Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Ciudades y civilizaciones antiguas perdidas que fueron encontradas bajo tierra

--1-
13k

A pesar de toda la información que posee la humanidad, la cantidad de secretos que habitan el mundo no disminuye. Todo lo contrario, con cada nuevo descubrimiento aparecen nuevos e increíbles enigmas. ¿Qué, además de lo obvio, guarda la Tierra en sus entrañas? ¿Y qué se puede encontrar debajo del agua?

Genial.guru realizó un pequeño estudio y recopiló los descubrimientos más impresionantes de los arqueólogos para compartirlos contigo. ¡Adéntrate en estos alucinantes mundos!

10. La ciudad hundida de Hélice

Todos conocen la leyenda del mundo perdido de la Atlántida. Pero a diferencia del mito popular, sobre la ciudad de Hélice sí existen testimonios escritos que ayudaron a los arqueólogos a encontrar el lugar exacto de su ubicación.

La ciudad estaba ubicada en Acaya, en el norte del Peloponeso. Teniendo en cuenta la mención de Hélice en la "Ilíada", la ciudad participó en la Guerra de Troya. En el año 373 a.C. fue destruida tras un poderoso terremoto y una fuerte inundación.

A pesar de que la búsqueda de la ubicación real comenzó a principios del siglo XIX, el lugar no se encontró hasta finales del XX. Ya en 2001 se descubrieron las ruinas de la ciudad en Acaya y solo en 2012, cuando se retiró una capa de limo y sedimentos fluviales, se hizo evidente el hallazgo de Hélice.

9. Iram la de las columnas

Iram la de las columnas es una ciudad antigua, mencionada en el Corán. Allí, se establece que contaba con edificios altos, habitados por 'Aditas. Debido a que los habitantes de Iram dejaron de adorar a Alá, una tormenta de arena fue enviada a la ciudad y la enterró por completo.

A principios de la década de 1990, un equipo de arqueólogos anunció que habían encontrado la ciudad perdida de Ubar, que más tarde se identificó como Iram. El descubrimiento fue posible gracias a la ayuda de un sondeo realizado por satélites de la NASA. Durante las excavaciones, se descubrió una fortaleza octagonal con altos muros y torres.

8. La ciudad hundida de Gwaelod, Gales

Cantre'r Gwaelod estaba ubicada entre las islas de Ramsey y Bardsey, en el área que hoy se conoce como la bahía de Cardigan. La leyenda expone que la ciudad contaba con la tierra más fértil y un acre de superficie allí valía más que en otras ciudades de Gales. Pero Gwaelod dependía de su presa, que lo protegía del mar. Cuando bajaba la marea, las cerraduras se abrían para que el agua pudiese drenar y durante la marea alta, se cerraban.

Muchos creen que la ciudad existe hoy en día y hay rumores de que alguien está tratando de organizar una expedición submarina para encontrar la tierra perdida. En la superficie del agua, si se produce un tiempo tormentoso y con las mareas bajas, se pueden apreciar los restos de un bosque petrificado. En estos fósiles se encontraron marcas de hombres y animales.

7. Troya

Es poco probable que haya una persona a la que no le suene ningún mito sobre esta antigua ciudad. Troya, también llamada Ilión, es un asentamiento fortificado en Asia Menor que se encontraba en la península de Tróade, en la costa del mar Egeo.

En la colina de Hisarlik (Turquía), durante unas excavaciones llegaron a encontrar rastros de hasta 9 asentamientos de fortalezas, que existieron en diferentes épocas. La era descrita en la "Ilíada" coincide con la séptima capa. En esa época, Troya era un asentamiento grande, rodeado de fuertes murallas y altas torres. Las excavaciones realizadas en 1988 mostraron que la población de la ciudad en la era de Homero era de 6 mil a 10 mil habitantes y, para los estándares de aquellos tiempos, resultaría ser una ciudad, cuanto menos, impresionante.

Hoy las ruinas de este antiguo asentamiento han sido incluidas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

6. El templo perdido de Musasir

En el bajo relieve del palacio de Sargón II se representa la destrucción del templo de Musasir.

