Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Explicaciones sencillas de por qué todos ellos escondían una mano

Todos hemos visto retratos de emperadores, gobernantes y generales que posan ocultando una mano en sus abrigos. Ahora es poco probable alguien quiera adoptar una postura tan extraña para una foto, pero antes este gesto estaba de moda.

Nosotros en Genial.guru decidimos investigar qué pueden signficar las manos escondidas en los chalecos y chaquetas y encontramos 5 versiones curiosas que revelan este misterio.

5. Modales de Antigua Grecia

¿Cómo miramos a las personas que se suenan la nariz con mucho ruido en un lugar público? Más o menos así veían los antiguos griegos a aquellos quienes no ocultaban sus manos entre los pliegues de su túnica durante la comunicación. Sobre todo si se trataba de un discurso público. Sacar las manos del atuendo se consideraba una señal de falta de respeto.

Este gesto fue muy recomendado para los oradores por el actor popular de Antigua Grecia y fundador de la escuela de retórica, Esquines. Y lo hizo de forma tan convincente que cientos de años después le siguieron libros de arte de oratorio, publicados en el siglo XVIII.

4. Imitación de posturas clásicas

En el siglo XVIII, en alta sociedad de Europa Occidental revivió la moda de las antigüedades. Basándose en las nociones de los griegos antiguos acerca de los buenos modales, los pintores empezaron a retratar a la nobleza con una mano metida en la ropa. Con el tiempo, este gesto se empezó a asociar con las personas de clase alta, educación, buenos modales, excelente sentido del humor y personalidad sofisticada.

3. Postura del emperador de moda

En muchos retratos Napoleón Bonaparte guarda su mano detrás de su levita. Se podría pensar que el emperador adoraba este gesto, pero no es así. Por ejemplo, para el "Retrato de Napoleón en su gabinete de trabajo", Napoleón ni siquiera había posado: Jacques-Louis David lo había dibujado de memoria y él mismo había elegido su postura. Cuando Napoleón vio su retrato, le dijo al pintor: "Me entendiste, querido David".

2. Postura cómoda para las fotos

Como retrato fotográfico, este gesto ha tenido una ventaja importante. Las personas tenían que posar durante mucho tiempo (de 30 segundos a 15 minutos), manteniéndose totalmente inmóviles. Esta posición ayudaba a mantener las manos del "modelo" en el mismo lugar y evitar que la foto saliera borrosa. Esta postura fue popular entre los soldados de la Guerra Civil en los Estados Unidos. También así fue como posó para la foto Carl Marx. Para los finales del siglo XIX, esta postura pasó de moda.

1. Símbolo masónico

Según otra versión, esta postura es una señal masónica secreta que ellos usaban para la autoidentificación. Se dice que los retratos de las personas que ocultan sus manos indican la devoción a su causa o cierto nivel de jerarquía. Por ejemplo, el retrato de Mozart pintado por Antonio Lorenzoni.

Imagen de portada wikimedia.org