Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Pasé más de 10 años en Serbia y quiero compartir lo que todavía me sorprende en este país

Me llamo Ksenia. En total, pasé más de 10 años en Serbia: estudié, trabajé y viví en Belgrado hasta que regresé a Rusia. Ahora viajo regularmente allí, ya observando muchas cosas desde afuera. Para mí, sigue siendo un país pequeño y hermoso en el que uno se siente como en casa, aunque con sus propias rarezas.

Especialmente para los lectores de Genial.guru, contaré qué cosas impresionan incluso a los turistas experimentados, pero que se consideran la norma para los residentes locales. Al final del artículo, encontrarás un bono: algunos trucos útiles para quienes quieren visitar Serbia.

16. Regalan flores a las mujeres en dos ocasiones

Las tiendas de flores rodean los cementerios, pero casi nunca se encuentran en otras áreas de la ciudad. Esto se debe a que no tienen la costumbre de regalar flores, solo para una boda o un día de funeral. Los hombres solo reciben los ramilletes, un accesorio tradicional para bodas que entregan a todos los invitados masculinos.

15. Los visitantes tienen la libertad de fumar donde lo deseen

El deseo de un invitado es la ley para el dueño de la casa. Es costumbre recibir a los invitados sirviéndoles café con una pequeña porción de mermelada casera o aguardiente. Puede que tú no fumes, pero es de mal gusto no permitirlo a tus invitados.

14. Nadie prestará atención médica a los desempleados

Los médicos no trabajan gratis. Las personas que pertenecen a varias clases sociales (escolares, monjes, jubilados, personas con discapacidades, etc.) y las que trabajan oficialmente reciben tratamiento gracias al seguro médico. En el primer caso, a costa del Estado, y en el segundo, a costa del empleador. Una persona desempleada puede contratar un seguro a costa de su cónyuge que trabaja. De lo contrario, incluso una visita de ambulancia será costosa.

Aquí no viene médico a domicilio, y si estás consciente y aún no mueres, tendrás que ir al hospital por tu cuenta y, posiblemente, incluso esperar en la fila.

13. Se puede confundirse con los nombres de los colores

En el idioma serbio, a menudo surgen dificultades con las palabras que significan colores, por ejemplo:

  • “Plavi” significa “azul”. Puede ser el mar, el cielo o el cabello de una rubia.
  • “Bistre” es un color marrón azulado, pero el agua pura y clara también se llamará “bistre”.

12. La sandía es una verdura, el pollo no es carne y cada año se celebra un festival en honor a los testículos del caballo

Serbia tiene una cocina muy diversa con sus propias características. Por ejemplo, el pollo se considera el alimento de los pobres y se equipara con el pescado, que se ofrece a los vegetarianos. La palabra “carne” significa carne de res y cerdo. Pueden agregar carne al helado y dedicarle festivales: uno de los más famosos es “Mudiada”, una competencia por el mejor plato de testículos de caballo o cabra.

Otras delicias locales inusuales:

  • “Gomboce”: un postre hecho de ciruelas escondidas dentro de una masa dulce de papas.
  • “Té de Šumadijski”, que se elabora exclusivamente a partir de aguardiente con la adición de miel.
  • “Duvan čvarci”: chicharrones similares al tabaco seco (“Duvan” significa “tabaco” en serbio).

11. Todos temen a las corrientes de aire

Se cree que son la causa de todas las enfermedades. Al mismo tiempo, muchos no usan gorras, se ponen camisetas livianas debajo del abrigo y no tienen miedo de usar zapatillas de verano cuando hace mucho frío porque es más cómodo.

10. En todas partes hay anuncios de muertes

“Umrlice” son los anuncios con un obituario breve y una invitación a un funeral, conmemoración o aniversario de muerte, para que todos puedan expresar personalmente sus condolencias a los familiares de los fallecidos. Están pegados en la calle junto a los anuncios habituales o para ellos se compran espacios en los periódicos en las últimas páginas (algunos parientes compran la página entera).

9. No todos pueden convertirse en jubilados

Si una persona no ha trabajado legalmente durante al menos 15 años, entonces no tiene derecho a una pensión. En el mejor de los casos, puede tratar de pedir asistencia social para los pobres. Al mismo tiempo, encontrar trabajo legal en Serbia es muy difícil, especialmente si uno no tiene contactos o membresía en el partido gobernante.

8. Cada segundo auto tiene entre 10 y 15 años, y parecen más a bombas de tiempo

Los serbios compran autos viejos en los países más desarrollados de Europa y rehacen autos para satisfacer sus necesidades: la gasolina cuesta 2-3 veces más que en otros países, por lo tanto, en primer lugar, un vehículo se convierte en uno a gas o diesel. La edad del automóvil, que parece un acordeón tras un choque, y el sistema de seguridad deficiente, generalmente representado solo por un cinturón, explican las altas tasas de mortalidad en las rutas locales.

7. Si alguien está arreglando algo en tu casa, no puedes pagar solo con dinero

Como mínimo, hay que ofrecer café, y si el trabajo se prolonga durante todo el día, es habitual servir el almuerzo y la cena. Si no hay cerveza en la mesa, te pueden considerar codicioso.

