Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Lagos espectaculares donde solo podrías bañarte una vez en la vida... porque te matarían

El agua transparente, un aire ligero, todo parece tan tranquilo. ¿Pero qué tal si miras bien las aguas donde piensas entrar?

En Genial.guru investigamos algunos de los lagos más bonitos y misteriosos del mundo y queremos compartir los resultados contigo.

#10. Lago con monstruo: Brosno (Rusia, Tver)

Los habitantes locales muchas veces ven en el agua a un lagarto viejo. Los científicos intentaron ayudarlos a encontrar ese monstruo misterioso, pero sin éxito alguno. ¿Qué es lo que sucede ahí? Los proceso de descomposición en el fondo del lago provocan la formación de burbujas con dióxido de carbono. Estas burbujas fácilmente pueden volcar un bote pequeño. Y esto se puede confundir con un ataque de algún monstruo.

#9. Lago Hillier (Australia)

¿Puedes creer en tus ojos? El color rosa, los bosques de eucalipto y nada de monstruos espantosos. ¿Acaso no es algo fascinante?

La ciencia explica que el color rosa proviene de un alga llamada Dunaliella salina.

#8. Lago ácido Kawah Ijen (Indonesia)

Conoce el lago más ácido del mundo. Es famoso por su hermoso color turquesa, la temperatura de 200 °C en el fondo, los gases mortales de metano y, además, la iluminación misteriosa por la noche. Sin embargo, a pesar de esto, los locales logran recolectar azufre en sus costas sin ponerse máscaras protectoras.

#7. Lago súbito: Gafsa (Túnez)

Lo más extraño de este lago es que apareció de la nada en medio de un desierto árido. Los científicos suponen que surgió debido a la actividad sísmica. Sin embargo, hasta ahora no se sabe cómo esta aparición sucedió tan rápido.

#6. Lago hirviente de República Dominicana

¡Este lago literalmente hierve! La temperatura del agua es de 92°C. Está categóricamente prohibido nadar en él si no quieres rostizarte. Desde el punto de vista científico, todo tiene una explicación sencilla: el lago se encuentra en el cráter de un volcán y se calienta todo el tiempo.

#5. Lago asesino Nyos (Camerún)

Es un lago que mató a 1746 personas. El 21 de agosto de 1985, en los territorios cercanos a Nyos apareció una nube de un gas sofocante que mató a todos los seres vivos alrededor. Según los científicos, fue por culpa de un volcán que se encuentra en el lago: el agua se estaba llenando del dióxido de carbono que se levantaba hacia la superficie y se difundía como una nube alrededor.

#4. Sorpresa en el fondo: lago Míchigan (EE.UU.)

A primera vista, este lago se ve encantador y atractivo. Un color de agua agradable, ningunos monstruos ni cosas terribles. Sin embargo, el peligro está en el agua, en las corrientes fuertes que surgen de la nada y llevan a la gente lejos de la costa. Y en otoño se pueden observar oleajes tan fuertes como los de un océano.

#3. Roopkund, o el Lago de los esqueletos (Himalayas)

Los restos de las 200 personas que murieron de una forma extraña duraron en el fondo de este lago casi 11 siglos hasta que fueran encontrados por las tropas británicas en 1942. Pero ¿qué les paso a esas 200 personas a la vez? La respuesta resultó ser sencilla: las mató un granizo mortal, con piedras de 7 cm de diámetro.

#2. Lago explosivo Kivu (entre la República Democrática de Congo y Ruanda)

Kivu es uno de los lagos más peligrosos en el planeta. Cualquier actividad volcánica o incluso un terremoto ligero... ¡y el lago literalmente explota! Matando también a 2 millones de personas que viven cerca. El alto peligro de explosión se explica con dióxido de carbono y una enorme cantidad de metano en el agua.

#1. El lago Natron (Tanzania) convierte en piedra todo lo vivo

Y, por último, el lago más tenebroso del mundo: el lago Natron. Es de color rojo, pero este no es su único rasgo peculiar. El lago convierte todo lo vivo en estatuas: víctimas momificadas en las costas, que quedaron para siempre en las posturas más naturales. La ciencia lo explica todo: el hidrógeno y los álcalis contribuyen a la liberación de la sal y la cal, lo que impide que los organismos se descompongan.

Imagen de portada Wikimedia