Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Inventos que alguna vez has usado pero no imaginas su origen

--2-
14k

Hay inventos que no requieren ciencia pero que son muy útiles en la vida diaria. En Genial.guru nos encontramos con las historias de algunas personas que por su curiosidad crearon algunos de estos artículos.

Pajilla plegable

Joseph Friedman estaba un día sentado viendo cómo su hija batallaba para beber su malteada con una pajilla recta. Entonces él, que era inventor, puso un tornillo en la pajilla y lo cubrió con hilo dental. Al sacar el tornillo, la pajilla se dobló hacia la copa y su hija pudo beber sin problema. Friedman patentó su idea en 1937 y creó una compañía de pajillas flexibles; más tarde vendió la patente.

Bolsa de papel con fondo plano

En 1860, Margaret Knight estaba en su trabajo en una fábrica de bolsas de papel cuando notó lo difícil que era empacar las cosas en bolsas tan delgadas y sin forma. Así que decidió crear una máquina que plegara y pegara el papel para dar forma a las bolsas de papel con fondo plano.

Margaret logró crear su máquina pero no pudo patentar su idea de inmediato, por lo que un compañero le robó la idea argumentando que una mujer no podía haber inventado nada. Al final Margaret ganó los derechos de su patente y creó su compañía de bolsas.

Escala de medidas para el calzado

En el año 1900 se usaba una inexacta barra de madera para obtener la medida del calzado. Charlie Brannock, hijo de un fabricante de zapatos, quería mejorar el negocio de su padre, consiguiendo medidas más exactas para el calzado, por lo que usando un juego de construcción hizo el prototipo de lo que sería la escala para zapatos con medidas exactas, un invento que pronto fue usado en todas las zapaterías.

Limpia parabrisas intermitentes

En 1963 el ingeniero Robert Kearns batallaba manejando con lluvia cuando se preguntó por qué los limpia parabrisas no actuaban como los ojos que parpadean. Así fue como creó un prototipo que patentó en 1967 y que envió a los grandes fabricantes de autos de EUA, pero ninguno le compró la idea. Para su sorpresa, más tarde estos fabricantes ya estaban usando su invento sin avisarle, por lo que él los demandó, ganando más de 30 millones de dólares.

Lata abrefácil

En 1959, Ernie Fraze, el dueño de una compañía de maquinaria y herramientas, estaba disfrutando de un picnic con una típica lata de refresco tan de moda esos años. Ernie se percató de que había olvidado llevar un abrelatas, así que tuvo que usar el parachoques del auto para abrir la lata. Más tarde, ese mismo año, Ernie diseñó las latas con tapa con anillo y lengüeta removible y las comenzó a vender a todas las companías de refrescos y cervezas. Para los años 80, su compañía ya hacía 500 millones de dólares por año gracias a este invento.

--2-
14k