6. Cada familia tiene una fiesta que se hereda de padres a hijos y puede durar 3 días

“Slava” es una fiesta religiosa que se celebra el día del santo que protege a la familia. Por ejemplo, si una familia celebra “Slava” el 19 de diciembre, entonces su patrón es San Nicolás. Cuando una chica se casa, comienza a celebrar solo la “Slava” de su esposo.

Durante la fiesta, los anfitriones tradicionalmente reciben incluso a los huéspedes no invitados. Todos son recibidos con pan, vino y gachas hechas de granos de trigo con nueces, y en la mesa festiva siempre hay lechón horneado y “sarma”, similar a los rollos de repollo en col agria.

En honor a la “Slava”, se toman un día libre del trabajo: después de feriados religiosos importantes, no es costumbre trabajar e incluso hacer tareas domésticas, como lavar la ropa o cocinar.

5. Todos los serbios hablan bien idiomas extranjeros gracias a la televisión

El doblaje es costoso, por lo tanto, solo doblan las películas para niños. Todas las películas, series y programas de televisión extranjeros se muestran con subtítulos.

4. Por tener una cuenta en un banco extranjero, los serbios pueden ir a la cárcel

Por ley, un ciudadano o residente de Serbia debe tener buenas razones o el permiso del Banco Nacional de Serbia para tener una cuenta en un banco extranjero. De lo contrario, será multado.

En caso de negarse a pagar, se envía a una persona a la cárcel, siempre que haya espacio libre allí. De lo contrario, “será obligado” a vivir en su casa hasta que llegue la policía.

3. Muchos tienen bañeras, pero solo unos pocos las usan

En Serbia no hay suministro de agua caliente. Se instalan pequeños calentadores de agua eléctricos en las casas, que le permiten ducharse cómodamente durante 15 minutos. Para bañarse en una bañera, debes ser un hombre rico, capaz de pagar los costos de operar un calentador de agua grande.

Aquí aprendes rápidamente a ahorrar. Para pagar menos por la electricidad, intentas no encender la plancha y el aire acondicionado al mismo tiempo, y enciendes la lavadora y el calentador de agua solo por la noche, cuando la electricidad es más barata.

2. El salario promedio es de aproximadamente 300 euros, y por los servicios se paga 100–150 euros

Muchos se endeudan sin fin; tienen hijos, pero continúan viviendo con sus padres para ahorrar. Las leyes parecen empeorar la situación. Por ejemplo, cada año, los padres están obligados a comprar nuevos libros de texto para escolares, y la policía caza a los que revenden libros viejos. En las calles hay niños que cantan o tocan instrumentos musicales para recaudar dinero para libros.

1. Incluso teniendo poco, los serbios siempre están dispuestos a compartir lo único que tienen con aquellos que lo necesitan

Hace unos años, alguien lanzó una campaña llamada “Kuke dobrote”, o literalmente, “Ganchos de bondad”: junto a los contenedores de basura, la gente clavaba ganchos en los que cualquiera podía dejar una bolsa con ropa limpia y comida para los pobres.

Durante otra campaña, se recogió ropa de abrigo para las personas sin hogar antes del frío invernal. Algunos restaurantes y cafeterías pueden alimentar a los jubilados de forma gratuita, mientras que en los supermercados los niños y las mujeres embarazadas reciben frutas.

Bono: 6 trucos de vida útiles para aquellos que quieren conocer Serbia

  • En Serbia no hay acceso al mar, pero uno puede vacacionar y relajarse en la región de Ada Tsiganliya. Se trata de un lago artificial con una playa y un gran parque cerca del centro de Belgrado, donde se puede nadar, bailar, saltar en bungee, practicar una variedad de deportes y asar carne.

  • Si la cafetería solo ofrece bebidas, puedes venir allí con tu comida.

  • Aquí no quieren a los veganos, pero gracias a sus recetas, en los últimos años, los serbios han ampliado el menú magro de cafeterías y restaurantes, incluyendo el café con leche vegetal, pasteles a base de plátano y una hamburguesa con “carne” de garbanzos. Por lo tanto, si eres vegetariano, solo pide que te traigan un menú magro.

  • La mejor época para viajar es abril o mayo, cuando puedes estar para las Pascuas, o fines de diciembre, principios de enero, cuando puedes ver cómo se están preparando para el Año Nuevo y celebran la Navidad.

  • El evento más colorido al que se puede asistir en Serbia es una boda en algún lugar del sur del país: cientos de invitados, ver que arrojen un tamiz por el techo de la casa, disparen al aire, divertidos trompetistas gitanos y una fiesta que dura 2-3 días, en las mejores tradiciones de las películas de Kusturica.

  • Para viajar por el país, lo más conveniente es alquilar un automóvil. De esta manera, tienes la oportunidad de visitar la bodega de la familia Kovačić, donde elaboran uno de los mejores vinos de Serbia; pasear por el Parque nacional Fruška Gora, donde puedes encontrar verdaderas trufas; esquiar desde las montañas Kopaonik o pasar un fin de semana en el pueblo artificial de Emir Kusturica, que fue construido para la filmación de su película La vida es un milagro. No limites tu estadía solo a la capital.

¿Te gustaría vivir en Serbia por un tiempo o quizás ya pasaste tus vacaciones allí? Cuéntanos tus impresiones sobre este país y su gente.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos