Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Lugares de distintos rincones del planeta que solo los turistas más valientes se atreverían a visitar

----
10k

Antes de emprender un viaje, estudiamos con detalle la ruta y aprendemos lo máximo posible sobre el lugar que vamos a visitar. Algunos buscan en sus viajes la armonía y la paz, otros están dispuestos a enfrentarse a sus miedos cara a cara y lanzarse a un nuevo reto consigo mismos. Sin embargo, no todos tienen el tiempo suficiente o la oportunidad de visitar cada lugar para este cometido. Lo que sí se puede hacer es buscar unos minutos para leer este artículo, gracias al cual disfrutarás de un pequeño pero interesante viaje a lo desconocido.

Genial.guru preparó para ti una lista de enclaves en los que podrías sentirte el personaje principal de una película de terror. Y si eres uno de esos que necesita una fuerte dosis de adrenalina, entonces asegúrate de intentar realizar una vista a al menos uno de ellos. Además, te hemos preparado un bono al final del artículo que te mostrará qué inesperadas y extrañas cosas uno puede llegar a encontrar en un desierto.

7. Capilla de los huesos

Esta capilla se encuentra en la ciudad de Évora (Portugal) y es uno de los monumentos más famosos de la misma. Su nombre responde al hecho de que sus paredes interiores están cubiertas y decoradas con calaveras y huesos humanos.

La capilla de los huesos fue construida en el siglo XVI por un franciscano que quería transmitir a sus hermanos la idea de que la vida terrenal es corta. Este es el motivo por el que su interior está decorado de esta manera. En la entrada a la capilla se puede ver la inscripción «Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos», que se traduce como "Nosotros, los huesos, que estamos aquí, te esperamos".

6. El bosque Hoia-Baciu

El bosque Hoia-Baciu se encuentra en Transilvania y es famoso por una variedad de historias sobre fenómenos paranormales. Recibió su nombre en honor a un pastor que, según cuenta la leyenda, un día se adentró en él con sus animales y desapareció con ellos en una niebla espesa. No se encontró ningún rastro de un posible ataque o indicios de resistencia en este lugar.

Muchos investigadores afirman que, por razones desconocidas, durante su estadía en el bosque sintieron miedo, pánico y oyeron diferentes voces. Algunos están convencidos de que divisaron un OVNI en la zona y otros sostienen que encontraron a diversos fantasmas. Todo esto resulta difícil de creer, a pesar de que incluso existen fotos que supuestamente representan todos estos fenómenos. Pero ¿dónde, si no es en Transilvania, podría existir algo así?

5. Colina de las Cruces

La Colina de las Cruces es un santuario de Lituania, una colina sobre la que se ha colocado una enorme cantidad de cruces. Tantas, que su número exacto se desconoce, pero, según estimaciones incompletas, en los años '90 se calculaban alrededor de cincuenta mil.

Este santuario no es un cementerio, pero allí aparecen cada vez más y más nuevas cruces, ya que se cree que si uno deja una en esta colina, la buena suerte le espera. No hay ninguna información precisa que explique el tiempo que llevan allí ni sobre las posibles causas de su aparición.

4. El Caminito del Rey

El Caminito del Rey hace honor a su nombre. Se trata de una construcción de hormigón, vigas y rieles incrustados en la roca. Se encuentra ubicado entre los Saltos del Gaitanejo y del Chorro, en Málaga (España), a una gran distancia del suelo. El tramo del Caminito ronda los 3 kilómetros y el ancho, ¡solo un metro!

Fue construido en 1905 como una vía adicional para los trabajadores que se dedicaban a la construcción de la presa. El sendero ayudaba a estos empleados a pasar de una pared del cañón a la otra. Su nombre proviene de que el rey español Alfonso XIII pasó a través de esta vía, o al menos la visitó en el día de la inaguración de dicha presa.

3. Ataúdes colgantes

La ciudad de Sagada es muy atractiva para los visitantes, ya que antes esta zona formó parte del océano. Ahora, reinan allí muchas cuevas que ansían visitar los extranjeros que viajan a Filipinas. Además de estas, Sagada cuenta con muchas rocas y en algunas de ellas se pueden ver ataúdes colgantes, un espectáculo, por supuesto, no del todo agradable.

El entierro en los ataúdes colgantes responde a una costumbre muy antigua. Los féretros huecos se tallaban con piezas sólidas de madera y, después de introducir en su interior al difunto, se colgaban en las altas (hasta 100 metros) rocas salientes y en cuevas. Según cuenta una creencia, estos enclaves se consideraban escaleras entre este mundo y el que lleva al paraíso celestial.

2. Encierros (costumbre nacional española)

El encierro de los toros es una tradición que consiste en escapar de estas bestias, que se sueltan a conciencia de su guarida. La carrera de estos toros o vacas en las calles de las ciudades y pueblos españoles sigue siendo un pasatiempo común. El encierro más popular de los toros es el que se lleva a cabo en Pamplona durante la fiesta de San Fermín.

La ruta a realizar abarca un kilómetro de distancia y cualquiera que lo desee puede participar como corredor, incluidos los turistas. El encierro comienza tras una explosión, conocida como "el chupinazo". Se sueltan los toros y los participantes deben huir de ellos en plena calle hasta que los animales llegan a una plaza. No se obliga a realizar el recorrido completo, por si acaso uno de los corredores siente que está en peligro su vida.

1. Catacumbas de los Capuchinos

En la ciudad italiana de Palermo se encuentran unas catacumbas de enterramiento, donde se hallan en un espacio abierto los restos de más de 8 mil personas de la élite local y de ciudadanos prominentes. Este lugar es una de las más famosas exposiciones de momias del mundo.

Estas catacumbas aparecieron a finales del siglo XVI, cuando el número de los monjes del convento de los capuchinos aumentó y surgió la necesidad de crear un cementerio decente de gran capacidad. Ya en los siglos XVIII y XIX se convirtió en un lugar de enterramiento de prestigio para el clero y las familias de la burguesía. Oficialmente, estas catacumbas fueron cerradas para el enterramiento ya entrado el año 1882.

Bono. "Mano del desierto"

Esta escultura inusual se encuentra en el desierto de Atacama (Chile). Es una mano humana que sobresale de la tierra aproximadamente en sus tres cuartas partes y presenta una altura de 11 metros. "La mano del desierto" es un lugar muy popular para todo tipo de sesiones, desde anuncios publicitarios hasta videos musicales. A menudo, pintan en ella grafitis, lo que obliga a las autoridades a subsanar constantemente estos actos de vandalismo.

El chileno Mario Irarrázabal es el autor de esta escultura, hecha a base de hormigón armado. Según la idea del autor, esta obra debe expresar la injusticia humana, la soledad, el dolor y, con un tamaño tan impresionante, revelar la vulnerabilidad y la impotencia. La inauguración de la "Mano del desierto" tuvo lugar el 28 de de marzo de 1992

¿Crees que estos lugares realmente inspiran temor? Cuéntanos en los comentarios tus aventuras más emocionantes.

Imagen de portada Sibeaster
----
10k