Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Cosas que debes saber a la hora de comprar un anillo con una piedra preciosa

No por nada dicen que los mejores amigos de las chicas son los diamantes. Tan solo mira cómo brillan en el sol. ¿Pero podrías determinar a simple vista si se trata de un diamante de verdad y de buena calidad? ¿Y si vale la pena gastar en él el dinero que tanto te costó ganar?

Genial.guru preparó una guía detallada que te enseñará todo acerca de estas piedras preciosas, al nivel de un joyero profesional.

Para determinar el valor y la calidad de las piedras preciosas, los joyeros usan la regla de las "cuatro C". Incluye:

Esta regla fue inventada para evaluar la calidad de los diamantes, sin embargo, se puede aplicar para otras piedras preciosas y semipreciosas también.

Conociendo los detalles que debes tomar en cuenta, el riesgo de comprar una piedra falsificada o un adorno que no te queda bien será mínimo.

Conoce cómo luce un quilate

El peso, o el quilate, es el parámetro principal que se toma en cuenta para determinar el valor de cualquier piedra. Todo es sencillo: cuanto más pesa una piedra, más cara es.

Los joyeros miden la masa exacta del diamante en pesas especiales (1 quilate = 0,2 gramos). Pero también puedes darte cuenta de su peso basándote en el diámetro de la piedra o revisando esta tabla de quilates.

Los tipos de talla

Precisamente la talla le da a una piedra todo su encanto, profundidad y brillo. Si ves cómo una piedra no tan rara o no tan cara brilla con todos los colores de arcoíris, es el mérito del pedrero.

Existen muchas formas de talla, y cada una tiene sus peculiaridades. Con una talla perfecta, la piedra refleja y refracta casi todo el flujo de la luz que la atraviesa.

La talla más universal es la redonda. El 90% de todas las piedras preciosas en los anillos son precisamente redondos. Por eso esta forma tiene el juego de luz más colorido de todos. Así que si no quieres equivocarte con tu elección, opta por ella.

Tendrás que decidir qué es lo que más te importa: el color o el brillo

Sin embargo, la elección de la talla no es todo. Muchas veces tienes que elegir qué es lo que más te importa: el color o el brillo. Se trata de la ubicación de las caras de la piedra, esto es lo que le da a la piedra su aspecto único. Por ejemplo:

  • La talla moderna de la piedra crea el brillo. Las piedras con esta talla tienen la parte inferior aguda y un espacio ancho y plano arriba para reflejar y refractar mejor la luz.
  • La talla antigua europea tiene la parte superior plana pero un poco más angosta, y la parte inferior no es tan puntiaguda. La ubicación de caras en este caso se enfoca en el color. Por cierto, este tipo de diamantes son más baratos.

Conociendo los tipos de tallas, podrás aplicar algunos trucos. Por ejemplo, si quieres un anillo con una piedra grande pero a menor precio, opta por la talla rosa. Tiene la parte inferior ancha y plana, lo cual hace que la piedra luzca más grande y pese menos, influyendo de la misma manera el precio. Además, la talla rosa capta la luz más suavemente y debido a esto luce simplemente magnífica.

Revisa qué tan limpia es la piedra

La pureza de la piedra es la ausencia de sus defectos; y cuanto más puro sea un diamante, más caro es. Pero esto no significa que una piedra con defectos o incrustaciones sea mala. En algunos casos, al contrario, esto se convierte en su ventaja. Sigue refractando la luz y a veces produce efectos interesantes.

Por ejemplo, si quieres algo realmente único, te quedarán bien los diamantes grises. Debido a que no son totalmente puros, tampoco son tan apreciados por los joyeros y valen mucho menos. Pero en cambio, tienen una textura interesante, son naturales y totalmente mágicos.

Observa el color

Si hablamos de diamantes, un buen diamante debe ser incoloro. Si lo pones en agua, una piedra perfecta debe volverse invisible.

Para algunas piedras, el color y el tono son los indicadores principales. Por ejemplo, eligiendo perlas, en primer lugar hay que tomar en cuenta su color y brillo. Para otras piedras, debido a que solo tienen un color principal, es importante que el tono sea puro: verde para esmeraldas y rojo para rubíes. Todo depende de cómo deben ser estas piedras naturalmente.

Cómo ahorrar y conseguir un anillo con un diamante grande

Como ya lo hemos mencionado, el anillo más económico pero no menos impresionante sería con talla rosa y con incrustaciones (diamante gris).

Si quieres ahorrar, vale la pena que busques un anillo con "halo". Se trata de un borde de piedras en miniatura alrededor de la piedra central.

Una piedra de 1 quilate con halo luce del mismo tamaño a la de 2 quilates. Además, el halo es una manera excelente de darle un brillo adicional a tu accesorio.

Basado en material de lumeradiamonds