Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

El fotógrafo Kim Kyung-Hoon mostró lo grande que es el abismo entre la vida de los ricos y pobres en China

----
11k

El fotógrafo de Reuters originario de Corea del Sur Kim Kyung-Hoon lleva a cabo su trabajo en circunstancias muy complejas, como por ejemplo zonas en conflicto, países en vías de desarrollo y otras situaciones peligrosas y estresantes. Él sacrifica la posibilidad de disfrutar de un trabajo confortable en un lugar seguro y cómodo a cambio de contar al mundo la verdad.

Genial.guru preparó para ti 36 imágenes en las que este artista ha mostrado cuán diferente es la vida de los ricos con respecto a la de los pobres en China.

"He visto vidas de personas tremendamente distintas, desde aquellos que dormían en la calle a los presidentes y primeros ministros, las de estrellas glamorosas de Hollywood caminando por la alfombra roja hasta aquellas en territorios contaminados por radiación".

En esta imagen, Kim Kyung-Hoon utiliza ropa de protección mientras trabaja en el área de Minamisoma, devastada por un terremoto y un tsunami, ubicada solo a 18 kilómetros de la central dañada de Fukushima.

1. Los invitados toman champán mientras esperan el comienzo de un desfile de moda en Pekín

Los habitantes locales se entretienen con juegos de azar bajo las farolas de un callejón de una zona residencial para trabajadores migrantes.

China es el país de más rápido desarrollo, tanto en términos económicos como científicos. Su PIB anual ocupa ahora el segundo lugar tras Estados Unidos. De sus provincias y zonas de bajo desarrollo parten multitudes de personas hacia las grandes ciudades, al igual que los trabajadores extranjeros. Los ricos y pobres, viviendo a escasos metros de distancia, nos muestran el fuerte contraste existente y real en el seno de un mismo país.

Estas personas se alimentan, visten y tienen condiciones de vida completamente distintas y el tiempo de ocio y entretenimiento también es totalmente diferente.

2. Famosos y otros invitados asisten a una recepción antes del inicio de un desfile de moda que tuvo lugar en el Parque de las Ruinas de las Murallas de la Dinastía Ming en Pekín.

Residentes de la zona para trabajadores migrantes en Pekín ven un espectáculo de circo ambulante

Desde 2013, el gobierno chino saca de la pobreza a unos 10 millones de personas al año. Para finales de 2016, unos 55,64 millones de personas vivían por encima del umbral de la pobreza. Pero por debajo de este todavía se encuentra una cifra similar y las autoridades tienen la intención de combatirlo de cara al año 2020.

El gobierno coloca a cada aldea o pueblo empobrecido una empresa industrial para proporcionar a sus habitantes nuevos empleos. En la imagen, los trabajadores recogen setas comestibles en el pueblo de Chenla, en la provincia de Jiangxi.

En 2014, la población pobre de la ciudad de Jinggangshan, también en la provincia de Jiangxi, alcanzaba casi al 17 por ciento. Ahora esta cifra se ha reducido hasta el 1,4 por ciento. El ingreso neto promedio de las familias de bajos recursos aumentó de 378 USD a 680.

El gobierno local ha ayudado a las personas a emprender su propios negocios o a encontrar un trabajo. Así es como los más pobres han podido mejorar sus condiciones de vida.

3. Los invitados observan los antiguos autos Rolls-Royce en la exposición más prestigiosa en el mundo de vehículos de lujo, extraños y caros, que se celebra anualmente en California.

Un hombre lleva a su familia en una bicicleta eléctrica de tres ruedas en Pekín.

"Cuando era una niña, vivíamos en una pequeña casita que construimos por nuestra cuenta en la ladera de una montaña. Mi padre me llevaba en bicicleta a la escuela y, de regreso, a menudo iba a ver los libros en la librería, pero no podíamos permitírnoslos", señala la administradora de una oficina, Yang Yanlin.

Debido a su bajo precio y sobre todo a consecuencia de los atascos en las grandes ciudades, la bicicleta se ha convertido en el medio de transporte más popular. La mayoría de los edificios institucionales en China albergan espacios reservados para el estacionamiento de bicicletas.

4. La infancia feliz y despreocupada del niño de una familia adinerada en Pekín.

Hijos de una familia pobre en la pequeña habitación de un apartamento compartido, sin ningún tipo de comodidades.

