Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 escenas épicas que no estaban en el guión

--3-
18k

¿Cuántas veces al ver tu película favorita te has puesto a pensar en todo lo que se hizo y no se hizo para producirla? A menudo, el proceso no sigue el plan previamente elaborado o todo sale mal, pero hay veces en que las tomas no planificadas se convierten en escenas memorables de la película.

Genial.guru te trae los momentos más famosos que no estaban en el guión, pero aun así cautivaron al público.

El señor de los anillos: Las dos torres.

Cuando los personajes se enteran de la muerte de los hobbits, Viggo Mortensen, que protagonizó a Aragorn, con toda la fuerza patea el casco de orco, después se cae de rodillas y grita. Grita, pero no por la emoción de la pérdida, sino de dolor por haberse fracturado dos dedos del pie. La escena quedó tan realista que decidieron dejarla intacta.

Poco después los protagonistas llegan a la capital de Rohan. Y, en el momento en que Eowyn se encuentra con ellos en la puerta, una bandera sale volando del asta, como si simbolizara la caída de Rohan. Al director le gustó el accidente y terminó agregando algunas tomas más.

El silencio de los inocentes

Cuando Hannibal Lecter le dice a la agente Starling queun día comió higado humano con frijoles y después hace el famoso sonido ¿no se te pone la piel de gallina? Incluso la misma actriz Jodie Foster estaba asustada, ya que esta réplica no estaba en el guión. Y hoy en día es uno de los momentos icónicos de la película.

Piratas del Caribe 2: El cofre de la Muerte

Jack Sparrow es uno de los mejores personajes de Johnny Depp y no es de extrañar que le haya dado tanta vida e improvisación adicional. En la escena en que Sparrow se burla de Davy Jones, cantándole: "¡Tengo un frasco de polvo!", se pueden notar las caras sorprendidas de Keira Knightley y Orlando Bloom, quienes no tenían la menor idea de qué estaba pasando. La sincera expresión de sus rostros le dió un toque único a la escena.

Una serie de eventos desafortunados

El conde Olaf es un personaje muy colorido y Jim Carrey, quien lo interpretó, es un comediante de mucho talento. Por eso, cuando dudó un segundo y le dijo al camarógrafo: "¡Espera, lo diré de nuevo! Repítelo. ¡Pero rápido, que sino se me va la inspiración!", esta frase encajó perfectamente en el personaje de Olaf, excéntrico y narcisista.

Volver al futuro II

La escena de persecución en patinetas voladoras, cuando Griff y su banda persiguen a Marty y donde, según el guión, los últimos tenían que ser derrotados, es bien conocida. Los tres perseguidores tenían que pasar volando a través de las ventanas de la alcaldía y, rompiendo el vidrio, aterrizar en colchones. Pero, debido a un error de cálculos, la compañera de Griff se estrelló contra una columna y, al volar 9 metros, cayó sobre el piso de concreto. La actriz sobrevivió, aunque recibió heridas graves y la escena quedó para siempre en la famosa película.

Batman: el caballero de la noche

Heath Ledger improvisó en muchas películas. "Batman: el caballero de la noche" también aparece en esta lista. Mientras está en la estación de policía, el Guasón presencia el ascenso de Jim Gordon. Todos felicitan al comisario y, de repente, Joker comienza a aplaudir lentamente. La idea del actor fue completar la imagen de su personaje, pero al final no solo transmitió toda la esencia del malvado en una sola escena, sino que la hizo famosa en todo el mundo.

Bastardos sin gloria

Cuando el nazi Hans Landa estrangula a Bridget, las manos que vemos en la pantalla son en realidad de Quentin Tarantino. Lo que pasa es que él quería mostrar cómo hay que hacerlo de verdad y efectivamente comenzó a estrangular a la actriz. Por esto, la cara de la joven expresa un genuino miedo y se dice que hasta perdió la conciencia. Afortunadamente, todo salió bien y la escena quedó plasmada en la película.

Foxcatcher

Un día, Channing Tatum tenía que aparentar un ataque de nervios. El actor comenzó a golpearse la cara y después rompió un espejo con su cabeza. Este momento no estaba en el guión, sin embargo lo dejaron en la película por resultar muy realista y emotivo.

Titanic

Este famoso drama tiene varias improvisaciones bien hechas, pero una de ellas resultó inesperada hasta para el autor. Según el guión, Rose y su novio Caledon estaban discutiendo, pero el actor Billy Zane se emocionó tanto que tumbó la mesita con el desayuno servido. El miedo en la cara de Kate Winslet no son falsos, la actriz se asustó de verdad.

El sorprendente Hombre Araña 2: la amenaza de Electro

Cuando el Hombre Araña huye de Gwen por última vez para salvar la ciudad, ella lo llama "¡Piter!" y, al entender su error, se tapa la boca con la mano. En realidad, la actriz Emma Stone lo llamó por su nombre sin querer, pero le salió tan natural que decidieron dejar esta escena en la película.

Zoolander

En esta comedia Ben Stiller interpreta a Derek Zoolander, un modelo guapo, pero tonto. En la escena en que J. P. estaba explicando por qué los hombres modelos pueden ser asesinos ideales, Derek en realidad no entendía de qué estaban hablando. Lo que pasa es que Stiller olvidó sus palabras y estaba tratando de recordarlas, así que cuando llego la hora, él repitió su pregunta "¿Por qué hombres modelos?". Este momento resaltó muy bien el nivel intelectual del personaje.

Indiana Jones y la última cruzada

Durante toda la película Henry Jones está tratando de convencer a su hijo que su novia es nazi. Cuando resulta ser verdad, Indiana le pregunta a su padre cómo se enteró. Sean Connery decidió bromear y le respondió: "Ella habla dormida". La broma salió tan buena que no la recortaron.

Thor: Un Mundo Oscuro

Durante el rodaje, Chris Hemsworth, quien interpretó a Thor, colgó su martillo en la percha al entrar al apartamento. Esto divirtió tanto al director que decidió rehacer la escena para mantenerla en la película, ya que según él, este gesto como ningún otro caracterizaba al personaje.

Imagen de portada Universal Pictures
--3-
18k