Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Motivos por los que el español podría destronar al inglés y quedarse con el puesto de idioma universal

El inglés es, hoy en día, el idioma universal. Aprenderlo es fundamental. Necesitamos expresarnos en esta lengua para conseguir mejores puestos laborales, para hacernos entender cuando viajamos, para leer textos científicos y de tecnología. Es el idioma compartido en el que debemos saber expresarnos si no queremos quedar afuera. Pero, ¿a qué se debe esta elección? ¿Hay razones concretas que lo postulan como el primer candidato o estos motivos son, más bien, culturales?

Genial.guru decidió investigar este tema y encontró en el español a un competidor más que sustancial para pelear el primer puesto. Aquí van las razones. Al final, te preparamos un bono con algunos detalles que hacen a este idioma muy diferente del resto.

1. Es un idioma fácil de aprender

En comparación con otras lenguas europeas, el español casi respeta la regularidad del principio fonético, según el cual para cada letra hay un solo fonema y para cada fonema una sola letra. Aunque en este idioma existan excepciones (el fonema “i”, por ejemplo, puede representarse de dos formas distintas, “y” e “i”; y el fonema “k”, de tres: “c”, “k” y “qu” -y hay más ejemplos-), esto no impide afirmar que, en general, su pronunciación es fonética. Para decirlo más fácil, excepto algunas palabras (como por ejemplo “guionista”), este idioma se lee como se escribe. Esto implica que la pronunciación del español sea mucho más fácil por ejemplo que la del inglés: mientras que el primero tiene 5 fonemas que corresponden a las 5 vocales (a, e, i, o, u); los fonemas de las vocales en inglés pueden llegar a ser entre 14 y 21, según el dialecto. Por otra parte, su gramática es flexible. ¿Que significa? Que cada término no tiene un orden fijo en la estructura de la frase, sino que puede moverse dentro de ella respondiendo a fines expresivos, estilísticos o rítmicos, sin que esto altere de algún modo su comprensión. La oración se entiende igual, más allá del orden en que el hablante haya elegido ubicar a algunos de sus constituyentes.

Además un hablante inglés, por ejemplo, no deberá aprender un nuevo alfabeto para comprender el español. Al igual que ocurre con nuestra lengua, muchas palabras del inglés derivan del latín, esto quiere decir que algunos términos son similares. Nos referimos por ejemplo a “actor”, “admirable”, “álbum” y varias más.

2. Es el segundo idioma más hablado en el mundo

El español es la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes. Viene inmediatamente después del chino mandarín y le gana por un puesto al inglés. Es la lengua más hablada de las lenguas romances. Además de ser usada en España, es el idioma oficial de todos los países de América del Sur (con excepción de Brasil, Guyana y Surinam, el idioma oficial de este último es el neerlandés), y de los siete países de América Central. También de México, Cuba, de República Dominicana y Puerto Rico. En cada uno de los continentes del mundo hay países donde sus habitantes hablan español. Es hablado en partes de Marruecos e incluso es el idioma oficial de un país de África: Guinea Ecuatorial, que tiene tres idiomas oficiales, en primer lugar el español, en el segundo el francés y en el tercero el portugués.

Algunos datos más:

  • Es la lengua materna de más de 480 millones de personas
  • Tiene el estatus de lengua oficial en 19 países de América, además de España y Guinea Ecuatorial; y tiene también cierto grado de oficialidad en Filipinas y en la República Árabe Saharaui.

  • En Estados Unidos, es usado ampliamente en estados como Texas, Nuevo México, Arizona y California.

