Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Formas de vida que sobrevivirán a una guerra nuclear

Muchas personas están seguras de que en caso de una guerra nuclear no quedará ningún destello de vida sobre la faz de la Tierra. Pero existen tipos de organismos vivos que tienen toda la probabilidad de sobrevivir.

Genial.guru juntó datos científicos acerca de las 9 formas de vida a las que no les haría nada una guerra nuclear.

La dosis de 500 rad es mortal para el ser humano

Vivimos en un mundo en que la radiación está en todas partes. La luz y el calor de las reacciones nucleares del Sol son indispensables para nuestra existencia. Sin embargo, el accidente en la central nuclear de Chernobyl demostró cuánta radiación es peligrosa para los seres humanos. La radiación de 500 rad es letal para nosotros, pero aunque no lo creas, existen formas de vida que pueden soportar enormes dosis de radiación.

E. coli aguanta la radiación de 6.000 rad

E. coli puede tolerar radiación de 6.000 rad. Estas bacterias constituyen el 80 por ciento de nuestra flora intestinal, por lo que si morimos, podemos estar seguros de que en algún lugar de nuestro intestino los E. coli seguirán con vida.

Cucarachas: 10 mil rad

Pueden sobrevivir en las condiciones más severas. Lograron huir y adaptarse a vivir cerca del epicentro de la explosión de la bomba nuclear en Hiroshima. Las armas modernas son mucho más poderosas, pero en comparación con los humanos, las cucarachas tienen más probabilidades de sobrevivir. A la radiación de 10 mil rad pueden sobrevivir el 10 por ciento de las cucarachas.

Drosophila: 65 mil rad

Las moscas de la fruta pueden soportar la radiación de 65 mil rad. Ellas desarrollaron tanta resistencia debido a la división lenta de las células de su organismo. La ventaja de la mosca de la fruta es que se reproduce extremadamente rápido, lo que significa que esta especie puede adaptarse rápidamente a nuevas condiciones.

Escorpión: 90 mil rad

Los escorpiones viven en todos los continentes de nuestro planeta, excepto en la Antártida. No solo pueden sobrevivir a una radiación de 90 mil rad, sino que también pueden sobrevivir al invierno nuclear. Si una guerra nuclear crea nubes de polvo bloqueando la luz solar, los escorpiones seguirán con vida.

Los bracónidos: 180 mil rad

Este insecto puede soportar la radiación de hasta 180 mil rad. Se reproducen rápidamente, pero puede que se les haga difícil, ya que suelen poner huevos en los organismos de otras criaturas.

Las amebas pueden hibernar

Las amebas, una de las formas de vida más simples, tal vez servirían para la evolución de nuevas especies vivas en el mundo post-nuclear. Los expertos están seguros de que las amebas sobrevivirían a una catástrofe así. Estos organismos pueden hibernar. Además, son muchísimos, se reproducen rápidamente y no son nada sensibles a la radiación.

La bacteria Deinococcus Radioduran es capaz de restaurar su propio ADN

La radiación es peligrosa, ya que destruye el ADN de los seres vivos, pero esta bacteria puede tolerar la radiación 5.000 veces más grande que la dosis letal para el ser humano. Deinococcus Radioduran es resistente también a los rayos ultravioleta, ácidos, fríos, deshidratación y hambre y hasta es capaz de restaurar su propio ADN.

Las lombrices pueden adaptarse a la vida en un ambiente contaminado

Dos tipos de gusanos en el lago cerca de la central nuclear de Chernobyl lograron modificar su forma de reproducción y adaptarse a las nuevas condiciones.

Los tardígrados son capaces de sobrevivir en el espacio exterior

La resistencia de este invertebrado diminuto asombra. Es capaz de sobrevivir en el espacio exterior. Resistente a la radiación, puede estar durante mucho tiempo en una atmósfera con un alto contenido de dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno. Después de permanecer en estado de muerte clínica, estos microorganismos pueden volver a la vida a los 10 años. En cuanto a la radiación, solo son unas incomodidades insignificantes.

Imagen de portada Diane Nelson