Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Mitos que da vergüenza creer en 2017

Los científicos han gastado mucho esfuerzo para desmentir estos mitos, pero los medios de comunicación y las películas siguen mintiéndonos.

Genial.guru eligió los 5 mitos más famosos para desmentirlos de una vez por todas.

Mito № 1: el VIH no existe

El virus de la inmunodeficiencia humana es una especie de retrovirus. Muchos tipos de animales se enferman de retrovirus y VIH es el primero similar detectado en humanos. Por cierto, la descripción y el descubrimiento del VIH fue galardonado con un Premio Nobel.

Mito № 2: nuestro cerebro funciona en un 5 a 10 por ciento de su capacidad máxima

Nuestro cerebro funciona con distinta intensidad, todo depende del tipo de actividad que hagamos. Cuando leemos un libro, funcionan unas partes del cerebro, cuando besamos a alguien, otras. El ser humano no puede manejar un auto, tocar el piano y esquiar al mismo tiempo: es por eso que nuestra actividad cerebral nunca alcanza un 100 por ciento de su capacidad.

Mito № 3: los alimentos que contienen organismos genéticamente modificados son peligrosos

Todas las plantas genéticamente modificadas pasan una prueba de seguridad alimentaria: se estudia su relación con el medio ambiente y el efecto que tiene en la salud de las personas. De miles de genotipos probables siempre se elige el mejor. Podríamos decir que es una especie de "selección natural".

Mito № 4: el calentamiento global es un invento

A partir de 1905 la temperatura en el planeta creció 0,86 °C, lo que significa un cambio bastante notable. Si la cantidad de gases invernaderos no se reduce, en 2040 la temperatura puede subir unos 2 °C y para 2100, unos 4 o 5 °C, lo que básicamente cambiaría todo el sistema climático de la Tierra.

Mito № 5: la etnicidad se transmite a través de los genes

La etnicidad no está "vinculada" a los genes: no es un fenómeno biológico, sino cultural. Los tiempos en que la gente creía que las etnias tenían naturaleza genética ya han pasado. Al igual que el idioma, una etnicidad no es algo congénito: se consigue (o no) tratando a otras personas. Por ejemplo, dos hermanas pueden tener el mismo conjunto de genes, pero se manifiestan de manera distinta.

Imagen de portada pixabay.com, depositphotos.com