Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Hallazgos arqueológicos que confunden a la ciencia moderna

--7-
14k

La arqueología es una de las ciencias más importantes y arroja luz sobre nuestro pasado. ¿Pero qué tal si nuestro pasado no es precisamente como siempre nos lo imaginamos?

Genial.guru juntó para ti algunos hallazgos inesperados que sorprendieron mucho a los historiadores.

9. Calefacción central en un palacio minoico 2700 — 1400 a.C.

Este descubrimiento inesperado fue hecho en Cnosos, en las ruinas de un palacio. Los antiguos minoicos calentaban el edificio usando construcciones cilíndricas con techos semicirculares que se ubicaban debajo del piso y se calentaban con fuego. Como resultado, el calor se propagaba por todo el palacio.

8. Máquina expendedora, 100 a.C.

Es sorprendente, pero las máquinas dispensadoras modernas tienen un ancestro que vendía agua bendita en los templos antiguos. Fue creada por Herón de Alejandría, autor de muchos inventos sorprendentes. La máquina funcionaba así: las personas le metían una moneda que ponía en marcha una palanca que abría una válvula. Esta dejaba escurrir una pequeña dosis de agua bendita. Desafortunadamente, esta idea brillante fue olvidada y las máquinas expendedoras fueron reinventadas recién a finales del siglo XIX.

7. Un antiguo asentamiento de vikingos en el territorio de Norteamérica antes de la llegada de Colón. Finales del siglo XI.

L’Anse aux Meadows es un asentamiento antiguo de los vikingos, construido 500 años antes de que Colón llegara a Norteamérica. Entre 1961 y 1968 Helge Ingstad y Anne Stine Ingstad, tras hacer una serie de excavaciones arqueológicas, determinaron que esa aldea era de procedencia noruega. Este descubrimiento nos obliga a reconsiderar lo que sabemos de esta parte de la historia. La pregunta de qué hicieron en Norteamérica los vikingos sigue abierta.

6. Puertas automáticas en Antigua Grecia. Segunda mitad del siglo I d.C.

El mismo Herón de Alejandría inventó las puertas automáticas mucho antes del siglo XX. Podemos imaginar lo soprendidas que estarían las personas de la antigüedad al ver esta novedad asombrosa en sus templos (allí era donde se colocaban estas puertas). El mecanismo se ponía en marcha con aire caliente.

5. La primera ducha vertical de Antigua Grecia. Principios del siglo II a.C.

Las primeras duchas (principios del siglo II a.C.) fueron encontradas durante las excavaciones en la ciudad de Pérgamo. Antes era una ciudad de la Antigua Grecia y ahora se encuentra en Turquía. La construcción era bastante compleja y consistía de 7 niveles.

4. El robot de Leonardo Da Vinci, siglo XIV.

Leonardo da Vinci era un inventor genial y nadie se sorprendió al descubrir en 1950 un boceto suyo de un robot, que al parecer estaba pensado para las acciones militares. No se sabe si el científico había llevado a cabo su idea, pero el robot se ve bastante verosímil y podía imitar los movimientos humanos sencillos.

3. Arma química antigua en el año 256.

Durante las excavaciones de la ciudad siria Dura Europos a principios del siglo XX, los científicos encontraron los restos de 19 centuriones romanos y un guerrero persa en un túnel. Inicialmente se creía que se habían muerto durante un derrumbe, pero las investigaciones mostraron algo sorprendente. Los soldados se habían ahogado por culpa de una mezcla de azufre ardiente y alquitrán. Es el primer caso de la existencia de armas químicas en el mundo antiguo.

2. Líneas de Nazca, antes del siglo II d.C.

Estos increíbles geoglifos fueron encontrados en la meseta de Nazca, en la parte sur de Perú, a principios del siglo XX, cuando la humanidad "aprendió a volar". Hasta hoy en día se han descubierto aproximadamente 30 dibujos (entre ellos, un mono, un ave, una araña, aproximadamente 700 triángulos y espirales). Gracias al clima seco se han conservado hasta la actualidad, pero todavía no hay una explicación explícita de por qué fueron dibujados.

1. La escritura no descifrada de la Isla de Pascua, descubierta a finales del siglo XIX.

La Isla de Pascua es famosa por sus estatuas, pero resulta que tiene algo todavía más curioso: 24 tablas de madera con una escritura que hasta ahora no se ha logrado descifrar. Estos símbolos fueron bautizados como rongo rongo. La última persona que dominaba este idioma murió en 1866.

Se cree que el Sudario de Turín guarda la imagen de Jesús. De acuerdo con la historia, después de que Jesús fuera crucificado, su cuerpo fue envuelto en este paño. Luego él desapareció. Si miras bien la tela, parece que tiene huellas de su rostro, cuerpo e incluso manchas de sangre. Los científicos aún no se ponen de acuerdo en qué podría significar todo esto.

--7-
14k
Compartir este artículo