Genial
Genial

La historia de la familia Rothschild, la cual tiene tanto dinero que nadie puede contarlo

No encontrarás a la familia Rothschild en las listas de Forbes porque su fortuna se ha distribuido entre sus numerosos herederos. Los cálculos más modestos la estiman en 350 mil millones USD, y los no tan modestos, en 1 trillón USD. Los Rothschild modernos viven en diferentes países del mundo, y muchos de ellos se están dedicando a cosas muy alejadas de los negocios: administran archivos históricos en museos o salvan los glaciares del calentamiento global.

Genial.guru decidió averiguar un poco más sobre esta famosa familia. Además, algunos hechos son poco conocidos por el público general.

Siglos XVIII — XIX

  • Las primeras generaciones de los Rothschild vivían en una casa en cuya puerta había un cartel que representaba a un águila dorado frente a un escudo rojo. En alemán, “escudo rojo” suena como “Rothschild”. Es a partir de esta palabra que se originó el famoso apellido.
  • En el siglo XVIII, Amschel Mayer Rothschild logró abrir un banco en una de las ciudades de Alemania y les pasó el negocio a sus 5 hijos. Los jóvenes resultaron ser emprendedores y convirtieron un banco en 5, ubicándolos en diferentes partes de Europa. En la sociedad, esos bancos eran llamados “cinco dedos de una mano”, porque actuaban de una manera extremadamente armoniosa y sus dueños no tenían conflictos.

Amschel Mayer Rothschild (izquierda) y sus cinco hijos (derecha): Nathan, Solomon, James, Carl y Amschel.

  • Los Rothschild crearon su propia red de mensajería, que les entregaba la información sobre lo que estaba sucediendo en el mundo rápidamente. También utilizaban activamente el correo de palomas, lo que ofrecía muchas ventajas, ya que eran los primeros en recibir la información. Si era necesario, los mensajeros difundían rumores, cosa que, por ejemplo, ocurrió durante la batalla con Napoleón en 1815. Los agentes se enteraron de que Inglaterra estaba ganando y le enviaron a su jefe una paloma mensajera con esta noticia. Rothschild ordenó a sus corredores vender acciones a precios ligeramente más bajos. Todos creyeron que eso significaba que Inglaterra estaba perdiendo, y comenzaron a vender sus acciones a bajo precio apresuradamente. Entonces Rothschild compró casi la totalidad de la bolsa de valores y aumentó su fortuna varias veces en un solo día. Porque sabía que Inglaterra había ganado, y eso significaba que los precios de las acciones subirían mucho cuando los demás supieran sobre la victoria.
  • En el siglo XIX, el clan comenzó a tener su propio conjunto de leyes que debían seguir todos los miembros de la familia. En particular, allí decía que ningún descendiente por la línea femenina tenía el derecho a administrar el capital. Estos derechos solo les pertenecía a la descendencia directa por la línea masculina.
  • Los matrimonios eran cuidadosamente organizados por el jefe del clan. Como regla general, casaban entre sí a los primos y a los primos segundos. Esto servía a la causa común: la preservación de la riqueza dentro de la familia. El resultado fue la llamada reducción de antepasados. Una persona común tiene 2 padres, 4 abuelos, etc. Pero Lionel Walter Rothschild, por ejemplo, solo tenía un bisabuelo y una bisabuela.
  • A fines del siglo XIX, el clan controlaba prácticamente la mitad del mundo: financiaron al ejército japonés durante la guerra ruso-japonesa, invirtieron en la creación de un ferrocarril en Europa, patrocinaron la construcción del canal de Suez y mucho más. Desde entonces, el apellido Rothschild se convirtió en sinónimo de riqueza.
  • Sobre la influencia del clan en los poderosos de este mundo se conoce una historia que se parece mucho a un mito. Según el diario de uno de los representantes de la familia, la reina de Inglaterra, Victoria, visitaba seguido la casa de los Rothschild. En una de estas visitas, la baronesa Alice Rothschild le gritó a la reina: “¡Salga del césped, está pisoteando las flores!”, y Victoria obedeció.
  • También hay leyendas sobre los principios morales de los Rothschild. En 1861, el gobierno ruso se dirigió a la familia para pedir un préstamo y recibió una rotunda negativa. El hecho es que el préstamo se necesitaba para reprimir los levantamientos en Polonia. Los Rothschild habrían obtenido enormes ganancias, pero no querían apoyar un régimen que suprimiera los movimientos de la liberación nacional.
  • La famosa guerra con Napoleón también se ganó con la participación del clan. Los Rothschild invirtieron una parte notable de su fortuna en el ejército inglés, y también ayudaron a transportar metales caros.

