Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
10 Cosas que aprendí acerca de los alemanes después de haber vivido un año en su país

10 Cosas que aprendí acerca de los alemanes después de haber vivido un año en su país

Acerca de cada país existen ciertos estereotipos, lo cual, por supuesto, también aplica para Alemania. Si eres fanático de la selección alemana de fútbol, sueñas con ir a Oktoberfest o simplemente visitar ese país, este artículo seguramente te encantará.

Una de las autoras de Genial.guru que reside en Alemania y ama a ese país con todo el corazón, suele apuntar algunas peculiaridades que destacan la cultura alemana de las demás. Estas observaciones pueden provocar distintas emociones: algunos se reirán, otros las encontrarán extrañas, y a los terceros les encantará el estilo de vida alemán. Pero te podemos garantizar que esta información es definitivamente divertida.

  • El alemán que aprendes en la escuela o en los cursos de idiomas no te servirá en todas partes. Más bien, sí te entenderán los habitantes de cualquier parte de Alemania pero cada quien te responderá a su manera dependiendo de su dialecto. No lo vas a creer pero en total son 250. Y no hay garantía de que los puedas entender fácilmente o, de hecho, que los vayas a entender del todo. También es cierto que los alemanes del norte a veces no entienden a los alemanes del sur.
  • Básicamente en cada esquina en Alemania puedes encontrar una panadería. Ahí venden una multitud de golosinas. Sin embargo, los alemanes no tienen sobrepeso. Les gusta correr.
  • A propósito de la afirmación anterior: los alemanes corren mucho, en tenis costosos, en cualquier clima. Así que cuando vayas caminando por la calle bajo un paraguas protegiéndote de la lluvia torrencial, no te sorprendas si te adelanta a toda velocidad algún corredor mojado pero feliz.

  • Si no compras previamente los alimentos para el domingo, tendrás que abstenerte de la comida forzosamente. O bien, salir a comer afuera. O comprarte una barra de avena en alguna gasolinera. En fin, los supermercados están cerrados los domingos. A excepción de cuatro domingos al año cuando todas las tiendas trabajan en régimen normal.

  • A diferencia de la opinión común acerca de la puntualidad de los alemanes, los trenes y los autobuses pueden llegar tarde. Y lo hacen. A menudo. Se tardan por mucho tiempo. Especialmente si se trata del transporte público, digamos, en Berlín. Siempre presta atención al tablero electrónico en las paradas / estaciones, no en el itinerario oficial.

  • Mi tema favorito es el pago de las cuentas en restaurantes. No solo tienes que pagar de inmediato (los camareros no te dejan las cuentas en libritos/cajitas para que tengas tiempo para buscar el dinero), sino también te preguntarán, en caso de que estés acompañado, cómo pagarás: todo junto o por separado. Incluso si es una cena romántica. Y también si traes un vestido de novia puesto, prepárate para esta pregunta.

  • Nuevamente acerca del restaurante: los alemanes no están acostumbrados a propinas muy altas. La regla del 10% aquí se utiliza muy de vez en cuando mientras que redondear se considera normal.

  • Viajar sin pagar el pasaje en Alemania cuesta mucho más que comprarte el mismo boleto. En un autobús en una de las ciudades alemanas una vez encontré el anuncio: "Es mejor ir a cenar en pareja que pagar una multa por viajar sin boleto". Ahora te podrás dar cuenta cuánto más o menos tendrías que pagar de multa.

  • Los alemanes honestamente sortean la basura. Saben de memoria los colores de los contenedores y para qué son. Ni siquiera pienses poner en la misma bolsa un pedazo de cartón con un pedazo de pan si no te lo terminas. Ni siquiera si el pan está empacado en el mismo cartón. En cuanto a los envases de plástico, los devuelven a los supermercados y reciben dinero. Pero no te alegres tanto, el mismo precio de los envases va incluido en el precio del refresco a la hora de comprar. Aunque siempre da gusto recibir un euro "sobrante" cuando se te juntan cuatro envases de agua.

  • Si paseas por una ciudad alemana y la persona que va en el sentido opuesto te sonríe y te saluda alegremente "Hallo!", es NORMAL. ¿Y por qué no sonreír? La vida en Alemania es buena. Como también lo es el país...

¿Te gustó el artículo? Espera una selección de curiosidades acerca de otros países. Mientras tanto, comparte tus observaciones acerca de una u otra cultura en los comentarios.

Evgeniya Soloveva para Genial.guru