Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Curiosidades de Portugal que descubrí al vivir 3 años en ese país

¡Hola a todos! Me llamo Julia y llevo cuatro años viviendo en la ciudad de mis sueños: Lisboa. No son palabras vacías, ya que, según los World Travel Awards, Portugal está reconocido como el mejor destino turístico, y Lisboa como la mejor ciudad para viajar.

No paro de descubrir cosas nuevas, extraordinarias costumbres y el estilo de vida de los habitantes locales. Especialmente para Genial.guru, contaré cómo es la vida de los portugueses comunes y corrientes.

1. Los portugueses suelen besarse al encontrarse y despedirse

Es difícil considerar a los portugueses como personas abiertas y emocionales: son muy amables, pero por lo general son abiertos solo con sus amigos y parientes. Además, aquí se permite algo poco habitual en muchos otros países: al saludarse y despedirse con personas conocidas, frecuentemente se besan ambas mejillas, tanto hombres como mujeres. Ahora imagina que has llegado al cumpleaños de un familiar, en donde se ha reunido una familia de 30 personas y necesitas besar a todos. ¡Así son las costumbres!

La verdad es que, en la esfera laboral, tales saludos no son aceptables y todo se limita a un apretón de manos.

2. Aquí te pueden multar si no cedes tu asiento en el transporte público

Además de la multa por viajar sin pagar boleto que se aplica en muchos países del mundo, en Portugal existe otra sanción bastante curiosa. Está prevista para aquellas personas que ocupan lugares prioritarios en el transporte público y no lo ceden a personas con discapacidad, ancianos, mujeres embarazadas y también a personas con niños pequeños. La cuantía de la multa varía entre 50 y 1000 euros. De esta manera tan fácil, las autoridades del país decidieron educar a sus ciudadanos.

3. Portugal tiene su propia Venecia

Pocas personas saben que Portugal tiene su propia pequeña Venecia: la ciudad de Aveiro. A través de la ciudad pasan canales por los cuales navegan barcos llamados moliceiros que de acuerdo con su forma, parecen góndolas, y por las costas de los canales se ubican simpáticas casas. Desde Lisboa a esta ciudad se puede llegar aproximadamente en tres horas. Por cierto, la belleza de esta ciudad no solo se limita a sus canales; si vas a visitarla, entonces tienes que ir a la playa Costa Nova que tiene hermosas casas.

4. El idioma portugués es otro tipo de arte

El idioma portugués es increíblemente melódico y hermoso, pero algunas cosas pueden parecer un poco raras. Por ejemplo, algunos nombres de marcas famosas pronunciadas por un portugués suenan de una manera totalmente diferente: H&M, COS, Mercedes, Honda, Toyota Yaris aquí se pronuncian: Hagá-eme, Cosh, Mercedesh, Onda, Toyota Yarish.

No te asustes, si alguien te dice que eres un giro. ¡Giro significa genial! Si de pronto un portugués te propone elegir anel, significa que sus intenciones son más serias: te propone elegir anillos de matrimonio. Los niños pequeños frecuentemente escuchan que son fofinhos: “dulcesitos”.

5. El fútbol es prácticamente la segunda religión

“¿A qué equipo le vas?”, es una de las primeras preguntas que hacen los portugueses. Si existe un sueño americano, entonces Portugal también tiene el suyo y se trata de niños normales que se convirtieron en niños talentosos y héroes nacionales. Un ejemplo perfecto, por supuesto, es el futbolista portugués Cristiano Ronaldo, quien se convirtió en uno de los jugadores de fútbol más exitosos en toda la historia.

Para algunas personas, el fútbol es simplemente un juego, pero aquí es casi una religión. Cada vez confirmo esto al ver a los niños y adolescentes tratando de patear el balón ante cualquier oportunidad: en las vías del tranvía, en la playa y en el parque. En las tiendas deportivas venden uniformes para recién nacidos, a veces se puede encontrar ropa para perros con los colores de los equipos de fútbol. Normalmente, la familia completa va a los partidos de fútbol y es genial que los miembros de la familia apoyen al mismo equipo, de lo contrario, surgen desacuerdos.

Cada fanático tiene sus propias tradiciones y los futbolistas también. Por ejemplo, el famoso capitán de la selección portuguesa es la primera persona que se baja del avión y la última cuando el equipo viaja en autobús. Además, Cristiano Ronaldo cambia algo de su peinado durante el descanso. En Portugal, el corte de cabello más popular entre los hombres es al estilo del popular futbolista, algo bastante obvio.

6. Aquí saben adornar las casas y fachadas

Portugal es famoso a nivel mundial por sus hermosas fachadas de casas que están decoradas con azulejos hechos a mano. Aquí, tiene el mismo nombre, “azulejo”, pero se pronuncia de diferente manera [azuˈleʒu] y básicamente es parte de la cultura portuguesa. Simplemente imagina que hay un museo en el cual se exponen impresionantes tipos de azulejo.

