedacito de tu mascota es una linda manera de recordar los mejores momentos que compartieron juntos. “No puedo evitar querer ser parte de esto. Hacer estos memoriales me ha dado más satisfacción que cualquier cosa que haya hecho con vidrio”, compartió.

La producción de las piezas

Cada pieza es artesanal y, para elaborarla, Cameron necesita solo una cucharadita de las cenizas. Cuando estas llegan, él llama a cada cliente para revisar el pedido y comienza a trabajar. Casi todas las piezas están listas en una hora, pero, en figuras complejas como las patitas, puede tardarse algunas horas más.

Normalmente le gusta usar colores transparentes para que las cenizas sean visibles, y aplica las técnicas que ha ido aprendiendo y creando a través de los años. “Hay una ciencia en mezclar cenizas con vidrio y conseguir que la pieza no tenga grietas. El truco es hacerlo lentamente y mantenerlo muy caliente mientras se trabaja con él. Tomo una cucharadita de cenizas y enrollo vidrio fundido en ellas para, posteriormente, darle la forma deseada”, dijo.

Cómo hacer un pedido

Si alguien está interesado en una figura, puede ingresar en la página oficial y leer las indicaciones para enviar las cenizas de su mascota dentro de un empaque especial a Davenport Memorial Glass. Es importante enviar solo la cantidad que solicita Cameron para hacer la figura, con el objetivo de agilizar el proceso y evitar cargos adicionales. Por lo regular, los pedidos tardan de 4 a 6 semanas en completarse. Después de eso y, gracias al trabajo de este artista, es posible tener una pieza llena de significado y recuerdos.

“Espero que, en un futuro, pueda ofrecer piezas más elaboradas y personalizadas. Tener una empresa y ser el único trabajando es algo complicado y tiene sus desafíos, pero estoy emocionado porque un aprendiz se unirá a este proyecto. Por otro lado, estoy planeando cosas interesantes, y espero tener la oportunidad de dar clases para que la gente vea lo que hago”, agregó.

¿Qué opinas de esta iniciativa? ¿Cómo honras el recuerdo de las mascotas que ya no están contigo? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo