Genial

9 Anomalías que demuestran que la naturaleza supera a la imaginación de cualquier novelista de ciencia ficción

Puede parecer que la ciencia moderna ya lo ha explicado todo acerca de lo que sucede a nuestro alrededor. Pero la naturaleza todavía alberga, para nosotros, muchas sorpresas: misteriosos cráteres en la arena, una zona en la que es imposible enviar señales de radio y no funcionan los dispositivos electrónicos, un tsunami de hielo y otros fenómenos y lugares increíbles que se cubren de mitos y leyendas urbanas. Todos estos fenómenos nos fascinan y asustan al mismo tiempo.

Genial.guru te ofrece conocer algunos de estos asombrosos fenómenos naturales y anomalías, que obligan a los científicos a resolver impresionantes rompecabezas. Tú también podrás sentirte como si fueras un gran investigador, tratando de encontrar una explicación lógica para la anomalía que te espera, en forma de bono, al final de este artículo.

1. Lluvia de peces y otros seres vivos

Un fenómeno natural muy extraño, que desde la antigüedad ha aterrorizado a la población: una lluvia de animales. Puede ser de peces, arañas de agua e incluso ranas. Durante muchos años, los científicos se han negado a concebir que la idea en sí misma pudiese existir; se trata de un fenómeno remotamente peculiar, imposible debido a su extrema rareza. Por lo tanto, nadie lo ha estudiado de cerca. Algunos, incluso, han llegado a considerar la lluvia de peces como una historia de ciencia ficción.

El primero en estudiar seriamente la lluvia de animales fue André-Marie Ampère. Él formuló la hipótesis de que los peces son elevados por una poderosa corriente de aire que los transporta a una larga distancia. Más tarde, los científicos completaron su teoría: no es un simple viento, sino un torbellino de agua. Esto explicaría el hecho de que parte de la "precipitación viva" estuviese congelada; es decir, el tornado los elevó a una altura, cuanto menos, significativa, con muy baja temperatura.

No obstante, hasta ahora, no ha habido una investigación exhaustiva y detallada sobre esta cuestión.

2. La anomalía con el iridio

Una de las anomalías naturales más grandes y antiguas fue descubierta en 1977 por el investigador Walter Álvarez en Italia, cerca de la ciudad de Gubbio. En el cañón, el científico encontró una capa de arcilla en la que el contenido de iridio era 300 veces mayor que lo registrado por norma general. Esta capa se encontraba a una profundidad que marca el límite entre la era Mesozoica y la era Cenozoica, es decir, que corresponde a la etapa relativa a la extinción de los dinosaurios.

Más tarde, las mismas capas se descubrieron en muchos otros países. Diversos científicos sugieren que la anomalía de iridio y la desaparición de los dinosaurios son consecuencia de la colisión de un asteroide de grandes dimensiones con la Tierra (en teoría, de unos 9 kilómetros de diámetro). Pero hasta ahora, sigue siendo solo una hipótesis. Otros investigadores están convencidos de que la causa de esto responde a una mayor actividad volcánica.

3. "Calvicies atronadoras"

Un fenómeno que sumergía en un desmesurado horror a los pueblos antiguos. Su esencia se sustenta en que, en la zona donde cae un rayo, a veces se genera un área de alto voltaje que puede herir e incluso matar a una persona. La "calvicie atronadora" (Thundering baldness) recibió su nombre debido a la hierba y árboles quemados, allí donde cayó el "dedo de fuego" de Perún (Dios del Fuego y del Rayo en la mitología eslava).

Las "calvicies atronadoras" fueron consideradas mortales durante mucho tiempo, pero los estudios modernos revelan que la zona desaparece ya al transcurrir unos minutos. Sin embargo esto no significa que se deba asumir riesgos y descuidar las normas de seguridad.

4. Un "fósil vivo", Wollemia

¿Te imaginas si los científicos de repente encontrasen a un dinosaurio vivo? El mismo efecto se produjo con el descubrimiento de David Noble al encontrar árboles en la reserva australiana, que recibieron el nombre de Wollemia nobilis. Pertenecen a una especie de coníferas perennes, que se consideraba extinta hace ya 145 millones de años. Sorprendentemente, la población solo contaba con unas pocas docenas de árboles, mientras que otras plantas "fósiles vivos" que sobreviven hasta nuestros días, son mucho más comunes.