3. Quien sabe español puede aprender fácilmente muchos otros idiomas

El español pertenece al conjunto de las lenguas romances (derivadas del latín) utilizadas por más de mil millones de personas en todo el mundo. Los hablantes de las lenguas latinas (portugués, francés, italiano, catalán, gallego, rumano, etc.) tienen facilidad para entenderse entre sí sin un aprendizaje previo. Esto se debe a que sus lenguas tienen en común, no solo la estructura, sino también buena parte del léxico. ¿Qué quiere decir esto? Si todos los seres humanos habláramos español, podríamos aprender en pocas semanas varios otros idiomas latinos, como francés, italiano y portugués.Como consecuencia, podríamos movernos y comunicarnos fluidamente en todos los sitios donde se hablan estos idiomas: Brasil, Francia, Italia, Portugal, España, el Caribe y el resto de Sudamérica.

4. Es el idioma más positivo

Un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Vermont determinó que algunos lenguajes son más alegres y positivos que otros. La investigación registró las 100 000 palabras que se utilizan con más frecuencia en español, francés, alemán, inglés, portugués brasileño, coreano, chino, ruso, indonesio y árabe. Los resultados dicen que el español estaría en el primer lugar y el chino sería el menos positivo. Más allá de la preeminencia del español en este sentido, la investigación también reveló que todas las lenguas se inclinan por las palabras positivas, que en todos los casos estas se aprenden con mayor facilidad y son utilizadas con más frecuencia.

5. Es el tercer idioma más popular entre los internautas

El Instituto Cervantes, en su Anuario 2019 informa que el español ocupa el tercer puesto en internet —después del inglés y del chino mandarín—, el 8,1% de la comunicación en internet se produce en español. Según este anuario, de los 580 millones usuarios de la red social Linkedin, 55 millones utilizan en mayor o menor medida el español. La mayoría de ellos (43 millones), en Centroamérica y Sudamérica.

Y aquí van más datos que revelan el vertiginoso avance virtual de nuestro idioma:

  • Entre los años 2000 y 2016, el uso del español en la red creció más del 1 400%.

  • Es la segunda lengua más utilizada en Facebook, Wikipedia y Twitter

  • México se encuentra entre los 10 países con mayor número de usuarios de internet.

6. Está de moda

También en los últimos años se ha hecho evidente el creciente interés de los habitantes de países nórdicos y de Europa del Este por aprender el español como segunda lengua. Este interés se registra también en Japón, Estados Unidos y Canadá, y hasta en continentes donde el español ha llegado poco, como Oceanía, África y Asia. Esta moda se traduce, por ejemplo, en la creciente demanda de profesores de español. Actualmente, hay alrededor de 21 millones de personas en el mundo estudiando nuestro idioma.

El prestigio creciente que está teniendo esta lengua, que incluso en este aspecto le está quitando el puesto al francés, no se nota solo en la cantidad de personas que la hablan, también se refleja en la creciente cantidad de textos y medios de comunicación que se expresan en este idioma. Como consecuencia, el español comienza a tener un brillo especial para todos aquellos que no lo tienen como lengua materna.

Lo cierto es que, quizás como ocurre con el tango, que hoy día se baila y aprende hasta en Japón, las academias de enseñanza de español han trascendido las fronteras y hay muchas de ellas no solo en los países de habla española, sino también en China, Estados Unidos y Brasil.

7. Tiene un futuro prometedor en el mundo de los negocios

Se estima que, para el 2030, el español desplazará al inglés y se convertirá en la lengua hablada en el mundo de los negocios, después del chino mandarín. La escritura del español es similar a la de otros idiomas, por lo que a quienes se manejen en este mercado les resultaría muy fácil entenderse si aprendieran esta lengua. Las relaciones comerciales entre países donde se habla español está creciendo, cada vez son más los acuerdos y tratados comerciales que allí se firman.

Para el 2060, EE.UU. será el segundo país en número de hablantes de español después de México. El 28,6% de su población será hispana. Con este dato no queda mucho por decir acerca de la importancia que adquiriría el español en el ámbito de las empresas y los negocios, donde, al parecer, escalaría hasta la cima de los ganadores.

Todavía más datos:

  • Según Forbes, la economía de los hispanos estadounidenses sería el equivalente a la 16ª economía más grande del mundo. Con 1.3 trillones de dólares de poder adquisitivo. Esto valoriza a los hablantes del español ante el mundo de las empresas.

