Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Lugares increíbles que no aparecen en las guías turísticas

--3-
19k

Parece que lo sabemos todo acerca de nuestro planeta. Sin embargo, incluso en las zonas turísticas más populares se pueden encontrar rincones realmente sorprendentes, tanto creados por la naturaleza misma como ​​erigidos por manos humanas.

Genial.guru ha seleccionado para ti 17 lugares impresionantes, de los que probablemente no hayas oído hablar jamás. Y un bono muy interesante te está esperando justo al final.

17. Anfiteatro de Pula, Croacia

Uno de los lugares más famosos de Italia es el Coliseo romano. Sin embargo, en la ciudad croata de Pula hay otro anfiteatro, no menos hermoso. Fue construido de madera y más tarde reconstruido en piedra en el siglo I, con capacidad para unas 23 mil personas y utilizado como entretenimiento para las masas. En el siglo V, con la prohibición de los combates de gladiadores, empezó poco a poco a destruirse y fue saqueado gradualmente. En la Edad Media, la arena fue adaptada para el pastoreo, ferias y torneos de caballeros, y en el siglo XX, para la celebración de ceremonias militares, desfiles y representaciones teatrales.

16. La cueva de Son Doong, Vietnam

La cueva fue descubierta en 1991, pero su estudio se inició en 2009 y se ha permitido la entrada a los grupos organizados de turistas recientemente. La Gruta de Son Doong es considerada la cueva más grande del mundo con una longitud de más de 9 kilómetros. ¡La altura del arco es tal que debajo de ella podría caber fácilmente un rascacielos de 40 pisos!

La cueva se formó debido a la difuminación de la roca caliza y ahora su interior cuenta con su propio ecosistema propiciado por un río y su cascada, plantas únicas, animales, estalactitas y las llamadas perlas de las cavernas: formaciones de roca de calcita que se formaron en la arena bajo la influencia del agua durante cientos de años.

15. El campanario del Lago de Resia, Italia

El Lago de Resia se formó en 1950 como resultado de la construcción de la central hidroeléctrica junto a la presa y la inundación de dos pueblos. En la superficie del embalse se encuentra un campanario, construido en el siglo XIV. Los cambios en el nivel del agua provocan que, en ocasiones, sólo pueda verse la parte superior de la torre con el reloj. Debido a los fuertes vientos, en el lago se forman olas, por lo que es un lugar ideal para los surfistas.

En el verano se puede montar en lancha y disfrutar de la navegación alrededor del campanario. En invierno, con la llegada de las heladas, los turistas pueden llegar a la torre directamente caminando sobre el hielo. Además, según la leyenda, aquí todavía se puede oír el sonido de las campanas, aunque las mismas fueron retiradas de la torre antes de la inundación.

14. Las piedras de Callanish, Escocia

Stonehenge tal vez sea la estructura de piedra más publicitada del Reino Unido. Sin embargo, las misteriosas piedras de Callanish, en la Isla de Lewis, Escocia, son el monumento más grande de la cultura megalítica, según los científicos. Son un conjunto de 13 monumentos y grupos de piedras, colocados verticalmente, como si crecieran desde la tierra, con una altura de hasta 5 metros, formando círculos. Fuera de los círculos, están colocadas piedras recordando a una cruz celta con sus puntas simulando una brújula. Según una versión, estos menhires no son más que un calendario lunar gigante. Según otra, un lugar antiguo para rituales.

13. El puente natural de Pont d'Arc, Francia

Lejos de las calles concurridas de las ciudades en el sur de Francia, en Pont d'Arc existe un puente natural bajo el mismo nombre. Se eleva por encima del río Ardèche, cuyas aguas tallaron en la roca durante cientos de años un impresionante arco de 50 metros de altura y 60 metros de ancho. En esta zona se está sorprendentemente tranquilo y en paz. En verano, se llevan a cabo competiciones de remo en canoa. Y no lejos del puente se encuentra un monumento histórico, la Cueva de Chauveta, con pinturas rupestres de una antigüedad de hasta 30 mil años.

12. Mada'in Saleh, Arabia Saudí

En comparación con la ciudad de Petra en Jordania, el enclave arqueológico de Mada'in Saleh no es tan ampliamente conocido, a pesar de que es la estructura más antigua en Arabia Saudí, con unos dos mil años de antigüedad. Esta ciudad-monumento histórica incluye 111 tumbas excavadas en la roca, torres, viviendas, templos y estructuras hidráulicas de la antigua ciudad nabatea de Hegra, que fue en antaño centro del comercio. Todos los edificios están decorados con esculturas, bajorrelieves e inscripciones en las rocas.

11. Lago Eltón, Volgogrado, Rusia

El área de esta laguna salada es increíble, 150 kilómetros cuadrados que lo convierten en el lago más grande mineralizado en Europa. Su profundidad no es más de 7-10 centímetros en verano y 150 en primavera. Es el punto más importante de la migración de aves de la familia de zarapitos y grullas. Atrae a los turistas por ser un paisaje salino inusual y por sus propiedades curativas. Su parque natural, que se encuentra en el territorio del lago, es el hogar de cientos de especies de plantas y animales, incluyendo muchas únicas.

10. Cathedral Gorge, Parque Nacional de Purnululu, Australia

El Parque Nacional de Purnululu, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está repleto de laderas con montañas de rayas de piedra arenisca y lagos, con una flora y fauna únicas. En su territorio se encuentra un gran número de barrancos. Uno de los más bellos, Cathedral Gorge, es un verdadero anfiteatro natural con una impresionante acústica.

