Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Sencillos juegos que convertirán a cualquier persona en un genio

Todos tenemos la habilidad de poder encontrar soluciones inusuales en situaciones poco comunes. Solo que algunos la tienen más desarrollada que otros.

Genial.guru te ofrece 6 juegos interesantes y ejercicios sencillos que les ayudarán tanto a los adultos como a los niños a entrenar su pensamiento creativo.

Busca cosas en común

Imagínate dos objetos totalmente diferentes y encuentra entre ellos tantos rasgos en común como puedas. Por ejemplo, ¿qué tienen en común la leche y un erizo?

  • Ventaja: el juego nos enseña a ver lo que está en la superficie, donde según la navaja de Occam, en la mayoría de los casos se encuentran las soluciones.

Más opciones para comparar:

  • Una bota y un lápiz.
  • Una mano y un poste eléctrico.
  • Un embutido y una cápsula (medicina).

Debate

Elige algún objeto o acción, una persona menciona sus lados positivos y la otra los negativos. Por ejemplo, el café. Para los debates con niños elige temas que vayan de acuerdo a su edad para que de paso puedan aprender sus propiedades.

  • Ventaja: el juego desarrolla el pensamiento lógico y crítico, enseña a analizar los problemas desde diferentes puntos de vista .

Uso extraordinario

Se trata de pensar en usos inusuales de algún objeto. Por ejemplo: ¿cómo puedes usar un mondadientes de forma inusual? Por cierto, algunas ideas te podrían servir en el hogar.

  • Ventaja: ayuda a superar los límites del pensamiento. Además, en el caso de los niños pequeños, el juego enseña a entender los principios del suprasistema, es decir, de lo que rodea un objeto y con qué interactúa.

Adivina qué es

Para este juego necesitas una imagen con una parte tapada. Haciendo preguntas incisivas hay que adivinar qué o quién está en la imagen. Las preguntas solo pueden ser del tipo "sí o no". Para los adultos, el juego se puede complicar limitando la cantidad de preguntas permitidas. En el caso de los niños, deja una parte de la imagen al descubierto para facilitarles la tarea.

  • Ventaja: este ejercicio, además de entrenar el pensamiento inusual, ayuda a desarrollar la imaginación y enseña a hacer las preguntas correctas.

Desarrolla la ambidestreza

La ambidestreza es la habilidad de usar con la misma eficiencia tanto la mano derecha como la izquierda. La dominaban a la perfección Leonardo DaVinci, Nikola Tesla, Albert Einstein y otras personas talentosas.

Toma en ambas manos un bolígrafo. Intenta dibujar con una mano un triángulo, y con otra un círculo. Si no te gustan las figuras geométricas, escribe palabras (diferentes pero con la misma cantidad de letras). Si en algún momento sientes que te duele la cabeza, déjalo un rato y vuelve a intentar una o dos horas después.

  • Ventaja: usar dos manos a la vez no solo ejercita tus habilidades de pensamiento extraordinario sino también ayuda a recuperarte después de un episodio de estrés y a mejorar la memoria. Entrenar la mano que no es tu dominante está en el complejo de neuróbica (aeróbics para el cerebro) desarrollado por el neurobiólogo Lawrence Kutz.

Sí o No

Ahorramos lo más difícil para el final. Un jugador inventa una historia con una trama interesante y sólo cuenta su final incluyendo una pregunta al terminarla. Por ejemplo: antes de dormir, una mujer esconde un zapato suyo en la caja fuerte. ¿Por qué? Otra persona, intentando buscarle una explicación lógica a esta acción, hace preguntas incisivas. Solo se permite responder sí o no.

Si no tienes un amigo que sepa inventar este tipo de acertijos, puedes buscarlos en Internet (preguntas sí o no).

  • Ventaja: enseña a aplicar el pensamiento lateral para buscar respuestas. Muchas empresas (por ejemplo, Google) adoran hacerles este tipo de preguntas a los candidatos que buscan trabajo.

Más opciones de historias:

  • En medio de un desierto hay una persona muerta y absolutamente desnuda con un cerrillo quemado en las manos. Alrededor de él no hay nadie. ¿Qué le pasó?
  • Un guardia soñó que su tienda explotaría por la noche. Fue a comentarle este sueño a su jefe, aquel le dijo "gracias" y despidió al guardia. ¿Por qué el jefe lo hizo?
  • Juan pasó tres días en el hospital. No estaba enfermo ni lesionado pero cuando lo dieron de alta, no podía regresar a casa caminando, lo tuvieron que cargar. ¿Por qué?

Ilustradora Anna Syrovatkina para Genial.guru
Basado en material de marieclaire