Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Así se casan los príncipes y princesas modernos en 10 países del mundo

----
31k

Apenas el Príncipe Harry y la actriz Meghan Markle anunciaron su compromiso el 27 de noviembre de 2017, comenzaron las conversaciones sobre su próxima boda, que será en la siguiente primavera. Y esto es comprensible: las bodas reales, hasta nuestros días, siguen siendo una ceremonia hermosa y lujosa que atrae la atenta mirada de medio mundo.

Pero el Reino Unido no es el único país con un modelo monárquico y es por eso que Genial.guru ha decidido comparar cómo son las celebraciones de las realezas en otros países.

1. Reino Unido: la boda del príncipe Guillermo y Catherine Middleton

La boda de Guillermo y Kate provocó una gran expectativa en todo el mundo: la ceremonia se retransmitió en directo por el canal real de YouTube y fueron testigos de ella 72 millones de personas. Asistieron casi 1.900 invitados y la diadema de Kate fue prestada por la mismísima Reina.

2. Marruecos: la boda del príncipe Moulay Rachid y Oum Keltoum Bufares

La boda del Príncipe Moulay Rachid y Oum Keltoum Bufares se realizó conforme a las tradiciones marroquíes, durando 2 días. En la imagen se puede ver a la pareja de recién casados rodeada por sus familiares en el ritual del dibujo de henna: se cree que este rito trae felicidad y prosperidad a los recién casados.

3. Alemania: la boda del príncipe Ernesto Augusto de Hannover y Ekaterina Malisheva

La boda del descendiente de los monarcas británicos y la diseñadora de moda de origen ruso tuvo lugar en la principal iglesia luterana de Hannover. La ceremonia concluyó como si fuera un cuento de hadas: la pareja subió a un carruaje y se dirigió al castillo para la recepción oficial. Por desgracia, el padre del príncipe no se presentó a la ceremonia porque estaba disconforme con dicha unión.

4. Luxemburgo: la boda del príncipe heredero Guillermo de Luxemburgo y Estefanía de Lannoy

A pesar de que los novios pertenecen a la aristocracia, la pareja quiso alejarse de la tradición contrayendo matrimonio en el ayuntamiento, a pesar de que las ceremonias reales anteriores se realizaron en el palacio de los grandes duques de Luxemburgo. Pero la pareja no renunció a la boda religiosa, que tuvo lugar al día siguiente.

5. Brunéi: la boda de la princesa Pengiran Haji Muhamad Ruzaini y Hajah Hafizah Sururul Bolkiah

La princesa Hajah Hafizah es hija del sultán de Brunéi, Hassanal Bolkiah, uno de los hombres más ricos del planeta. Por eso, no resulta extraño que la boda contase con incalculables lujos: la ceremonia se celebró en la sala del trono del palacio, el cual cuenta con 1.700 habitaciones, por lo que duró más de un día.

6. Bélgica: la boda del príncipe Amadeo de Austria-Este y Elisabetta Rosboch von Wolkenstein

La boda del sobrino del Rey de Bélgica y la aristócrata italiana se llevó a cabo en la ciudad de la novia, Roma. La pareja recibió la bendición del Papa y en la ceremonia de la boda se congregaron otras muchas familias reales.

7. Bután: la boda del rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y Jetsun Pema

La ceremonia de la boda del rey de Bután y su prometida se llevó a cabo según la tradición budista en la fortaleza-monasterio de Punakha Dzong, conocida como el "Palacio de la gran felicidad". La boda se celebró literalmente por todo el país y la fiesta se prolongó durante 3 días en honor a los recién casados ​​en todas las ciudades.

8. Suecia: la boda de la princesa heredera Victoria y Daniel Westling

La boda de la princesa heredera Victoria con su entrenador personal de fitness fue tan exuberante que la llamaron "la boda real más grande desde los tiempos del príncipe Carlos y Diana Spencer". Muchos suecos mostraron su descontento por el significativo gasto, aunque en algo sí que ahorraron: la novia llevó puesto un velo con el que las princesas suecas se llevan casándose desde hace 150 años.

9. Jordania: la boda del príncipe Ali bin al Hussein y Rym Brahimi

La ceremonia de la boda tuvo lugar en la casa del hermanastro del novio, el rey de Jordania, Abdalá II. La prometida del príncipe es una experiodista de la CNN e hija de un representante de la ONU.

10. Austria: la boda del archiduque Christoph y Adelaide Drapé-Frisch

La boda del archiduque y de la hija de un diplomático se celebró en el país de origen de la novia, Francia. La ceremonia civil para unir a la pareja fue bastante modesta, con tan solo 40 invitados, pero la boda religiosa, como viene siendo costumbre, ya se asemejó más a una boda real.

Parece que las parejas de la realeza siguen siendo fieles a sus tradiciones para contraer matrimonio como ninguna otra. ¿Te gustaría ser invitada a una de estas celebraciones?

Imagen de portada AFP/East News, Abaca/East News
----
31k