Pero el azulejo con una bonita grabación no es todo con lo que te pueden sorprender las casas en Portugal. Una multitud de casas y fachadas son adornadas con grafiti, el cual no se considera vandalismo, sino un verdadero arte. Anualmente, en ese país se llevan a cabo muchos festivales de grafiti y los pintores callejeros profesionales se han convertido en verdaderas celebridades: muchos de ellos son de Portugal, crean obras por todo el mundo y no solo son conocidos en su país.

Parece que ambas orientaciones de arte son distintas, pero las dos son hermosas y asombrosas.

7. En Lisboa hay escaleras mecánicas directamente en las calles

Lisboa es una ciudad bastante montañosa. Muchas personas la visitan para viajar en sus llamativos y famosos tranvías y teleférico. Pero, además de estos, en la ciudad hay varios medios para moverse.

En el siglo XIX, los portugueses pensaron en cómo moverse por la ciudad de forma más cómoda y accesible. Así aparecieron los teleféricos, y al principio del siglo XX, los elevadores. Incluso uno de ellos existe hasta hoy en día en Santa Justa.

Durante todo el siglo pasado se construyeron líneas de tranvías, después metro y, ahora, en la ciudad apareció una... escalera mecánica. Por cierto, esto solo es el inicio; en realidad, el proyecto es de gran envergadura e incluye la construcción de varios elevadores y escaleras mecánicas.

8. En Portugal se pueden ver las olas más bonitas

Aquí hay un lugar impresionante que te pone la piel de gallina. Tienes que visitar Nazaré si quieres ver gigantes olas y sentir todo el poder del océano.

Anualmente, aquí acuden los surfistas más atrevidos de todo el mundo. Conquistar las olas en Nazaré es igual que escalar el Monte Everest. Enormes olas y pequeñas personas valientes que pueden conseguir hasta 100 000 USD por conquistar una de ellas. Estas impresionantes olas se pueden ver de noviembre a marzo: la altitud de olas en este periodo puede alcanzar los 30 metros, pero normalmente varía de 10 a 15 metros. Sin embargo, es suficiente para obtener impresiones inolvidables.

9. No en todos los lugares se pueden realizar pagos sin contacto​

Una día, mi amiga y yo queríamos pagar nuestro pedido con ayuda de Apple Pay. No conseguimos continuar nuestro diálogo cuando el mesero llegó con un pedazo de pay de manzana. Nos reímos demasiado, ya que tuvimos que explicarle que no queríamos un pay, sino pagar con ayuda del teléfono (PayPass). El mesero también se rio, pero al fruncir el ceño, nos dijo que no tenían disponible esa opción.

Por supuesto, el progreso no ha pasado de largo en Portugal, en muchos lugares y establecimientos puedes pagar con tarjeta sin contacto, pero a veces incluso los empleados de las tiendas y cafeterías no conocen esta posibilidad. Así que podrás intentarlo, pero no te ilusiones tanto, porque te van a ver como si fueras un extraterrestre. Por lo tanto, al viajar por Portugal, no olvides tener en tu cartera billetes pequeños y monedas para pagar el pasaje en el metro o en el estacionamiento.

10. Un poco sobre los estereotipos

Por cierto, existe una multitud de estereotipos sobre Portugal y la mayoría de ellos son mentira. Quiero desmentir algunos de ellos.

  • En Portugal existe la siesta. Aunque Portugal es un país del sur, en época de verano, aquí frecuentemente hace mucho calor pero no hay ningún tipo de siesta. La hora de la comida dura aproximadamente una hora, como en la mayoría de los países.
  • En Portugal solo comen mariscos. Tampoco es verdad: los platillos de mariscos se pueden encontrar en cafeterías, en restaurantes y también son preparados en casa, pero también preparan una carne de res muy rica (especialmente en el norte del país y en Las Azores), carne de conejo y puerco.
  • Los portugueses frecuentemente toman vino de Oporto. Aunque se produce en Portugal, entre los habitantes locales no es tan popular y en los restaurantes comenzaron a ofrecerlo hasta hace poco tiempo. Aquí, la viticultura está desarrollada y los vinos portugueses se venden por todo el mundo.
  • No nadan en el océano porque el agua es helada. No es verdad. Aunque es verdad que el agua del océano tarda más tiempo en calentarse en comparación con el mar Mediterráneo, a mediados de verano, alcanza una temperatura bastante agradable para nadar: entre 18 y 24 grados. Si tomamos en cuenta el sofocante verano, entonces tal temperatura es adecuada para darse un chapuzón.

¿Has estado en Portugal? ¿Cuál fue parte favorita? Si tu respuesta es no, ¿te gustaría visitar este país?

Imagen de portada hm.com