Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Películas basadas en hechos reales que no son más que una mentira

En el contexto de la competencia agresiva, los estudios cinematográficos están listos para calentar el interés de los espectadores de todas las formas posibles. Incluyendo decir que los guiones ficticios están basados en "historias reales". Pero, como dicen “sin sangre, no hay culpa".

En Genial.guru decidimos verificar la sinceridad de los directores. Hicimos una lista de películas que prometían una historia real pero de hecho resultaron ser ficción.

"El proyecto de la bruja de Blair", Daniel Myrick y Eduardo Sánchez (1999)

En la búsqueda del rating, Myrick y Sánchez idearon una leyenda urbana. "Enterraron" a todos los actores, "desenterraron" las cintas e hicieron el montaje de la película. Luego combinaron carteles de la película con anuncios sobre la búsqueda de los actores. Además, lanzaron un sitio web donde publicaron informes policiales y entrevistas al estilo de los noticieros. Como resultado, la película se volvió viral en la realidad y en Internet.

"La Tormenta perfecta", Wolfgang Petersen (2000)

La película se presenta al espectador como una catástrofe biográfica, basada en la monografía homónima de Sebastian Junger. Las historias que parecen reales con buenos actores hacen que uno desee creerlas. Pero los hechos dicen que la historia termina en el momento en que un grupo de pescadores se va al mar. Después de eso nadie más los vio. Todo el resto es una mezcla de los pensamientos del autor con la imaginación del director.

"The Strangers", Bryan Bertino (2008)

El eslogan de la película decía: "Inspirado en hechos reales", pero de hecho resultó que la historia era completamente ficticia. En su defensa, el director recordó los hechos del manipulador sediento de sangre Charles Manson y una historia de la infancia sobre tres jóvenes que robaban las casas en su cuadra. Pero la campaña de publicidad dio sus frutos. La película rentabilizó su presupuesto casi 9 veces.

"This is Spinal Tap", Rob Reiner (1984)

Esta historia real fue mucho más allá de las cámaras. Un falso documental sobre una banda de rock ficticia, cuyo éxito está en decadencia sorprendió a los espectadores que no tenían idea de ningún “Spinal Tap”. Pero después de un tiempo a los británicos les gustó la película y ellos empezaron a escuchar las canciones de la banda de rock de ficción. La película se convirtió en un culto y la banda “Spinal Tap” es reconocida a escala global.

"La masacre de Texas", Tobe Hooper (1974)

El director de esta película fue más allá. Además de la trama ficticia también designó fechas específicas para los hechos "reales". Hooper afirmó que la película se basaba en la historia de Ed Gein, pero el parecido con el maníaco real es insignificante. Vamos a celebrar que esta película cruel es solo un producto de la imaginación.

"Fargo", los hermanos Coen (1996)

Al principio de la película los hermanos Coen advierten que la trama se basó en hechos reales en el estado de Minnesota y los nombres de los personajes están cambiados para proteger a las personas reales. Este hecho por supuesto intrigó a los espectadores. Más tarde, los directores admitieron que tal historia podría haber sucedido en realidad pero aún no se habían enterado.

"Posesión satánica", Ole Bornedal (2012)

Existen tales cajas dybbuk, es verdad. Pero el guion de la película que cuenta sobre una familia que compró una caja con un espíritu malvado adentro es ficticio. Una caja vintage alrededor de la cual giraba toda la historia es realmente algo interesante. Uno por uno, sus dueños contaron historias extrañas y trataron de deshacerse de ella desde el primer día. Como resultado, la caja nefasta llegó al set.

"Contactos de cuarto tipo", Olatunde Osunsanmi (2009)

Otro thriller pseudo-documental en el que todos creyeron. La película declara con firmeza que la desaparición de los habitantes de Nome es obra de los hombres verdes. Está repleta de "imágenes de archivo" y unas pseudo entrevistas. Esta historia convenció tanto a los habitantes de la ciudad, que en la realidad el alcalde mismo tuvo que asegurar a la gente que la trama era ficticia.

"Good morning, Vietnam", Barry Levinson (1987)

El drama sobre un carismático locutor de radio, como se vio después, tiene algo real. De hecho, el personaje está inspirádo en el DJ Adrian Cronauer, pero el está cambiado más allá del reconocimiento, tanto como muchos hechos de la historia. Como el ex locutor de radio comentó posteriormente: "Esta historia no tiene nada que ver con la realidad, fue inventada para entretener".

"Asesinos de élite", Gary McKendry (2011)

La película de accion británica-australiana está basada en la novela "Los hombres de plumas" de Ranulph Fiennes, quien a su vez asegura que todo lo que describe ocurrió en realidad. El libro por cierto fue demasiado cuestionable, porque no creyeron en todos los "hechos" publicados en él. Fue esta reacción la que el autor buscó, decorando la portada del libro con una pregunta: "¿Realidad o ficción?". Pero luego admitió que todo el proyecto era una ficción.

Imagen de portada Haxan Films
Compartir este artículo