Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Razones por las que ser un japonés es muy difícil

--3-
21k

A pesar su colorido y del alegre Anime en la vida cotidiana de los japoneses, este país vive a un ritmo loco que no cualquiera podría aguantar.

Genial.guru descubrió algunas diferencias de Japón con otros países y varias peculiaridades de la vida moderna de los japoneses, que resultó no ser tan sencilla como solíamos pensarlo.

15. El año escolar empieza en abril

En Japón cada año escolar empieza en abril y está dividido en trimestres. Todos los años los grupos cambian y el niño tiene que conocer a compañeros nuevos todo el tiempo. Esto les enseña a los niños a no acostumbrarse a la misma gente, sino saber llevarse bien con todos.

14. Hacen muñecos de nieve de solo dos bolas

En Japón los niños suelen hacer muñecos de nieve de dos bolas, no de tres como en todo el mundo.

13. Reciben el año con 108 campanadas

De acuerdo con las enseñanzas de Buda, cada persona tiene 108 deseos carnales y puede purificarse de ellos en la noche vieja. A medianoche del 31 de diciembre en los templos budistas empiezan a sonar las campanas 108 veces, liberando a cada persona de sus fracasos y pecados viejos.

12. El coronel Sanders como símbolo de Navidad

El coronel Sanders es uno de los símbolos principales de Navidad en Japón. En la Nochebuena a los japoneses les gusta ir con toda la familia a KFC para comer una porción grande de alitas de pollo. Estos restaurantes son tan populares en la época navideña que se reservan las mesas unos meses por adelantado.

11. Sello en lugar de firma

En lugar de una firma en Japón ponen un sello personal especial (hanko), el cual se puede conseguir en cualquier tienda. Todos los japoneses lo tienen y lo usan varias veces al día.

10. Los modales a la hora de comer enloquecen a cualquier extranjero

La etiqueta japonesa es bastante complicada, porque tiene muchos tabúes: no se permite mover los platos, colocar los pedazos de comida mordidos sobre ellos, pinchar la comida con palillos y servirse bebida a uno mismo, entre otras cosas. Pero sí se permite masticar con la boca abierta a la hora de comer tallarines: así enseñarás que la comida te gustó. Los japoneses se la pasan hablando de comida y de lo delicioso que fue. Se considera de mala educación cenar sin repetir varias veces "oishii" (delicioso): a los japoneses les gustan las reiteraciones, sobre todo cuando lo hacen las niñas (esto se cree muy tierno).

9. Los hombres siempre primeros

En Japón siempre saludan primero a los hombres y los atienden primero. En los restaurantes primero toman la orden del hombre y le sirven su bebida primero.

8. Un beso es algo exótico

En Japón un beso solo es un elemento de una relación erótica. Para los japoneses, el beso no expresa nada: ni simpatía, ni respeto, ni tristeza, ni compasión.

7. Hikikomori

El 7% de la población masculina de Japón son hikikomori. Este término japonés alude a las personas que renuncian a la vida social y buscan un aislamiento total. Estas personas muchas veces no tienen trabajo y viven a expensas de sus familiares. Algunos hikikomori permanecen aislados años seguidos y en algunas ocasiones, por décadas.

6. Las calles no tienen nombres, solo números

Refiriéndose a un lugar, los japoneses empiezan la descripción de grande a pequeño: prefectura, ciudad, distrito, barrio, casa, apartamento. Los primeros tres tienen nombres, los últimos tres, números. Los números no están sistematizados, por lo tanto, a veces se hace difícil encontrar la casa que necesitas.

También en el idioma japones los meses no tienen nombres: se expresan con números ordinales.

5. En Japón es posible adoptar a un adulto

En Japón hacen todo lo posible para mejorar la vida familiar y se cree importante pasar tu apellido a la siguiente generación, por lo cual la opción de adoptar a un adulto es totalmente aceptable. Puedes adoptar incluso al marido de tu hija o al revés: el marido de tu hija puede adoptarte. En este caso, la herencia se reparte entre más personas y habrá que pagar menos impuestos.

4. Toda la familia se baña en la misma bañera

En los apartamentos modernos solo hay duchas instaladas. Las bañeras existen en las casas rurales y tomar un baño es un lujo, porque el agua es muy cara. Los japoneses se toman un baño para relajarse y todos los miembros de la familia previamente se duchan, así que el agua en la bañera permanece limpia.

3. Los japoneses alcoholizados acostados en la calle no incomodan a nadie

Los japoneses no son muy resistentes al alcohol debido al déficit en su organismo de la enzima que ayuda a descomponerlo. Por eso muchas veces puedes ver a un japonés dormido en la calle. En los restaurantes japoneses se permite dejar la botella con alcohol sobrante bajo tu nombre, que se guardará hasta tu próxima visita. Algunos japoneses pueden tener el alcohol pagado en diferentes establecimientos a la vez.

2. Los japoneses son extremadamente trabajadores

En Japón no es bien visto cambiar de trabajo a menudo. En lo ideal, cada empleado debe llegar a una empresa siendo muy joven y trabajar ahí durante toda la vida. Los compañeros se convierten en las personas más cercanas que la familia, porque los japoneses trabajan de 12 a 15 horas al día. Muchas veces el empleado se siente avergonzado de ir a casa si sus compañeros aún están trabajando. En el idioma japonés existe un término especial para referirse a la muerte por agotamiento: karoshi.

1. Habilidad de ocultar el sufrimiento detrás de una sonrisa

Los turistas se sienten confundidos por las sonrisas de los japoneses. El nivel de suicidios en Japón es el más alto del mundo (motivo principal: perder el trabajo) y también hay muchas personas solas. Pero los japoneses creen que cada persona debe saber ocultar su sufrimiento detrás de una sonrisa. También dicen "sonríe mientras sufres por dentro". Desde la edad temprana a los japoneses se les enseña a no romper la armonía social con su estado de ánimo.

Imagen de portada DAVID TESINSKY/SIPA
--3-
21k