Los periodistas chinos han calculado que dar a luz y criar a un hijo supone un costo de, al menos, 300 mil USD. Para lograr esta cantidad, una familia promedio de China, tendría que dejar de comer y guardar ese dinero durante 23 años.

Y aunque la ley "Una familia, un hijo" fue suspendida en 2015, la mayoría de las familias jóvenes no tienen prisa para aprovechar dicha suspensión, por razones obvias.

5. Mujeres con tacones altos, durante una sesión de fotos en Pekín.

Los pies descalzos de una agricultora cubiertos de barro, a tan solo 80 kilómetros de Pekín.

Aunque la agricultura china se ha convertido ahora en líder mundial en cuanto a producción, la situación económica de sus agricultores sigue siendo paupérrima. Los habitantes salieron en masa hacia las ciudades en busca de una mayor estabilidad económica.

En 1999, la agricultura copaba al 55 por ciento de la población activa. Ahora, esta cifra bajó hasta el 33 y para 2020 puede quedar reducida al 25 por ciento, según el diario "International Business Times".

6. Gente tomando café en un hotel de cinco estrellas de Pekín.

Familias almorzando en la zona residencial para los trabajadores migrantes en Pekín.

La cocina china es muy saludable (incluso en diferentes categorías económicas), lo que convierte a este país en una nación bastante sana. La sal en todos los platillos fue sustituida por las hierbas aromáticas y la salsa de soja. En vez de azúcar, optan por raíces dulces y frutas que se añaden a sus recetas. El pescado, carne y verduras se preparan rebozados. En lugar de pan, comen arroz sin sal.

Por tanto, incluso los segmentos con menos poder adquisitivo de la población, pueden permitirse una dieta saludable y equilibrada, aunque de una calidad cuestionable y no en unas condiciones tan agradables.

7. Una mujer pagando sus compras en una tienda de ropa de marca de lujo extranjera.

Una familia pasa por delante de una vendedora ambulante que vende prendas femininas en el mercado para trabajadores migrantes.

En China encontramos una gran cantidad de pequeñas empresas y microempresas, como por ejemplo, para venta de ropa y baratijas que, por lo general, se heredan de generación en generación. Con frecuencia, estas personas trabajan en la vía pública por varias razones: primero, el alquiler de un local es bastante elevado y segundo, porque los productos están siempre a la vista y hay un conglomerado permanente de posibles compradores. Cambiar de lugar significa volver a tener que captar a los clientes.

8. Una mujer con un abrigo de piel mantiene en sus brazos a su perrito en la librería de un aeropuerto.

Un perro buscando comida en un cubo de basura en una zona residencial para trabajadores migrantes.

El trato a los animales es idéntico a las diferencias y desigualdades de China. Las mascotas se adoran, pero los que viven sin hogar son asesinados con crueldad, de una manera tan simple como se aplasta a una cucaracha. Los chinos distinguen claramente entre mascotas y "un almuerzo futuro". Sobre esto, recomendamos a las mujeres embarazadas, niños y débiles de corazón no buscar información alguna en Google.

9. Un niño utilizando el baño dentro de un gran centro comercial.

Un baño público en un barrio medio demolido de la ciudad, donde prevén construir nuevos rascacielos.

Si vives en un hotel o en un área residencial lujosa y tu ruta solo abarca de la oficina a casa y viceversa, el problema de los baños no será ni tan siquiera percibido. Pero, en cuanto te desvíes del camino, enseguida te encontrarás con el hedor y terrible aspecto de los baños públicos. En realidad, el inodoro es tan solo un agujero a ras del suelo. No solo en lugares públicos, también en las viviendas.

10. Tiendas lujosas de marcas mundiales en un centro comercial.

Una tienda local en un barrio residencial para trabajadores migrantes.

Hay tiendas en China por todas partes, al igual que son numerosas sus cafeterías, que suelen ocupar las plantas bajas de todos los edificios residenciales. Las hay para todos los gustos y son muy coloridas. En ellas se venden alimentos, todo tipo de baratijas y artículos de primera necesidad. Las tiendas de lujo en el centro de las grandes ciudades no escatiman en alquilar incluso pabellones y salas de los centros comerciales más selectos.