Este templo fue dedicado a Jaldi, el dios del reino de Urartu, ubicado en la meseta armenia, que se extendía en el territorio donde hoy en día se encuentran Turquía, Irán, Irak y Armenia.

Musasir fue construido en el año 825 d. C., en la ciudad de Ararat, pero después de la destrucción llevada a cabo por el rey Sargón II, el antiguo templo se perdió y solo en julio de 2014 se hizo una declaración de que el templo había sido descubierto en Kurdistán, concretamente en el norte de Irak. Lo más interesante es que este descubrimiento fue posible gracias a los residentes locales, quienes accidentalmente tropezaron con las ruinas del templo. Durante las excavaciones se encontraron los cimientos de las columnas del templo y la escultura de un hombre en tamaño completo.

5. Una ciudad perdida debajo del templo de Angkor Wat

Gracias a las avanzadas tecnologías para realizar sondeos teledirigidos, los arqueólogos australianos lograron un gran descubrimiento en Camboya. Hallaron una ciudad antigua con más edad que el famoso templo de Angkor Wat.

Esta ciudad fue construida 350 años antes del comienzo de la construcción de Angkor Wat en el noroeste de Camboya. Ella formaba parte del hindú-budista Imperio Jemer, que gobernó en el sudeste asiático desde el año 800 hasta el 1400 d. C. Los estudios en esta zona continúan, lo que significa que los científicos están a la espera de nuevos hallazgos.

4. La ciudad de pirámides Caral

Muchos están convencidos de que Egipto, Mesopotamia, China e India son las primeras civilizaciones de la humanidad. Sin embargo, pocos saben que al mismo tiempo hubo una civilización de Norte Chico en Supe, Perú. Esta es la primera civilización conocida de las dos Américas. Y la ciudad santa de Caral, su capital.

En 1970, los arqueólogos descubrieron que las colinas, que originalmente se identificaron como formaciones naturales, eran pirámides escalonadas. 20 años más tarde, Caral se manifestó por completo.

En el año 2000 se realizó un análisis de las bolsas de caña que se encontraron durante la excavación y los resultados fueron increíbles. El análisis mostró que Caral data de un período arcaico tardío, aproximadamente 3 mil años a. C.

3. Urkesh, la ciudad perdida de los hurritas

La ciudad de Urkesh fue fundada en el IV milenio antes de Cristo. Una vez fue un importante centro de la antigua civilización hurrita. Dado que la ciudad fue enterrada bajo las arenas del desierto durante miles de años, se perdió en las páginas de la historia.

En la década de 1980, los arqueólogos descubrieron Tell Mosan, un montículo bajo el cual se encontraban las ruinas de un templo antiguo. Diez años más tarde, los investigadores concluyeron que Tell Mosan era Urkesh, una de las ciudades más antiguas del mundo que se conocen.

2. Ciudad Blanca, la ciudad perdida del Dios Mono

Mientras se estudiaban las densas junglas de Honduras se tomaron fotografías aéreas en las cuales, como se apreció después, quedaron impresas las huellas de la ciudad perdida de los monos conocida como La Ciudad Blanca.

En una expedición terrestre, los arqueólogos descubrieron pirámides de tierra y docenas de artefactos atribuibles a esta misteriosa cultura. En mayo de 2013, un análisis adicional vía láser mostró la presencia de estructuras arquitectónicas bajo el bosque. Durante el estudio se encontraron más de 200 restos arqueológicos.

1. La ciudad subterránea de Derinkuyu

Derinkuyu es una ciudad subterránea multinivel. Hoy en día, es el asentamiento de las cuevas más grande de Capadocia y es accesible para los turistas. La ciudad está situada debajo del pueblo de Derinkuyu, en la zona homónima en el territorio de la Turquía moderna.

La ciudad fue construida entre el primer y segundo milenio antes de Cristo y fue descubierta en 1963. Aquí, durante siglos, los habitantes se ocultaban de las incursiones de los nómades y de otros peligros. En la antigüedad, la ciudad podía albergar a unas 20 mil personas, junto a su ganado y provisiones. Llegó a alcanzar unos 60 metros de profundidad y constaba de 8 niveles.

Imagen de portada OctaviaMinor, Nevit Dilmen
--1-
13k