Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Actrices a las que les importa un pepino los estereotipos de belleza

--4-
125k

A menudo nuestro aspecto físico no va de acuerdo con los estándares de belleza comunes. Al mismo tiempo, cada mujer puede elegir: intentar encajar en los estereotipos o amarse tal y como es y conquistar a todo el mundo con su carisma y encanto.

Genial.guru te invita a echar un vistazo a algunas actrices a las que les importa un pepino los estereotipos de belleza, y con todo y eso han alcanzado la fama. Son estupendas.

Meryl Streep

Meryl Streep dice abiertamente: "La belleza no es mi fuerte". Sin embargo, la actriz, sin duda, es un verdadero ejemplo de elegancia, de lo contrario la película El diablo viste de Prada no habría tenido un éxito tan contundente. Al mismo tiempo, en el casting para la cinta King Kong el productor le negó el papel a Streep precisamente por su apariencia física. Al parecer, este episodio de su vida no afectó a la actriz para nada, pues la confianza que tiene en sí misma es envidiable. Puede ser que el secreto esté en el sentido de dignidad innata que tiene esta gran actriz, o su esposo que toda la vida la ha mirado con ojos enamorados.


 

Barbra Streisand

"Todos somos bellos -asegura Barbra con sus años de experiencia-. Solo hay que creerlo sinceramente y entonces los demás lo creerán". Es poco probable que los compañeros de la escuela que se burlaban de ella por sus ojos ligeramente vizcos y una nariz grande, pudieran pensar que se convertiría en una gran estrella. La famosa actriz y cantante ha tenido muchas oportunidades de hacerse cirugías plásticas y corregir sus peculiaridades pero jamás aceptó hacerlo. "Ser perfecta es aburrido -cree Barbra de 72 años-, por eso hay que cuidar tus defectos porque te adornan".


 

Winona Ryder

En la escuela a Winona la tomaban por niño, y en los cástings le aconsejaban abiertamente no ser actriz. Debido a que en la escuela todos se burlaban de ella, sus padres optaron por la educación en casa. ¡Qué equivocados estaban todos! De una niña "no atractiva" Winona se convirtió en una gran actriz rompecorazones. Incluso Johnny Depp cayó ante su encanto.


Anne Hathaway

El debut de Anne Hathaway en la película El diario de la princesa muestra con precisión su destino: de una adolescente tímida con una figura de niño y otros defectos, la heroína se convierte en una auténtica princesa. Cabe destacar que su apariencia física no cambió mucho, pero su cambio de actitud la convirtió en una belleza. Lo mismo se puede decir acerca de la actriz: se liberó de complejos, en primer lugar, porque empezó a aceptarse tal y como es.



 

Jennifer Lawrence

Toda la vida a la actriz galardonada con un Óscar la han criticado por tener formas demasiado redondas. Pero no se deja enganchar por las provocaciones de los paparazzi quienes siguen publicando sus fotos en bikini con comentarios retadores. Ella les responde: "Es mejor lucir ligeramente llenita en la pantalla y ser una persona normal, que lucir espectacular en la pantalla y en la vida parecer un esqueleto".



 

Uma Thurman

Uma Thurman jamás se ha creído bella: estatura muy alta, movimientos angulados, pies grandes (talla 42). Pero esto no le impidió convertirse en la musa de Tarantino y una de las actrices más exitosas de Hollywood. Lo que antes se consideraba tener "facciones poco comunes" ahora se convirtió en "un rasgo peculiar". "Todos alrededor parecen encajar en los estándares de belleza, yo soy diferente y hermosa por ello", dice Uma.


 

Sarah Jessica Parker

La influencia de Sarah Jessica Parker en varias generaciones es invaluable: el estilo de esta actriz se convirtió en el ejemplo para muchas mujeres alrededor del mundo. Es difícil imaginarse a alguien más en el papel de la legendaria Carrie Bradshaw, ¡y qué natural luce en el rol de la glamurosa escritora! Curiosamente, Parker misma cambió su destino. Podría hacer continuado interpretando a "patitos feos" como lo hizo al principio de su carrera. Pero no se rindió y alcanzó reconocimiento. "No intentes complacer a todo el mundo -dice la actriz-, es imposible".


 

Renée Zellweger

Renée ganó el amor del público femenino gracias al papel de Bridget Jones, quien sueña con bajar de peso, entre otras cosas. Interpretar a una mujer robusta, insegura de sí misma, quien siempre se ve involucrada en situaciones ridículas, y de esta forma volverse la favorita de millones, es un logro interesante. Zellweger sabe interpretar tanto a patitos feos como a mujeres espectaculares sin perder su encanto.


 

Helena Bonham Carter

En su juventud Helena odiaba su apariencia pero todo cambió cuando la actriz entendió: lo importante no es cómo te ves en el espejo sino cómo te presentas al mundo. Los logros de Carter son vertiginosos: su reputación de actriz fuerte y su estilo inconfundible le permitieron interpretar los personajes más inesperados y exitosos.



 

Keira Knightley

Keira Knightley habla tranquilamente sobre sus múltiples defectos, mientras que sus enemigos cada vez más saborean su delgadez acusándola de anorexia. Knightley no tiene complejos al respecto, al contrario, declara abiertamente su opinión: "Para mí es importante que todos sepan que la apariencia no tiene gran importancia".


 



 

Basado en material de Pro Retro, tele.ru
--4-
125k