Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Trucos de restaurantes que no te cuentan los meseros

--7-
10k

A los dueños de restaurantes no sólo les importa servirte comida deliciosa, sino también hacer que vuelvas. Además, necesitan que pidas los platillos y las bebidas que ellos quieran vender.

Genial.guru decidió buscar algunos trucos de los restaurantes, meseros y publicistas que nos hacen pagar más.

#11. Un menú donde cada quien encontrará algo para su gusto

¿Te has dado cuenta de que casi en cualquier restaurante existen platillos vegetarianos? Esto se hace para que nadie se quede con hambre. Por ejemplo, en cada menú hay algo que les gusta a los jóvenes, algo "pesado" y con mucha grasa para los más hambrientos, algo ligero y dietético para quienes cuidan su figura, etc.

#10. Música en el salón

La música melódica y tranquila hace que la gente coma más que sin ella. La mejor opción es la música clásica, gracias a la cual los clientes gastan hasta 10% más. Todo porque su autoestima sube y se sienten más ricos de lo que son.

Puedes ajustar la música para ciertos alimentos: música francesa para vender vino, rock para vender cerveza.

#9. Aumento de precio del 10 por ciento

A la gran mayoría de los clientes no les importa si el precio que planeaban pagar por la compra resulta 7-10 por ciento mayor a lo que ellos esperaban.

Es por eso que los complementos en los restaurantes de comida rápida por lo general componen un 10 por ciento del precio del platillo.

#8. Menú compacto

Un menú con una gran variedad de platillos confunde a los clientes. El consultante restaurador Aaron Allen dice: "Al complicar el menú lo único que logramos es torturar a los clientes, porque se van insatisfechos, preguntándose si mejor hubieran pedido algún otro platillo".

Además, a las personas les empieza a parecer que el restaurante no puede preparar tantos platillos igual de bien. Por eso se busca acortar el menú lo más que se pueda. El menú perfecto debería caber en una hoja.

#7. Meseros positivos

Los meseros saben que el cliente se vuelve más generoso si empiezas tu comunicación con él con algún comentario positivo. Incluso si sólo se trata de mencionar que el día está soleado. Este sencillo truco hace que la propina aumente casi por un tercio.

#6. La leyenda del restaurante

El objetivo de la leyenda es mostrar que el establecimiento es único. Es un truco que vuelve más interesantes a los restaurantes.

Por ejemplo, en una cafetería trabaja un pastelero de quinta generación que conoce el secreto de las auténticas donas polacas. En otra cafetería simplemente venden donas. Muchos clientes no sólo preferirían comprar con el primer pastelero, sino también dirían que sus donas saben mejor.

#5. "Súper promoción"

Tal vez también lo has notado: pides un café y el mesero te pregunta: "¿Grande?" y asiente con la cabeza. Gracias a esto, se te hace incómodo decir: "No, pequeño". Además, no siempre logras darte cuenta de esto.

A menudo a las porciones dobles se les dice "porciones estándar" y las medianas se consideran pequeñas, lo cual también sube las ganancias.

#4. Jugar con la reputación del chef

La reputación del chef es un truco fuerte. Cualquier platillo marcado en el menú como "especialidad del chef" se venderá mucho más que los que no tienen esta nota. ¡Y si el que te sirve el platillo es el chef en persona, quedarás totalmente maravillado!

En los restaurantes más mañosos, los meseros incluso se hacen pasar por chefs, simplemente poniéndose su uniforme.

#3. El uso de aromas

Los aromas influyen mucho en nuestra conciencia. Incluso si tenemos cierto plan de acciones, pueden cambiarlo.

El aroma de vainilla y canela sube las ventas de los postres, mientras que el aroma de tocino incrementa las ventas de los desayunos. La lavanda se usa para relajar a los clientes, para que ellos no se apresuren en irse a ningún lado y gasten más dinero.

#2. Cero platos sucios en la mesa

Los meseros siempre buscan retirar los platos vacíos tan pronto como sea posible. Claro que no está muy agradable estar sentado detrás de una mesa llana de platos y vasos sucios. Sin embargo, también se hace para que pienses que aún no has pedido tanto.

Si el montón de trastes o, por ejemplo, huesos de pollo creciera, el cliente se detendría más rápido.

#1. Manipulaciones con el cambio

Los meseros tienen sus trucos para ganar más propinas. Pueden tardarse toda la eternidad en devolverte el cambio para que no aguantes y te vayas sin él. O bien pueden darte monedas o billetes malgastados, esperando que no quieras tomar ese dinero.

Estos trucos son mal vistos y, por lo general, no se practican en restaurantes de renombre.

Imagen de portada lisovskaya/depositphotos
--7-
10k