  • Según el Consejo Británico, el español es el segundo idioma elegido para aprender por los ciudadanos de Inglaterra.

8. La producción científica en idioma español es cada vez mayor

Desde 2003 hasta 2011, la producción científica en Latinoamérica ha registrado un crecimiento del 128 %. El 75 % de estos documentos corresponden a las áreas de ciencias médicas, humanidades, arte y ciencias sociales. Esto significa que es necesario aprender español para poder comprender lo que se escribe en estas páginas y que el inglés u otras lenguas estarían perdiendo su monopolio en este plano.

En el conjunto de la población hispanohablante más allá de Latinoamérica, la producción científica viene creciendo de manera sostenida desde 1996.

Más datos científicos (y muy reveladores):

  • El país principal productor de literatura científica es España, y, bastante más lejos, le sigue México.

  • En 2015, España y Argentina se encontraban entre los 15 principales productores de libros del mundo.

  • España es el tercer país exportador de libros.

  • El español es la tercera lengua en la que más revistas científicas se publican, luego del francés y del inglés.

9. Es un idioma diplomático

El español es una de las lenguas oficiales de la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos, la Organización de las Naciones Unidas, la Unión de Naciones Suramericanas, la Organización Mundial del Comercio y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por este motivo, podemos considerarlo uno de los idiomas de la diplomacia.

Un poco de historia

Hasta mediados del siglo XX, el francés era el idioma elegido de la diplomacia. A partir de allí, fue el inglés la lengua que puso palabras a la relación entre los Estados. Más adelante, a fines de la Segunda Guerra Mundial, con el avance del multilingüismo en las relaciones de comercio entre países, la Carta de las Naciones Unidas distingue cinco idiomas en los cuales puede estar escrito un texto destinado a estos fines: inglés, francés, español, ruso y chino. Actualmente, el español pertenece a uno de los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas, junto con el árabe, el chino, el francés, el inglés y el ruso. Estos forman parte de la lengua materna o la segunda lengua de 2.800 millones de personas, lo que implica casi la mitad de la población mundial y, a su vez, son la lengua oficial de más de la mitad de los Estados del mundo.

10. En muchos de los países donde se habla español hay verdaderas joyas turísticas

México, Argentina, Brasil, Panamá, Costa Rica, Chile, República Dominicana son algunos de los países de habla hispana donde hay centros turísticos visitados día a día por cientos de personas. Hablar la lengua del lugar que se visita siempre es una buena opción. Poder comunicarse con los habitantes del lugar ayuda a pasarla mejor: es más fácil encontrar el sitio al que queremos ir, formular la pregunta exacta que nos abra la llave para ir a los mejores restaurantes, las playas más lindas, los espacios más seguros. Lo mismo comprar, pedir precios y evitar los abusos en los que cualquiera que desconozca la lengua del lugar en el que está pasando unos meses o tan solo unos días puede padecer. Manejar un idioma permite sin duda tener el control de muchas situaciones.

Bono: algunas curiosidades que hacen del español un idioma único

Para no ponernos tan serios, aquí van algunas curiosidades que le dan a nuestro idioma un toque de distinción:

  • Tiene una letra muda que, sin embargo, se resiste a desaparecer.

  • Es el único idioma que utiliza signos de interrogación y exclamación dobles.

  • Para saludar, se usa el plural (“buenos días”) y no el singular, como en las demás lenguas (“good morning”).

  • El idioma tiene alrededor de una 300 000 palabras o conceptos diferentes. Sin embargo, la RAE solo registra 88 000.

  • Desde 1994, las letras ch y ll fueron excluidas del alfabeto, aunque más de uno siga mencionándolas cuando le toca recitarlo.

¿Piensas que el español está en condiciones de pelear el primer puesto con el inglés o crees que todavía le faltan requisitos? ¿Conoces alguna otra razón que todavía no mencionamos aquí? ¡Compártela con nosotros!