Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Pruebas de que el ADN no funciona exactamente como nos lo enseñaron en la escuela

¿Es verdad que se puede crear al hombre perfecto y hasta clonar a un dinosaurio? ¿Quiénes son las quimeras y por qué no es tan fácil mandar a los gemelos a la cárcel? Incluso si tú no te has perdido una sola lección de la clase de biología, siempre hay algo con lo que te podemos sorprender.

Genial.guru recopiló casi veinte nuevos datos sobre cómo funciona el ADN. Al final de este artículo te espera un bono: cómo separar y ver más de cerca el ADN de las fresas en casa.

16. Tan solo 1 gramo de ADN incluye 215 millones de gigabytes de información

Mientras guardamos la información en una memoria USB, los científicos graban sonetos de Shakespeare y videos del grupo OK Go en el ADN. Este método de almacenamiento es caro, pero prometedor. Si codificamos todos los logros, la historia, las obras de la humanidad y toda la información sobre esta unidad, el ADN con todos estos datos ocupará una habitación no muy grande.

15. Somos un 65% plátanos y un 95% chimpancés

Tenemos mucho en común con los plátanos y más con los chimpancés. Por supuesto, no es necesario atender a esto literalmente: las células de nuestros cuerpos se parecen en muchos aspectos y se comportan de igual manera.

Se puede profundizar más y calcular cuánto, en general, pesa el ADN humano. Según cálculos aproximados, en una persona que pesa 65 kilos el ADN ronda los 200 gramos.

14. Aquello que hace distintas entre sí a todas las personas del mundo se almacena en un 0,01% de ADN

Según los descubrimientos recientes, las personas son idénticas en un 99,9% en términos de ADN. Por un lado, eso solo nos demuestra que todos somos hermanos y hermanas. Por otro, tan solo el 0,01% es lo que nos hace únicos: determina el color de ojos, las preferencias musicales e incluso la costumbre de llegar siempre tarde.

13. En el interior de las células se producen al día hasta 10 mil lesiones en el ADN. Pero somos capaces de reemplazar las partes dañadas por otras nuevas.

Todos los días, nuestro cuerpo puede sufrir hasta 10 mil impactos dañinos en su ADN. Esto responde a su metabolismo natural. Por eso, la naturaleza ha otorgado a las células la capacidad de corregir los daños químicos y las roturas en las moléculas de ADN.

12. La mutación es un fenómeno normal en el desarrollo del ADN

Bajo la influencia de un ambiente externo o interno, aparece la mutación en el ADN. La mayoría de los científicos la consideran como un error en el funcionamiento del ADN. Otros lo estiman como una evolución programada. Así, los humanos que antaño se expandieron hacia el norte, con el tiempo obtuvieron ojos azules y piel blanca.

No nos detenemos. Recientemente se descubrió que algunas personas cuentan con un gen mutado que ralentiza notoriamente el proceso de envejecimiento.

11. Fumar provoca mutaciones y como resultado de estas, aparecen las células cancerosas

El efecto de la radiación ultravioleta y de fumar provocan mutaciones que dan lugar a la formación de células cancerosas. Fumando un paquete de cigarrillos, puedes provocar hasta 150 mutaciones en las células pulmonares, 18 mutaciones en células de la vejiga y 6 en el hígado. Si al menos una de ellas conduce a la formación de células cancerosas que el cuerpo no fuese capaz de destruir a tiempo, te podría ocasionar la muerte.

10. Somos un 8% de los restos de los virus que existían en el planeta hace 50 millones de años

Aproximadamente, el 8% de nuestro ADN está conformado por los restos de los virus que conocieron a los últimos dinosaurios. Y los científicos todavía no pueden decir si esto es bueno o malo. Claro está, estos genes afectan al desarrollo humano: unos pueden causar enfermedades graves, otros ayudan a adaptarse a los cambios ambientales.

9. La ingeniería genética es la cirugía del siglo XXI. Incluso los adultos podrán ser tratados de cáncer, VIH y recuperar su juventud.

El cambio de los genes es una de las maneras de "actualizar" el cuerpo y ejecutar ciertos programas, incluso en un organismo adulto: las áreas de ADN dañadas se pueden reparar, así como a estas se les pueden añadir genes inusuales de otros organismos. Los científicos esperan con ello encontrar una cura para el VIH, el cáncer y otras enfermedades.

8. Para crear al hombre perfecto no basta con unos buenos genes. Todo se decide por el medio ambiente y las condiciones.

Se sabe que, por ejemplo, una mutación en un gen específico tiene el efecto del “suero del súper-soldado“: la persona comienza a obtener rápidamente masa muscular y logra una mayor resistencia.

Pero la presencia de los genes ”correctos" en el ser humano no suponen ninguna garantía de éxito. Las condiciones para su desarrollo y la alimentación influyen en cómo se comporta cada gen por separado. Por ejemplo, el género de algunos reptiles se forma ya después de la concepción y depende de la temperatura que rodea a la célula fertilizada.

