Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Oslo: la primera ciudad del mundo que no tendrá autos

----
19k

¿Cómo sería vivir en una ciudad sin automóviles particulares? Lo primero que se nos viene a la mente en Genial.guru es que se eliminaría el tráfico pesado, la "hora pico" y la dañina contaminación en el ambiente; quedaría más espacio libre para parques y plazas públicas y habría mucho, muchísimo menos ruido circulando por las calles de la ciudad. Sin embargo, sabemos que  a pesar de todos estos beneficios que imaginamos, la tarea  es mucho más compleja de lo que parece. Aún así, el gobierno de Noruega está dispuesto a embarcarse en esta quijotesca empresa en pro del medio ambiente y la calidad de vida de sus capitalinos. 

La iniciativa busca que para el 2019 la circulación de vehículos privados con motor de combustión por la ciudad sea completamente abolida. Esta decisión fue tomada por socialistas, izquierda socialistas y el partido verde de este país, quienes dirigen el Consistorio de la capital de Noruega.

Aunque las razones que motivan esta decisión parecen bastante obvias, muchos se preguntan por qué eliminar los autos de una ciudad aumentaría la calidad de sus habitantes. Los integrantes del consistorio responden a esta pregunta dejando en claro que aunque los automóviles son herramientas pensadas para facilitar la vida en las ciudades y ayudar a familias enteras a transportarse, en la actualidad se han convertido en pequeñas cápsulas donde muchas veces viaja sólo un pasajero que pasa horas atascado en inverosímiles embotellamientos de tráfico. Además, también son los principales responsables de la contaminación masiva de una ciudad y si lo piensas, toman mucho más espacio en las calles que otros medios de transporte como los autobuses, bicicletas o motocicletas. 

Esta imagen ilustra a la perfección la sensación de absurdo generada en quienes creen que los automóviles son innecesarios, estorbosos y demasiado costosos para una ciudad que debe invertir mucho de su presupuesto en desarrollar políticas públicas para favorecer su circulación, y otro tanto en infraestructura vial para que puedan movilizarse.

En las tres imágenes hay la misma cantidad de personas; a la izquierda se ve cuánto espacio ocupan esas personas en bicicleta; en el centro se ve cuánto ocupan movilizándose en auto; y a la derecha se aprecia cuánto ocupan al desplazarse en un autobús. 

Por supuesto será una medida que implicará mucho trabajo y un fuerte ajuste de vida en los habitantes de la ciudad, pero la idea es que en pocos años los noruegos hayan olvidado cómo era vivir con un auto y puedan disfrutar de todos los beneficios que trae la ausencia de éstos en la vida citadina. 

Hoy en día, Oslo tiene más de 350 mil vehículos particulares y 600.000 habitantes. Esto quiere decir que la tarea no será nada fácil, pero si se consige los noruegos estarán generando un nuevo paradigma urbano: las ciudades sin motor. Ya en Alemania, Hamburgo, la segunda ciudad más grande de este país, considera eliminar de manera definitiva el uso de automóviles en su centro para el 2034. Tal vez con el tiempo otras ciudades se sumen a esta inciativa.

"Del mismo modo que ya no es normal fumar en el interior de una casa o en un recinto público cerrado, el uso innecesario del coche en una ciudad será una reliquia del pasado”, dice  Eivind Trædal, representante del Partido Verde en el Ayuntamiento de la ciudad.

"Las zonas libres de automóviles no sólo mejoran la calidad del aire, que en ocasiones y en muchas ciudades roza los límites legales y afecta la salud de las personas, sino que también mejora el comercio y el consumo”, añade.

Puede que hoy en día esta idea nos parezca loca, pero todas las grandes ideas alguna vez lo parecieron. 

Foto de portada: ecoportal

----
19k