Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Cosas que descubrí después de haber vivido dos años en China

--6-
24k

Me enamoré de China a primera vista. Después de dos años de un romance apasionado, cuando solo ves en tu pareja cualidades positivas, nuestra relación empezó a parecer más bien un matrimonio. Nos acostumbramos el uno al otro, aceptamos nuestros defectos y coexistimos armoniosamente juntos. Ahora les comentaré algunas peculiaridades de mi país favorito.

  • El término "nuestro" para los chinos es fundamental para determinar la actitud hacia una persona. Si eres paisano, el amigo de un amigo, amigo y, sobre todo, familiar (sin importar qué tan lejano), puedes esperar un trato especial. Si eres "de los nuestros", confían en ti, te dan el mejor precio, siempre te ayudarán pero, por supuesto, esperan lo mismo a cambio. China es una sociedad basada en favores mutuos, eso funciona aquí mejor que el dinero.
  • Hablando con los chinos, el contexto es muy importante. "Sí" suena aquí muy de vez en cuando y "no", con una frecuencia aún menor. Si te dicen "tal vez", dependiendo de la situación, puede significar "sí", es decir, "haré mi mejor esfuerzo pero solo el cielo sabe si lo logre hacer". "No" significa "definitivamente no puedo, simplemente no quiero ofenderte con mi rechazo" o "tal vez", "me gustaría hacerlo pero no estoy seguro de que pueda". Esta diversidad de sentidos pone a los europeos en un estado constante de estrés, pero con el tiempo te acostumbras.
  • Según mis observaciones, todos los chinos poseen una habilidad extraordinaria para dormir donde sea y cuando sea, ignorando por completo el ruido y la luz alrededor. Parece que tienen el botón "Apagado". Por cierto, básicamente todos, menos residentes de ciudades grandes, practican un sueño diurno o una siesta. Por ejemplo, en un pueblo pequeño donde vivía, de 12:00 a 14:00 se cierran casi todas las tiendas y todas las instalaciones estatales donde la siesta dura de 11:30 a 14:30: una hora para comer y dos, para dormir.
  • En China no existe la noción "comida china". Existen tradiciones específicas regionales. Dependiendo de en qué parte del país estés, se utilizarán alimentos diferentes, especias distintas y modos de preparación variados. La provincia Sichuan es famosa por sus platillos picantes; el norte, por los dumplings; la ciudad Wuhan, por sus tallarines con salsa de cacahuate y cuellos de pato, etc. El turismo gastronómico es uno de los pasatiempos más comunes entre los chinos. La comida regional es una atracción igual que las montañas, los templos y los museos. Cuando pregunté qué haríamos en Chengdú, una ciudad famosa con su enorme reserva natural y el centro de cría de pandas, mis amigos chinos me miraron con asombro y dijeron: "¿Cómo que qué? ¡Comer!".
  • El remedio medicinal más común de la medicina tradicional china es el baño caliente. No importa si estás resfriado, te duele el estómago o la cabeza, necesariamente te recomiendan beber más agua cliente. Todos beben agua caliente sin importar si están sanos o enfermos. Básicamente en todos lugares públicos puedes encontrar tanques enormes de agua caliente: en los aeropuertos, estaciones de tren, centrales camioneras y parques. Por lo tanto, los baños públicos gratuitos también están a cada paso, incluyendo en el metro.
  • En los trenes chinos la ropa de cama no se cambia con cada nuevo pasajero. Si, por ejemplo, te subiste en una estación intermedia, no en la final, lo mejor que puedes esperar es que la cama esté un poco arreglada. Pero es un misterio cuántas personas habrán dormido en la misma cama con la misma ropa de cama antes de ti.
  • En los restaurantes chinos los cubiertos a menudo se sirven empacados en plástico: luce muy higiénico. Sin embargo, mis amigos chinos siempre antes de empezar a comer enjuagan estos cubiertos limpios con agua hervida (y sirven de inmediato).