7. Podemos clonar a un mamut o a un animal doméstico querido, pero es muy poco probable que consigamos un nuevo "Parque Jurásico"

La mayoría de los científicos considera que no podremos clonar a un dinosaurio, incluso si encontramos su sangre dentro de un mosquito atrapado en ámbar. Los estudios demostraron que el ADN tiene su propia fecha de caducidad, tras la cual, se destruye: todo lo que vivió hace más de 2 millones de años, es poco probable que vuelva a la vida.

Y mientras los científicos tratan de clonar a un mamut, está ganando popularidad el servicio que ofrece clonar a una mascota ya fallecida. Muchas personas están dispuestas a pagar 100 mil USD por la oportunidad de, a través de la creación de una copia, volver a dar vida a su querido perro o gato.

6. Las quimeras realmente existen: son animales cuyo cuerpo alberga distintos ADN

Los antiguos griegos llamaban quimeras a los monstruos con la cabeza y el cuello de un león, un cuerpo de cabra y una cola de serpiente. Hoy día, los biólogos denominan de esta forma a cualquier organismo compuesto de ADN’s diferentes.

Por ejemplo, en 1953, por primera vez fue descubierta una mujer cuya sangre resultaba ser una mezcla de dos grupos diferentes. La causa respondía a las células madre de su hermano, que se encontraban en su cuerpo. Pero en 1996 se descubrió que este fenómeno no era tan extraño.

5. El ADN de los gemelos no coincide al 100%. Y esto crea serias dificultades para la policía.

El ADN de los gemelos es similar solo en el momento de la concepción. A más edad, mayor será la diferencia. Resulta interesante que, durante las pruebas de ADN, se examina solo una parte de los marcadores, que pueden o no coincidir en los gemelos. Existe un caso concreto en el que la policía alemana no pudo presentar cargos porque, tras las pruebas de ADN, no se pudo determinar cuál de los dos gemelos era el delincuente.

Debido a esta limitación, existe una posiblidad entre mil millones de que, según los resultados de la prueba, los ADN de dos individuos diferentes coincidan al 99%. Y alguien puede ir a la cárcel por cargos falsos.

4. La mujer sabe encontrar por el olor al hombre cuyo ADN es el más adecuado

Esto fue descubierto por primera vez durante un experimento realizado en 1995: resultó que las mujeres se sienten atraídas por el olor de los hombres que son capaces de transmitir a los niños los genes con el sistema inmunológico diferente al máximo.

Según otro estudio, las personas, en general, construyen amistades fuertes con quienes tienen genes similares. Entre los mejores amigos, los ADN son igual de parecidos que entre tú y tu tatarabuelo.

3. Para mantener su virginidad durante 30 millones de años, este organismo roba el ADN ajeno

Estos rotíferos son completamente asexuales. Para multiplicarse, incluyen en su ADN los genes de los organismos que se han comido (desde animales a plantas, hongos y bacterias) sin contacto íntimo.

Ningún otro organismo es capaz de hacer algo similar. Por lo tanto, las historias de que una mujer adquiere y guarda en su cuerpo los ADN de todas sus parejas sexuales para luego transmitírselos a sus hijos, no es más que un mito.

2. Una persona puede albergar un conjunto diferente de cromosomas. Y es poco probable que lo sepa hasta realizarse una prueba.

Una ingente cantidad de personas es portadora de una rara combinación de cromosomas. Por ejemplo, una de cada mil mujeres tiene, a la vez, tres cromosomas X. Estas están perfectamente sanas. Probablemente alberguen una diferencia en su apariencia, pero apenas perceptible.

El síndrome XYY (o "síndrome del súperhombre") se detecta en uno de cada mil hombres. Son, a menudo, impulsivos y emocionalmente inmaduros. Uno de 500 a 700 varones recién nacidos alberga el síndrome XXY. Estas personas tienen una cintura alta, piernas largas, estatura elevada y, a menudo, las glándulas mamarias de mayor volumen.

1. El caviar y el vino también pasan una prueba de ADN para confirmar su origen

La prueba del ADN se utiliza para comprobar la calidad de los vinos de origen y la procedencia del caviar poco frecuente al objeto de identificar los productos propios del mercado negro. Algunos proponen utilizar la prueba de ADN como una especie de escáner de cualquier artículo, empezando por las pieles y terminando con un filete de pollo, para determinar exactamente lo que incluye su composición y cuál fue el destino que desembocó en uno u otro producto al llegar al mostrador.

Bono: cómo distinguir el ADN de las fresas en casa

  1. Coloca una botella de alcohol medicinal en el congelador. En un vaso, vierte 90 mililitros de agua.
  2. Añádele 10 mililtros de detergente lavavajillas y 1/4 de cucharadita de sal. Remueve el contenido en el recipiente hasta que se disuelva la sal.
  3. Toma una bolsa de plástico zip lock, mete en ella una fresa y añade la solución obtenida anteriormente.
  4. Suelta todo el aire que te sea posible de la bolsa, ciérrala y machaca la fresa en la solución.
  5. Al puré obtenido, pásalo por un tamiz a un vaso. De este vaso, pásalo a otro y añade 1 cucharadita de alcohol medicinal enfriado.

¡Listo! La espuma viscosa que se forma en la superficie de este líquido ¡es el ADN aislado de la fresa!

Imagen de portada U.S. Army RDECOM / flickr