Los niños desobedientes y traviesos tienen más posibilidades de ser exitosos en el futuro, según estudio

Puede resultar una pesadilla cuando los niños son rebeldes. A veces no comprendemos por qué nos desobedecen y tienen una mala conducta. No sabemos las razones que los incitan a desafiar nuestra autoridad y algunas de sus acciones hacen que cuestionemos si estamos fallando en su educación o estamos haciendo mal las cosas. Pero no hay que preocuparse demasiado, porque hay algo positivo entre todo esto pues, según una investigación realizada por Research Gate, los niños más traviesos tienen más posibilidades de convertirse en adultos exitosos y tener un nivel económico alto.

Genial.guru recopiló los resultados de este estudio para que logres entender lo que hay detrás del comportamiento rebelde de tus hijos.

Lo que dice la ciencia sobre los niños rebeldes

Cuando los niños empiezan a estudiar, creemos que tienen que cumplir ciertos rasgos, como tener buenas calificaciones, excelente comportamiento, ser obedientes, respetuosos y tranquilos para tener un futuro prometedor. Este estudio que recopiló información desde el año 1968, se basó originalmente en el análisis respecto a la conducta que tenían cerca de 3 000 niños de entre 8 y 12 años, incluyendo medidas de inteligencia, educativas, aspiraciones, estatus socioeconómico, antecedentes familiares y un cuestionario sobre las actividades escolares y cotidianas, sentimientos, pensamientos y hábitos de los alumnos.

Después del seguimiento que se les dio durante más de 40 años, el estudio arrojó como resultado que los pequeños que suelen desafiar la autoridad tienden a cuestionar más las cosas que pasan a su alrededor y a pensar más allá de los límites que se les establecen. Esto les da cierta ventaja creativa cuando se trata de nuevas ideas o el lanzamiento de negocios. Los que eran considerados rebeldes, desobedientes, agresivos e inquietos consiguieron colocarse en puestos importantes dentro del ámbito laboral, ganando más dinero que los que tenían mejores calificaciones y eran más disciplinados durante su infancia.

No todo recae en el comportamiento irregular, también la inteligencia, la responsabilidad y el compromiso del menor son importantes

Las características y el comportamiento de los estudiantes juegan un papel significativo. El éxito va más allá de contar con buenos recursos cognitivos y formar parte de una familia socialmente favorecida. La calidad de la formación profesional y académica, además del interés y responsabilidad que el niño desarrolle a lo largo de su vida, son factores determinantes para que alcance el éxito laboral y económico.

De acuerdo a las variables que se analizaron, se determinó que el éxito que tienen los niños rebeldes en su etapa adulta, puede ser resultado de su egoísmo y su capacidad de preocuparse por sus propios intereses. Debido a que ellos no cumplen las reglas que se les imponen, se convierten en expertos al momento de negociar y defender el sueldo que desean, pues su inconformismo siempre los lleva a buscar la opción más atractiva y favorable para ellos.

Lo que se consideraba rebeldía hace 50 años no tiene nada que ver con lo que es actualmente, y el éxito de los niños rebeldes podría tener otra explicación

El estilo de vida que se llevaba hace muchos años, probablemente no tiene mucho parecido con las exigencias que se tienen en la actualidad. Por otro lado, es posible que en algunos de los casos las personas, que fueron niños rebeldes, no hayan llegado al éxito de la manera más ética, o quizá no eran muy aplicados en sus estudios y tenían que pasar más tiempo en la escuela, aumentando la posibilidad de absorber los conocimientos para asistir a una educación superior y ser conscientes de lo que querían para su futuro. Si tu hijo es rebelde o presenta un comportamiento irregular, no debes angustiarte demasiado, pues existe la posibilidad de que tu niño se convierta en un adulto lleno de éxito y logros profesionales.

¿Qué opinas de este descubrimiento? ¿Consideras que el comportamiento de la infancia es determinante para el futuro de un niño? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.

Compartir este artículo