Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Lugares no turísticos que muestran el verdadero carácter de cada país

Las ciudades más famosas del mundo tienen mucho que ofrecerles a los turistas: atracciones fascinantes, luces de grandes ciudades, entretenimiento de todo tipo… Pero en cada país, como en un teatro, lo más importante queda detrás de las escenas. Al salir fuera de la capital, descubres las costumbres de los locales, las pequeñas callecitas de poblados hermosos, construcciones inusuales de siglos pasados, asombrosas casitas étnicas y fascinantes rincones de la naturaleza.

El equipo de Genial.guru preparó para ti un viaje virtual por 15 lugares provinciales del planeta que revelan el auténtico carácter de cada país.

1. Yvoire, Francia

El colorido poblado de Yvoir tiene más de 700 años. A pesar de las guerras y factores naturales, el poblado ha conservado su aspecto histórico. Al lado del Lago Lemán se encuentra un pequeño castillo construido por el conde Amadeo V de Saboya. Las calles empedradas, los encantadores residentes locales, las acogedoras casas antiguas, jardines llenos de flores…  ¡Un lugar así se merece sin duda su título de uno de los pueblos más bellos de Francia según la Asociación homónima francesa!

2. Isla Canguro, Australia

La Isla Canguro con toda confianza es el lugar de ensueño tanto para los adultos como para los niños. Un tercio del territorio lo ocupan parques nacionales. Te impresionarán los grandiosos paisajes de acantilados gigantescos y las praderas. En un paseo por la isla, podrás encontrar a tu paso canguros, lagartos, koalas, ornitorrincos, pingüinos enanos y un montón de pájaros: cacatúas negras, lechuzas, etc. Y en las aguas del océano se divierten jugando delfines y focas. En este lugar Australia se abrirá para ti como un país lleno de bellezas jamás vistas.

3. Fortaleza Bourtange, Holanda

La Fortaleza Bourtange, o “fortaleza de estrella”, se encuentra en Holanda. Fue construida en el periodo de la Guerra de los Ochenta años cuando el país luchaba por su independencia de España. Los arquitectos inventaron una nueva forma de fortificación para protegerse de los cañonazos. Después de la guerra, el bastión fue abandonado, luego nuevamente fortificado y ampliado, y a partir del siglo XIX Bourtange le pertenece a la comunidad local. Hacer un recorrido por este lugar es muy educativo, además, tiene paisajes simplemente hermosos.

4. Albarracín, España

El filósofo José Ortega y Gasset escribió que esta ciudad tenía una silueta fabulosa. También Albarracín a menudo es llamada la "ciudad rosa”. El pueblo recibió este bello nombre en la época musulmana (siglos IX-XII). Aquí todo es hermoso: las viejas calles, Sierra de Albarracín, praderas verdes y ríos. También podrás observar el acueducto de 18 kilómetros de longitud que fue construido en la época romana. Sin darte cuenta, sentirás el ambiente de siglos pasados.

5. Devon, Inglaterra

Devon es un condado pintoresco en Inglaterra bañado con el golfo de Bristol y La Mancha. Hace tiempo aquí existía Dumnonia, poblada con los celtas. En las bahías de Devon se ubican poblados de pescadores, puertos y lindos resortes. Allí nacieron los grandes marineros sir Francis Drake y sir Walter Raleigh, y también “la reina de detectives” Agatha Christie. Y los eventos narrados en el libro de Conan Doyle El sabueso de los Baskerville también se desarrollan en este lugar. Verás la verdadera cara de este país donde se reflejan tanto paisajes coloridos, casas acogedoras y caminos misteriosos, como el carácter estricto de los habitantes.

6. La isla Hokkaido, Japón

Si algún día llegas a ir a Japón, no olvides visitar Hokkaido. Allí los japoneses perfeccionistas crearon muchos lugares que les ofrecen a los turistas experiencias inolvidables: la terraza Unkai en la cima de una montaña, el aroma divino y los colores de los campos de lavanda, las pistas de esquí alpino y el Lago azul. También encontrarás allí a un animal encantador llamado ezo momonga, que habita este lugar. Y, sin duda, te sorprenderá la síntesis de la naturaleza bien cuidada y las tecnologías modernas.

