Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Secretos de las tiendas Duty Free que los vendedores tienen bien guardados

--3-
13k

Para muchas personas, las palabras "Duty Free" son un sinónimo de una tienda económica. Y es cierto que la ubicación de estas tiendas en los territorios neutrales como aeropuerto las libera del pago de impuestos, por lo cual es posible conseguir ahí marcas caras a precios bajos. Pero a veces sucede todo lo contrario.

Genial.guru decidió investigar si de verdad conviene hacer compras en Duty Free.

Sí, este tipo de tiendas no pagan impuestos, pero existe un detalle importante: la renta en los aeropuertos es muy alta, lo cual puede cubrir la ausencia de los impuestos, por lo cual los precios en estas tiendas son más altos que los precios de la mercancía en las tiendas normales. Veamos algunos ejemplos.

El perfume Lancome Tresor in Love cuesta 84 dólares en la tienda oficial (checa la versión de 75 ml), 82 dólares en el aeropuerto de Nueva York, 114 en Dubái y 73 en Tokio.

Flora by Gucci cuesta 119 dólares en la página oficial, 145 en el aeropuerto de Ámsterdam y tan solo 107 en Delhi.

Muchas personas compran en Duty Free porque creen que en la ciudad se venden falsificaciones, y en Duty Free, los originales. Una ex empleada de una de las tiendas Duty Free contó que a veces sucede que la mercancía primero llega al distribuidor oficial de la ciudad y sólo después una parte llega a Duty Free. Es decir, el distribuidor es el mismo tanto en las tiendas del país como en Duty Free.

Se cree que en Duty Free trabajan profesionales. Sin embargo, según la misma empleada, no es verdad. Por lo general, ahí trabajan personas de las ciudades cercanas al aeropuerto, ya que el sueldo que ofrece Duty Free es bajo, además, el flujo de clientes no es tan constante.

De acuerdo con las estadísticas, las compras en Duty Free son más espontáneas e impulsivas que útiles. Por lo general, se compran alcohol y cigarros, ya que su precio es libre de impuestos. En tercer lugar está el perfume. Lo demás es lo que se compra sin pensar ni tener una estrategia clara.

A pesar de todas las desventajas, en Duty Free de verdad es posible ahorrar y hacer compras que convienen. Lo que pasa es que los precios en cualquier Duty Free dependen de dos condiciones: la ubicación y el cambio de la moneda local.

Por ejemplo, conviene más comprar los aparatos electrónicos en Asia y los Estados Unidos, y el perfume, en Europa Occidental. Un ejemplo es el reloj Samsung Gear Fit que en una tienda normal cuesta 216 dólares.

Para ayudarles a los amantes de los viajes y las compras, los analistas europeos hicieron un rating, en qué países y cuánto puedes ahorrar (el porcentaje del ahorro se calculaba de acuerdo con el precio de las mismas cosas en las tiendas de la ciudad):

  • Francia, Lyon, Aeropuerto de Lyon-Saint Exupéry - 11,9 %
  • Francia, París, Aeropuerto de París-Charles de Gaulle - 11 %
  • Países Bajos, Ámsterdam, Aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol - 6 %
  • Alemania, Aeropuerto de Fráncfort - 5,6 %
  • Gran Bretaña, Londres, Aeropuerto de Londres-Gatwick - 5 %
  • España, Aeropuerto de Barcelona-El Prat - 5 %
  • España, Madrid, Aeropuerto de Madrid-Barajas - 4,7 %
  • Italia, Roma, Aeropuerto de Roma-Fiumicino - 4,7 %
  • Alemania, Berlín, Aeropuerto de Berlín-Schönefeld - 4,6 %

De esta manera, en Duty Free no solo puedes gastar dinero sin pensar antes de tu viaje, sino hacer unas compras que de verdad valen la pena: siempre y cuando sepas qué es lo que necesitas. ¡Y mejor aún, revisa los precios en Internet!

--3-
13k