Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Simpáticas ideas para quienes sueñan con tener un mini huerto en la cocina

¿Quién no sueña con consumir cada día alimentos frescos y saludables recién recogidos? Para esto no necesariamente debes tener un rancho o un huerto grande, puedes hacer uno de tamaño "mini" justo en tu cocina.

Genial.guru reunió 10 simples consejos para quienes quieren empezar a cultivar plantas en su casa.

Mini invernadero

Después de que hayas comprado semillas, tierra y las macetas necesarias, es hora de elegir dónde las pondrías. Una solución excelente sería ubicarlas en un invernadero pequeño. Así las semillas germinarán más rápidamente y las plantas estarán protegidas de niños o mascotas.

Macetas para las hierbas aromáticas

La manera más fácil y económica para sembrar tus futuros cultivos aromáticos será una simple maceta o un contenedor de plástico reciclado. Además, esta composición se convertirá en un excelente adorno para cualquier cocina.

Cultivos en la escalera

Una opción original sería ubicar tu huerto casero en una escalera decorativa. Se convertirá en un acento interesante de tu interior y te permitirá ubicar todas tus plantas en un solo lugar.

Repisa en el alféizar

Incluso si tienes un alféizar muy pequeño, no es un motivo para no tener un mini huerto. Para estos casos puedes hacer una repisa angosta y poner las plantas en varios niveles. Bonito y práctico.

Invernadero en el balcón

Para los jardineros más avanzados que sueñan con cultivar no solo hierbas aromáticas sino también frutas y verduras en casa, una solución excelente sería poner un invernadero en el balcón. Aquí todas las plantas podrán crecer en condiciones climáticas agradables.

Macetas colgantes

Para ahorrar espacio, puedes ubicar tus plantas en construcciones para colgar. En muchas tiendas de muebles puedes conseguir barras con ganchos en los cuales podrás colgar fácilmente tus macetas con cultivos.

Sé creativo

Eligiendo un lugar para tu mini huerto, no temas ser original. Usa frascos y latas viejas, envases de plástico y contenedores para alimentos. Estas soluciones harán tu cocina aún más bonita y realmente única.

Algunos consejos

  • Puedes sembrar en tu huerto casero cebolla, lechuga, perejil, cilantro, albahaca, menta y romero. Los jardineros más experimentados pueden probar cultivar incluso tomates y pepinos.
  • La solución más sencilla para la tierra sería comprar una tierra preparada universal que se vende en cualquier supermercado, vivero o tienda de objetos para hogar.
  • Después de que hayas sembrado las semillas, no olvides etiquetar cada maceta con tus futuros cultivos. En primer lugar, puedes olvidar en qué maceta sembraste qué cosa, en segundo lugar, será más interesante observar cómo van creciendo.
  • La jardinería requiere bastante esfuerzo y paciencia. Después de sembrar las semillas, estudia qué cuidados necesita cada planta. No olvides regar tus cultivos. Si lo hiciste bien, en 3-4 semanas tú y tu familia puede esperar la primera cosecha de hierbas.
Imagen de portada ikea