Siglo XX

La celebración del 200° aniversario de la dinastía. De izquierda a derecha: Jacob Rothschild, Amschel Rothschild, Guy Rothschild y Edmond Rothschild.

  • El coleccionista más grande del clan Rothschild se llamaba Ferdinand. Todos sabían que, según su testamento, le dejaría todos sus objetos de arte recolectados al Museo Británico. Y los directivos del museo hacían lo siguiente: enviaban a Rothschild a los dueños de las pinturas que ellos mismos no podían comprar, y Ferdinand las adquiría.
  • Un dato interesante es el hecho de que casi todas las mujeres de la familia eran reconocidas por sus contemporáneos como personas volitivas con cualidades que la sociedad solía atribuirles a los hombres, como dureza y obstinación.

El famoso bailarín y coreógrafo, Rudolf Nuréyev, junto con Marie-Helene Rothschild.

  • Walter Rothschild, quien también pecaba de coleccionista, entró para siempre en la historia de la ciencia. Solo que él recolectaba mariposas, llegando a juntar en toda su vida unos 2,25 millones de ejemplares. Pero Walter no solo coleccionaba insectos, sino que también organizaba numerosas expediciones a los rincones más alejados del planeta. Gracias a él, se pudieron descubrir y describir nuevos tipos de animales: desde escarabajos hasta canguros. Algunos de ellos fueron nombrados en su honor: Ornithoptera rothschildi (una mariposa), la jirafa de Rothschild, Leucopsar rothschildi (un estornino con plumaje blanco como la nieve de la isla de Bali).

Walter Rothschild montando una tortuga de Galápagos en su finca.

  • Durante la Segunda Guerra Mundial, uno de los Rothschild fue arrestado por los soldados alemanes y se le ofreció este trato: sería liberado si entregaba su fábrica de acero y también proporcionaba cierta cantidad de dinero en efectivo. Rothschild aceptó entregar la planta, pero solicitó dinero por ella. Negociaron durante mucho tiempo, y finalmente el comando alemán perdió la paciencia: hizo el trato bajo los términos del barón. Rothschild fue liberado, sin embargo, el acuerdo nunca se llevó a cabo: en unos pocos días, las tropas alemanas habían ocupado el territorio en el que se encontraba la fábrica. Y la necesidad de pagar dinero por ella desapareció por sí sola.

Siglo XXI

De izquierda a derecha, los Rothschild modernos: Jessica, Edward, Ondin y David.

  • La familia posee destilerías en todo el mundo, la más famosa de las cuales se llama Château Lafite Rothschild. Y en la etiqueta de los vinos israelíes “Barón” hay un retrato de Edmond de Rothschild.
  • El actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, comenzó su carrera en una de las compañías de los Rothschild, y era tan bueno en su trabajo que lo llamaron el Mozart de las finanzas.
  • En Cambridge, hay un archivo de los Rothschild. La historia del clan está protegida por Emma Rothschild, que es famosa por ser la estudiante más joven de la Universidad de Oxford: ingresó a la institución con solo 15 años.
  • Uno de los descendientes del antiguo clan, David Rothschild, es dueño de la compañía Adventure Ecology. Está luchando activamente por la salvación de nuestro planeta: en 2006, organizó una expedición al Ártico para estudiar el hielo local; en 2007, viajó a los bosques de Ecuador para protegerlos de la contaminación y la deforestación, y en 2010 construyó un barco con 12 500 botellas de plástico y cruzó una parte del océano Pacífico en él.

David Rothschild y su barco “Plastiki”.

Cuéntanos en los comentarios, ¿quién de los representantes de la familia te ha impresionado más?

Compartir este artículo