7. Monsanto, Portugal

El colorido pueblo de Monsanto se oculta entre las rocas de granito. La vista es verdaderamente hermosa: montañas, vegetación, techos tejados y calles adoquinadas. En algún momento de la historia Monsanto fue centro de la provincia Beira Baixa. Durante ocho siglos el paisaje local no ha cambiado mucho, por ello en 1938 fue nombrado “el pueblo más portugués del país”. Caminar por aquí es un placer, y también puedes disfrutar de los platillos tradicionales en el restaurante ubicado bajo una piedra enorme (la que ves en la foto).

8. Cañón Fjaðrárgljúfur, Islandia

El cañón Fjaðrárgljúfur en el sureste de Islandia es una increíble creación de la naturaleza. Los paisajes pristinos de este país son simplemente impresionantes. El cañón del río Fjadra se formó después de la edad de hielo. Su longitud es de aproximadamente 2 kilómetros y una profundidad de unos 100 m. ¡No solo te espera un paseo por las orillas del río sino toda una aventura!

9. Alberobello, Italia

El diminuto pueblo de Alberobello es todo un encanto. Sus asombrosas casitas trullo conquistan el corazón de cualquier turista que llega a este lugar. En total hay alrededor de mil quinientas casitas mágicas con techos en forma de cono. Por cierto, muchas de ellas ya tienen más de 7 siglos de antigüedad. La ciudad fue llamada así en honor al bosque que crecía en estos rumbos: Arboris Belli (“bellos árboles”). Este pequeño poblado, lleno de la luz del sol con hermosas decoraciones, te mostrará el mundo de la Italia provincial.

10. Callejón de árboles, Irlanda

Dark Hedges es un lugar extraordinario. Está ubicado a lado del pueblo de Armoy en Irlanda del Norte. Esta fantástica “avenida” fue sembrada por la familia Stuart hace 3 siglos. Su idea fue impresionar a todos aquellos que entraran a la hacienda que hoy en día es un club de golf. También, según una leyenda antigua, puedes encontrar allí al fantasma de una tal Lady Gris. Los residentes locales valoran mucho sus tradiciones y adoran los acertijos.

11. Kandovan, Irán

El pueblo Kandovan desde lejos parece un enorme hormiguero. En las casas talladas en rocas, viven alrededor de mil personas. Sin embargo, la vista de este poblado no debe confundirte: sus habitantes desde hace tiempo conocen todas las comodidades. La forma extraña del paisaje se formó después de una erupción del volcán Sahand. Por cierto, la traducción literal del nombre de este pueblo es “panal de abejas". Al entrar ahí, te sentirás como un personaje de un cuento de hadas iraní.

12. Hobbiton, Nueva Zelanda

Este pueblo de fantasía fue creado en una granja de ovejas en un año con el esfuerzo de 400 personas para la famosa trilogía El señor de los anillos. Después de terminar de filmar las películas, el pueblo estuvo abandonado por algún tiempo. Pero pronto los fanáticos de esta obra literaria empezaron a venir a este lugar para ver con sus propios ojos las madrigueras de los hobbits, el pub “Dragón verde”, el puente, el molino y otros vistosos objetos hechos realidad.

13. Lago Titicaca, Perú / Bolivia

Para los habitantes del lugar, el lago Titicaca es sagrado. Su nombre significa “puma de piedra”. Según los científicos, hace millones de años este lago fue un mar antiguo: en sus aguas hasta ahora viven peces del mar, cangrejos e incluso tiburones, y las montañas guardan huellas del oleaje. También puedes ver islas flotantes inusuales hechas de caña y poblados por animales. El estilo de vida en estos asentamientos móviles no ha cambiado mucho en el último siglo. Si lo visitas, incluso pensarás que viajaste en el tiempo.

14. Islote Gaztelugatxe, España

El islote Gaztelugatxe está situado frente a la costa del Golfo de Vizcaya. Se conecta con el continente por un estrecho sendero en forma de escalera de 237 escalones. En el islote hay un monasterio que tiene ya casi 11 siglos. Nunca olvidarás la hermosa vista de Gaztelugatxe, y las salpicaduras de las olas azules y la brisa fresca te llenarán de una energía especial.

15. Chauen, Marruecos

“La ciudad azul” de Chauen se ubica en las laderas de las montañas del Rif. Todo allí alegra la vista: hermosos paisajes, arquitectura antigua, obras de arte. Sin embargo, la principal atracción es ¡su color divino! Los tonos de azul van de azul claro hasta azul turquesa. ¡Te sentirás como en un auténico cuento de hadas oriental!

Traducción y adaptación Genial.guru