Cabe destacar que, en 1994, cuando el pino de Wollemia fue descubierto, las autoridades australianas no tuvieron prisa en compartir esta información con el mundo y hasta 2005 este descubrimiento se consideró secreto de Estado. Tras revelarlo, se decidió ampliar y extender su población única, levantando la veda para la venta de sus plántulas. Y mientras los aficionados adquieren estos "fósiles vivos" tan raros, los científicos aún debaten sobre cómo esta especie ha logrado sobrevivir.

5. El lago que desapareció en una sola noche

Esto parece imposible, pero en 2016, en Chile, de la noche a la mañana, desapareció por completo el lago Riesco, cuya área excedía los 14 kilómetros cuadrados. Junto al agua, "se evaporaron" todos los seres vivos y en el sitio, antaño un magnífico estanque, se formó un desierto.

Los científicos y las autoridades del país aún no saben dar una explicación completa al caso, pero sospechan de similares movimientos de tierra (terremotos que producen grandes grietas) por los que China perdió un lago y 25 toneladas de peces.

6. "Zona del silencio", México

Una anomalía que está dando lugar a que aparezcan numerosas teorías y creencias de conspiración alienígenas. "La zona del silencio" está ubicada en un desierto de México, en la frontera con Estados Unidos, que recibió su nombre porque la radio allí no funciona y, a menudo, dejan de funcionar otros dispositivos electrónicos. En los años 70 del siglo pasado, se construyó allí una estación de investigación y los científicos lograron descubrir otras singularidades de la zona, como por ejemplo la anomalía magnética, que puede causar errores en los dispositivos, registrando también un nivel de radiación ultravioleta en la zona que supera el 30% establecido por norma.

Debido al elevado interés de los aficionados por todo lo místico, la comunidad científica trata con escepticismo esta anomalía en el desierto mexicano. Tampoco contribuyen a mejorar la situación los falsos testimonios de distintos testigos que dificultan ordenar toda la información de manera objetiva.

7. Rocas barnizadas

Muchas de las rocas en los desiertos están cubiertas de un material inusual llamado barniz natural. Es interesante también por el hecho de que, incluso los habitantes de la prehistoria, perfilaron sus dibujos, que se conservaron a la perfección hasta nuestros días, utilizando esta sustancia. En otras palabras: la resistencia del "barniz" resulta asombrosa. Aunque su composición fue determinada por los científicos (arcilla, manganeso, hierro y microorganismos), el origen preciso de esta sustancia sigue en entredicho.

Hasta la fecha, predomina la teoría de que el barniz lo producen microorganismos que habitan en él, y lo hacen para protegerse de los impactos del medio ambiente. Pero, por ahora, esto es tan solo una de las tantas hipótesis al respecto.

8. El misterio de los agujeros de Mount Baldy

Se encontró una anomalía rara y peligrosa en Mount Baldy, en Estados Unidos. Esta colina es una gran duna de arena, denominada "viva" o "viajera", ya que, bajo la influencia del viento, cada año, se desplaza uno o dos metros. Pero el peligro no radica en esto, sino en los misteriosos agujeros que comenzaron a aparecer en la duna.

Fueron descubiertos cuando un pequeño turista, Nathan Woessner, de 6 años, se metió en uno de ellos. Debajo del niño, de repente, se formó un embudo de 3 metros, que casi lo mata. De esta trampa de arena, Nathan pudo escapar gracias a la ayuda de unos rescatadores. Tras este caso, los científicos se pusieron a estudiar este fenómeno y registraron una aparición de forma regular de este tipo de "embudos", pero sin una explicación final para tal hecho. Según los investigadores, los agujeros Baldy pueden representar un nuevo fenómeno geológico.

9. Tsunami de hielo

Un fenómeno natural único, y por eso aún más terrible, sucede bajo el umbral de una extraña combinación de la fuerza del viento y la velocidad de calentamiento. Bajo la influencia de ambas, durante el período en que se derrite el hielo, sobrepasa los límites de los lagos y se arrastra sobre la tierra como si fuera un tsunami congelado. La masa se mueve, por supuesto, más lentamente que el agua, pero aun así de forma rápida e inevitable. Los diferentes testigos de este fenómeno comparan el sonido del tsunami de hielo con el ruido propio de un tren cuando llega. Pero no solo el sonido es terrible, también lo es su gran fuerza destructiva.

El estudio de este fenómeno todavía sigue en curso.

Bono

Recientemente, en Google Earth apareció una extraña línea que atraviesa toda la Tierra, de un polo al otro. Eso hizo que, inmediatamente, los usuarios en las redes sociales comenzaran a compartir fotos de una línea similar de nubes en el cielo. ¿Tienes alguna idea de lo que puede ser?

Imagen de portada UFOvni2012 / youtube