  • Los pañales de bebé son señales de una ciudad muy grande. En todos los demás lugares, los bebés chinos visten pantaloncitos con un corte en el trasero (en cualquier clima) y, en caso de necesidad, hacen del baño a un lado de la acera bajo la supervisión de sus padres.
  • Describiendo el aspecto físico, los chinos lo descomponen en partes iguales. Dicen: "Eres bella porque tienes ojos grandes / nariz de águila / boca pequeña / piel blanca". Un proverbio antiguo chino dice: "La piel blanca borra tres defectos". Las chicas locales (y a veces lo hacen también los hombres) se empeñan increíblemente en blanquear su piel y evitar que los rayos solares las afecten. Para esto llevan sus sombrillas en días soleados, se ponen gorras con una máscara de vidrio oscuro tal como un soldador y siempre usan cremas blanqueadoras. La idea de que en algún lugar existan personas que gastan su tiempo y dinero en que su piel luzca más oscura, a los chinos les parece absurda. Como entenderás, en China no existen los salones de bronceado.
  • Las relaciones siempre inician con la idea del matrimonio. Para la gran mayoría de los chinos, la familia y los hijos son su mayor propósito en la vida. Los hombres chinos son increíblemente cariñosos y adoran a los niños. Ver un montón de jóvenes de veinte años jugando con bebés es algo muy común aquí. Como dice mi amiga china, de un novio chino se espera que limpie la casa, prepare la comida y les quite la cáscara a tus uvas. Y no es broma.
  • En China tradicional no se acostumbra expresar públicamente los sentimientos y tocarse el uno al otro. Las parejas que se toman de las manos en grandes ciudades son una influencia del Oeste. Los abrazos públicos y, más aún, los besos se consideran inacceptables. Es más, si un hombre toca a una mujer, todo el mundo pensará que están en una relación. Los amigos chinos (incluso si son del mismo sexo) no se abrazan, a los chinos no les gusta que los toquen. Claro, la estampida en el metro no cuenta. Las palabras "Te amo" son una rareza incluso entre los esposos o padres e hijos. Los sentimientos se demuestran en el cariño y en alimentar a tu pareja con mucho empeño.
  • Las faldas y los pantalones cortos en las mujeres chinas pueden ser tan cortos como sea posible, esto no tiene nada malo; al mismo tiempo, el pecho y los hombros siempre deben estar cubiertos. Aquí no se usan escotes, pero en la época de calor los hombres chinos doblan sus camisetas al estilo de tops cortos destapando sus panzas. Dice el dicho popular: "Si los hombres chinos desnudaron sus abdómenes, llegó el verano".
  • Aprender chino con un libro es la actividad más inútil que se puede imaginar. Sin mencionar que los sonidos son muy diferentes a los que acostumbramos, el problema principal es que el chino es un idioma de tonos, lo cual significa que la misma palabra pronunciada con entonaciones diferentes puede significar cosas distintas. Intentar explicar qué es lo que quieres usando un libro de frases para viajeros es igual de inútil que intentar cantar una canción desconcida, cuya letra no te sabes. Los sonidos pueden ser parecidos pero no conoces la melodía, y sin ella será imposible entender qué es lo que estás cantando. Con el mismo éxito puedes hablar en español. En las ciudades grandes existe una gran oportunidad de encontrar personas que hablan algo de inglés, pero si te desvías de los lugares más recurrentes, nadie te entenderá. Acéptalo de inmediato. Hablar será inútil. Pero hay una buena noticia: todos querrán entenderte por eso pondrán su mejor esfuerzo en eso.
  • Los chinos explican todos sus problemas con la gran cantidad de gente. ¿Mala ecología? Porque hay sobrepoblación. ¿No se respetan las reglas viales? Porque hay sobrepoblación. Y así hasta el infinito.

Solo es una pequeña parte de lo que les puedo contar. Puedes hablar por toda la eternidad acerca de lo que amas. Pero es mejor que vayas a conocer este país en persona. Quién sabe, a lo mejor también tú te enamores...

--6-
24k