11. El empleado de un salón de belleza muestra cómo es el masaje curativo de todo el cuerpo y los tratamientos de cuidado corporal en un spa.

Diferente nivel de descanso y de confort. Una granjera agotada se tumba a descansar en medio del campo. Un niño lavándose el pelo en un recipiente a pie de calle entre montículos de basura.

Muchos chinos se levantan a las 5 de la mañana para tener tiempo de preparar la comida, desayunar e ir al trabajo. La afición por la entrega laboral y la disciplina entre los empleados chinos es mundialmente conocida. Trabajan haga calor o frío, porque hay que moverse para mantenerse a uno mismo y a la familia. Y claro que se cansan.

12. Un nuevo rascacielos residencial en Pekín.

Un condominio construido a principios de los años '90 en los suburbios de Pekín.

En las grandes ciudades, como Pekín y Shanghai, la vivienda de alquiler, según cálculos conservadores, ronda los 450 USD al mes, más agua, luz y otros menesteres por unos 30 USD.

En general, unos ejemplos prácticos del costo de los mismos:

  • Una habitación en un apartamento compartido en el centro de la ciudad: 465 USD.
  • Un apartamento de 3 dormitorios en el centro de la ciudad: 1.490 USD.
  • Un apartamento de 3 dormitorios en una zona residencial de la ciudad: 845 USD.
  • Un estudio en una zona residencial de la ciudad: 915 USD.
  • Una habitación en un apartamento compartido de una zona residencial de la ciudad: 287 USD.

13. Cocineros preparando comida en un restaurante de un distinguido barrio de Pekín. La cena, por unos 60-80 USD.

Un vendedor ambulante prepara fideos en su "restaurante" improvisado en un barrio viejo casi en ruinas. Los hombres, almorzando en la calle por unos 1,60 USD.

  • Una ración para el almuerzo en una cafetería para los habitantes locales cuesta entre 1 y 2,5 USD.
  • Menú del día con carne en una cafetería: 7,41 USD.
  • Salchichas fritas en la calle: 0,37 USD.
  • Ravioles chinos con ternera o cerdo en una cafetería, 12 unidades: 0,75 USD.
  • Fideos con verduras guisadas, ​​en la calle: 0,99 USD.

Para ahorrar dinero, la mayoría de los trabajadores migrantes se ve obligada a recurrir a la comida rápida de vendedores ambulantes, haciendo la vista gorda a la ausencia del cumplimiento de las normas sanitarias. Suelen comer en cuclillas en la calle, ya se han acostumbrado a eso.

14. Una mujer pasea a su perro en una zona residencial y comercial distinguida de la ciudad.

Un hombre pasa por un callejón en un viejo barrio residencial casi en ruinas.

Mientras que los precios de las viviendas están disminuyendo gradualmente en Reino Unido y EE.UU., en China estos aumentan a un mayor ritmo que en otros países. La evolución atrae a inversores y compradores extranjeros, por eso la actividad inmobiliaria va al alza en las ciudades.

Pero para los mismos chinos, la compra de una vivienda, incluso de segunda mano, a menudo es algo inalcanzable.

15. El representante del Instituto de primera protección social de los hogares para mayores de Pekín en su dormitorio, en el hogar de ancianos.

Un anciano en silla de ruedas, frente a su casa, en la zona residencial para trabajadores migrantes.

Los chinos tienen un gran respeto por los ancianos. Una persona de entre 60 y 70 años de edad no se considera vieja, sino sabia. Sin embargo, no todos pueden asegurarse gozar de una vejez digna.

Más de 35 millones de personas mayores no son capaces de cuidarse a sí mismas, de las cuales, 12 millones están completamente privadas de su capacidad jurídica. Los empresarios están invirtiendo ahora en la promoción de viviendas de lujo para ancianos, se contabilizan más de 40 mil. Sin embargo, muchas personas de bajos recursos no pueden pagar por este servicio y se ven obligados a vivir en precarias condiciones.

Por supuesto, China no es el único país en el mundo plagado de grandes contrastes. De la diversidad también pueden "presumir" otros muchos. ¿Y tú, qué cosas sabes sobre China?

Imagen de portada Kim Kyung-Hoon/reuters.com
----
11k