Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Conoce las reglas que siguen todos los miembros de la familia real británica desde su nacimiento

--1-
18k

Cada familia tiene tradiciones que seguir. A veces, para los más extraños, algunas de ellas pueden resultar raras e incluso ridículas, pero para los que las realizan, tienen un profundo significado. Y aún más interesante es, si cabe, el caso de una familia real, debido a que sus tradiciones acumulan siglos de historia.

Genial.guru recopiló protocolos, normas y tradiciones interesantes que desde hace muchos años siguen con vida en la familia real británica.

Mínimo, dos hijos

Tradicionalmente, en las familias reales se engendran al menos dos hijos. Y esta tradición ha pervivido durante los últimos 60 años. Nadie impedirá a la pareja tener más, esa sería, por así decirlo, una decisión libre. Por cierto, en la familia real, casi todas las parejas tienen solo dos niños. Los únicos que decidieron tener más fueron la reina Isabel II y el duque de Edimburgo. Ahora, la pareja de los Duques de Cambridge ha decidido seguir su ejemplo: esperan a su tercer hijo.

Una postura correcta

Las mujeres de la familia real no pueden sentarse como ellas quisieran. No pueden poner una pierna encima de la otra. La posición correcta de las piernas se fundamenta en las rodillas juntas. Se pueden cruzar los tobillos, inclinando ligeramente las rodillas hacia un lado.

El sexo del bebé, durante el embarazo, es un secreto

En la familia real británica no entra dentro de sus costumbres revelar el sexo del bebé durante el embarazo. Todo se mantiene en la más estricta confidencialidad antes del nacimiento. La sociedad adora especular con esto, hacer sus apuestas, por lo que presta una especial atención en la vestimenta de la duquesa y, en particular, al color que utiliza.

Protocolo especial

La familia real camina y se sienta también siguiendo cierto orden. Por ejemplo, el esposo de la reina Isabel II no puede caminar a su vera, casi siempre lo hace un poco más atrás. También existe una costumbre especial a la que se recurre cuando se toma asiento: en primer lugar, se sienta Isabel II con el Duque de Edimburgo, después el príncipe Carlos con su esposa. Le siguen el príncipe Guillermo con la Duquesa de Cambridge.

Siguiendo a la Reina

En una gran recepción, todos se guían por el comportamiento de la monarca. Sobre todo, atendiendo al detalle de que si ella termina de comer, justo en ese mismo momento, absolutamente todos los invitados a la mesa deben terminar también.

Observar un nacimiento, reservado a las mujeres

Cabe señalar que hasta cuando se daba a luz en el hogar, el padre del niño no podía estar con su esposa. La princesa Diana fue la primera en romper con la tradición de hacerlo en casa. Pero, al igual que hace varios siglos, ningún hombre puede estar presente en este acto. Esta costumbre reside bajo el fundamento de que es un proceso puramente reservado para ellas.

La hora del té

Todos sabemos cuánta atención se dedica al ritual del té en el Reino Unido. Y para que todo realmente esté a la altura, hay que saber cómo sujetar la taza de una manera correcta. Curiosamente, no se puede introducir el dedo en el hueco de su asa. Por arriba, la taza debe sujetarse con el pulgar y el índice y por debajo, con el dedo mayor. En ningún caso se puede separar el meñique.

Un traje negro

En cualquier viaje, cada miembro de la familia real, imperiosamente, lleva consigo un traje negro. La pareja real elige el negro solo en caso de duelo y no se utiliza para ningún evento o acto oficial. Por lo tanto, en el equipaje siempre llevan esa vestimenta por si fallece algún familiar y la situación lo requiere.

Los embarazos se anuncian cuando pasan 12 semanas

Se suele informar del embarazo de algún miembro de la familia real pasadas las primeras 12 semanas. La excepción ha sido Kate Middleton: la duquesa siente unas fuertes náuseas durante su embarazo, por lo que la familia tiene que explicar la causa de su ausencia en actos oficiales.

