Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Trucos infalibles para hacer realidad tus propósitos de año nuevo

"Este año sí que adelgazo, seguro" es solo una de las muchas promesas que solemos hacer y que se pierden en el aire con el pasar de los días del nuevo año. En Genial.guru te diremos cómo hacer que tus propósitos lleguen a materializarse, incluso más pronto de lo que esperas.

El año nuevo es el momento ideal para romper con los vicios, dejar atrás cosas y personas dañinas y fijarnos nuevas metas. Pero cada año nos hacemos promesas que al quinto día ya hemos roto sin siquiera haber empezado. Para que esto no suceda hay varias cosas que debes recordar.

1. Escribe tus metas en un papel

Escribe tus metas en un papel y en tiempo presente, como si ya las hubieras logrado.

De este modo cada vez que la leas, tu cerebro lo percibirá como una realidad y no como una probabilidad.

2. Fíjate metas que sean relevantes

Es más fácil alcanzar una meta grande como por ejemplo ascender en tu vida profesional, o buscar una beca en otro país que dejar de fumar. ¿Por qué? Una meta grande como esta tiene varios estadios y pasos que puedes iniciar a hacer desde el primer día de enero. Mandar currículums, inscribirte a un curso, hacer networking. Tener pequeñas tareas hará que no abandones la meta fácilmente.

El problema de promesas como bajar de peso, dejar de fumar o ir al gimnasio, es que muchas veces son metas que no quieres cumplir porque (en la mayoría de los casos) no son un logro personal importante, pero te sientes bien contigo mismo al prometerlo en noche vieja.

3. Tus promesas deben ser medibles

Haz una lista de los pasos para cumplir tu meta y pon fechas para cumplirlas. De esta forma podrás medir el avance que has tenido y será más fácil visualizar lo que falta para hacerla realidad.

4. Enfócate en pocos propósitos

Es mejor enfocarte en pocos propósitos grandes que en muchos pequeños. Elige aquellos que suponen una mejora significativa en tu vida y que sean un reto personal y/o profesional.

5. Elige metas alcanzables

No hagas promesas obvias que sucederán de cualquier forma, pero tampoco te comprometas a cosas que son imposibles. Una vez empieces a alcanzar las metas elegidas te darás cuenta de que todo lo que te propongas se te dará, pero todo es un proceso de esfuerzo y paciencia.

Nuestro error más común es pensar que los propósitos de año nuevo funcionan como una especie de hechizo, que si pones todas tus ganas esa sola noche el deseo se cumplirá. Pero ese ritual solo es un punto de partida, el resto del trabajo depende de ti y de tu compromiso con tus metas. No lo olvides.