9. Parque del Laberinto de Horta, España

El "Laberinto de Horta" es el jardín histórico más antiguo de Barcelona. Fue fundado a finales del siglo XVIII como un jardín neoclásico. Este lugar tan rico en setos, macizos de flores, glorietas y canales era el enclave favorito para la realización de eventos públicos y culturales. En la actualidad, sólo un número limitado de visitantes por día puede entrar en sus instalaciones.

8. Iglesia de San Miguel de Aiguilhe, Francia

En la pequeña ciudad de Le Puy-en-Velay, en el sur de Francia, en la cima de un acantilado escarpado de 90 metros hay una capilla ¡construida en el año 962! Antes de eso, la roca era el sitio de un antiguo dolmen y un santuario romano antiguo, y todas las leyendas consideran el enclave como un lugar sagrado. La capilla es única, no sólo por su ubicación, sino también por sus frescos, mosaicos y pinturas que durante su historia nunca han sido restauradas.

7. Estanque azul en Biei, Japón

Esta laguna azul en Hokkaido apareció tras la construcción de una presa como parte del control de los procesos de erosión y para proteger sus alrededores de las inundaciones. El color vivo turquesa es inusual. Se debe al funcionamiento natural de los minerales y puede variar dependiendo de las condiciones meteorológicas y el ángulo de visión. Los troncos de árboles muertos que salen del agua sólo añaden al paisaje un toque fantástico. Durante mucho tiempo, este lugar natural permaneció cerrado para los visitantes y sólo se hizo accesible hace unos años.

6. Cabo Reinga y el espíritu de los muertos, Nueva Zelanda

Cabo Reinga está situado al extremo norte de la península Aupouri, en Nueva Zelanda. No muy lejos de la orilla se encuentran olas peligrosas y en la montaña se alza un faro, que ilumina todo a su alrededor con un destello cada 26 segundos. Al este del cabo, se encuentra una playa de arena de color rosa pálido y totalmente aislada. Los aborígenes locales creían que después de la muerte el alma se dirigía justo a esta playa para hacer un último esfuerzo antes de sumergirse en el mundo del más allá. Por lo tanto, este lugar es considerado sagrado y está prohibido para los visitantes comer allí. Llegar al cabo es bastante difícil, ya que la carretera pasa por determinados lugares con arenas movedizas, por lo que es mejor ir con un grupo organizado de turistas.

5. La mezquita Tin Mal, en Marrakech, Marruecos

La mezquita de Tin Mal fue construida en el año 1156, en honor al fundador de la dinastía almohade y es una de las dos mezquitas en Marruecos abiertas a los no musulmanes. Se distingue por una arquitectura impresionante y desde 1995 es incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

A pesar de que la mezquita se encuentra en el pueblo de montaña, a sólo 100 kilómetros de Marrakech, un turista rara vez sabe acerca de este hermoso lugar.

4. Meroe, Sudán

Meroe es una antigua ciudad en el territorio actual de Sudán, la capital del reino nubio de Kush, que se originó en el siglo VIII antes de Cristo. Aquí se puede echar un vistazo a muchas pirámides donde se llevaron a cabo los entierros de los nobles, a los restos de las paredes de palacios donde fueron coronados los reyes y también a los baños y templos. Por desgracia, ya en el siglo III antes de Cristo, la ciudad entró en declive y de ella hoy sólo quedan ruinas. Todo el complejo está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero pocas personas conocen el lugar y visitan sólo los monumentos del Antiguo Egipto.

3. Las Pozas, Xilitla, México

Las Pozas es un verdadero Jardín del Edén con esculturas surrealistas y fantásticos paisajes de una ciudad abandonada, que comenzó a construirse entre 1960 y 1970 por el escultor Edward James. Es un cóctel increíble de estructuras artificiales, exuberante vegetación, flores tropicales, cascadas y estanques pequeños, donde no encontrarás líneas claras, formas sencillas o diseños terminados: literalmente, todo lo que alberga te impactará y te invitará a soñar.

2. Tasos, la piscina natural de Giola y la playa de Saliara, Grecia

Separada del mar por un delgado bordillo de piedra, la laguna de Giola forma una pequeña piscina natural de aguas cristalinas, también conocida como la Lágrima de Afrodita y es uno de los muchos lugares de la isla griega de Tasos (Thassos). Según la leyenda, Zeus lo creó para que se bañara en ella la diosa de la belleza. Por un lado, la piscina está cubierta por un acantilado rocoso desde donde uno puede sumergirse en el agua. Pero, hay que tener cuidado: sólo tiene 3 metros de profundidad. A un turista que no conozca la zona le resultará difícil encontrarla, ¡pero el paisaje de este lugar ofrece un amanecer que bien vale la pena buscar!

En la misma isla de Tasos puede disfrutarse de una playa de agua azul clara y arena de mármol blanco. ¡La combinación es simplemente impresionante! Pero el camino hacia esta pequeña ciudad se antoja bastante difícil. Sus playas son casi salvajes, por lo que tendrás que abastacerte de provisiones y de paciencia, ¡pero el viaje también valdrá la pena!

1. Elliðaey, Islandia

Elliðaey es una de las islas Vestman próxima a la costa sur de Islandia. Es el lugar perfecto para estar solo y no oír el ruido de los vecinos, porque aquí hay sólo una casa, construida en 1953. La isla no tiene población permanente, pero los turistas llegan allí para disfrutar de la pesca, la caza del frailecillo atlántico o para aprovechar el sauna de la casa.

Bono: La verdadera Atlántida

La gente ha estado buscando por casi dos milenios la legendaria Atlántida que se sumergió en el océano hace 9.000 años. Los científicos nombran hasta 50 puntos donde buscarla. Por eso, en ninguna guía turística encontrarás información acerca de la ubicación exacta de esta ciudad-estado legendaria, ¡pero tan pronto sepamos dónde está, te lo contaremos!

Imagen de portada nonciclopedia
--3-
19k