Ropa infantil

En cuanto a los niños, encontramos una regla bastante estricta: solo pueden llevar pantalones largos los adultos. Por lo tanto, independientemente de la época del año, los niños usan solo los cortos. Y esta norma de vestimenta se aplica, como mínimo, hasta que cumplen los 8 años de edad.

Mirto en el ramo de la novia

El mirto es un símbolo de buena suerte y felicidad en el matrimonio, por lo que obligatoriamente debe estar presente en el ramo de la novia. Esta tradición se inició con la reina Victoria, que recibió un mirto como regalo de la abuela de su prometido. Ahora, el mirto se toma de un árbol que crece en el mismísimo jardín real.

Cañonazos en honor al príncipe o la princesa

Inmediatamente después del nacimiento de un heredero, se rinde homenaje al niño y a sus padres. Desde la Torre de Londres, se efectúan 62 disparos y cerca del Palacio de Buckingham, 41 cañonazos.

Anuncio de un nacimiento

Anunciar el nacimiento de un bebé se hace de una manera ya amada por muchos. Cerca del palacio se coloca un caballete dorado al que se adjunta una hoja con información impresa sobre cuándo nació el bebé y su sexo. Esta función también la realiza un heraldo que informa a las personas en las calles de Londres. El caballete tradicional hasta se convierte en un lugar de atracción durante algún tiempo. La pareja de los Duques de Cambridge son los primeros en informar del nacimiento de sus hijos, también a través de la prensa.

Cuatro nombres

Los niños nacidos en la familia real pueden disfrutar de hasta 4 nombres. Mientras tanto, ningún miembro de esta familia tiene apellido. En el caso de que este sea necesario, en su lugar se utiliza el título. Por ejemplo, el príncipe George utiliza el apellido Cambridge.

La lactancia

Absolutamente todos los niños de la familia real se alimentan de leche materna de sus madres. Y este es un hecho conocido y comprobado. Pero aquí también encontramos una excepción: la reina Victoria rompió con ella, ya que creía que la lactancia materna hacía a una mujer tonta.

Regalos desde todo el mundo

Se suelen hacer regalos a los niños de la familia real, que los reciben en suculentas cantidades. Reciben regalos de todos, desde los jefes de estado a los ciudadanos comunes del reino. Parte de ellos se donan a entidades benéficas, otra queda para la familia. Y estos regalos pueden ser muy diferentes: desde sonajeros hasta polainas y bufandas de marcas de lujo.

El vínculo con el linaje real

Si existen familiares del niño que carecen de título nobiliario, entonces, por desgracia, el niño no puede tener relaciones con ellos. La tradición permite la comunicación solo con el linaje real. Pero como bien se sabe, la Duquesa de Cambridge ha roto esta costumbre, pasando mucho tiempo con su familia.

El cumpleaños de la Reina

A la celebración del cumpleaños de la Reina deben asistir absolutamente todos los miembros de la familia real. Y no importa si, por ejemplo, ayer diste a luz o planificaste irte de vacaciones. Las excepciones son casi imposibles, en la fiesta de cumpleaños deben estar todos presentes.

Niñeras especializadas

Antes de contratar a alguna mujer en calidad de niñera de un "pequeño" real, la familia la prepara concursos especiales. Y allí, ella no solo perfecciona sus habilidades en el cuidado de los niños, sino también aprende todas las medidas de seguridad (incluida la conducción cuidadosa) e incluso artes marciales.

Bautismo de los recién nacidos

El bautismo es la primera presentación oficial de los bebés recién nacidos. El acceso de la prensa a este tipo de actos está estrictamente prohibido. El líder de la Iglesia Anglicana bautiza a los bebés o bien en el Palacio de Buckingham o en una iglesia elegida por los padres. También puede observarse que se viste a los bebés para el bautizo con el mismo vestido utilizado en 1841 por la Reina Victoria para recibir tal sacramento.

Rehusan de los pañales desechables

Por muy extraño que parezca, en la familia real no se usan pañales desechables, optan exclusivamente por los de tela. Aunque aquí también encontramos una excepción: para cuidar al pequeño príncipe Guillermo también se utilizaron los desechables.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
--1-
18k