Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
18 Esculturas de animales que hay que ver para creer

18 Esculturas de animales que hay que ver para creer

----
23k

La pasión por los animales en el mundo no tiene límites, escultores a nivel internacional lo demuestran. Sus obras son tan realistas que impactan a los transeúntes más de la cuenta. Ver a un grupo de bueyes dirigido por vaqueros en el camino por el que vas, caballos trotando en medio de la calle, elefantes de tamaño real en un andén o en la arena, hipopótamos que nadan en el concreto y más... es realmente increíble.

Genial.guru reunió para ti 18 esculturas magníficas de animales que reposan en las calles del mundo para que te deleites con ellas, ¡sorpréndete!

Elefante de Chicago, Estados Unidos

Caminar a su lado debe generar sin duda una sensación estupenda en tu mente, ¡es enorme!
 

Hipopótamos, zoológico de Taipei, Taiwán

Son hermosos y simbolizan cuán importante es proteger la vida de los animales.
 

Cocodrilo comiéndose a un capitalista, Brooklyn, Nueva York

El mensaje de este escultor es más que evidente.
 

Mamá (Maman), Bilbao, España

La escultora francesa Louise Bourgeois es la responsable de esta araña (1999) que pesa 22 toneladas, mide 10 metros, y está hecha de acero inoxidable, mármol y bronce.
 

Mamá, Londres, Reino Unido

La araña de Bourgeois tiene varias réplicas alrededor del mundo, como esta, ubicada en las afueras del museo Tate Modern en Londres. El nombre de la escultura, Maman, está inspirado en la maestría de su madre.

La rana, Oregon, Estados Unidos

En 1999 el artista Tim Foley ubicó estratégicamente a esta rana en un edificio antiguo en Downtown Corvallis, es sensacional.
 

Señor Gyllene y otros animales, Suffolk, Reino Unido

Escultura elaborada por la artista Caroline Wallace en 1999 en Bury Road, Kentford. Fue donada por un propietario de caballos de carrera llamado Stanley W. Clarke.

Buscando una utopía, Amsterdam, Netherlands

El artista Jan Fabre se inspiró en el libro "Utopía", escrito por el estadista inglés Tomás Moro en 1516, que describe una isla imaginaria con un sistema político ideal. En la escultura de 2003 Fabre se creó a sí mismo montado en una enorme tortuga, la eligió como su corcel para representar que al destino deseado debería llegarse despacio en lugar de apresurarse.


Gansos, Nebraska, Estados Unidos

Una fuente ubicada en Omaha llena de gansos de bronce de un gran tamaño, con movimientos en el agua que imitan el toque de sus alas al despegar. Son hermosos.
 

Ganado, Texas, Estados Unidos

Una magnífica escultura creada por Robert Summers y situada en el centro de Dallas, una manada hecha de bronce conformada por bueyes de cuernos largos y 3 vaqueros a caballo que dirigen el ganado.

Es un homenaje a los vaqueros de Dallas, considerada como la escultura más grande de su estilo.

Mustangs de Las Colinas, Texas, Estados Unidos

Una escultura de bronce creada por Robert Glen en el Williams Square en Las Colinas, Irving. Se dice que es la más grande escultura ecuestre en el mundo.

Conmemora a los potros salvajes que históricamente han sido habitantes importantes en gran parte de Texas.

Es un grupo de caballos 1,5 veces más grandes que su tamaño natural, que atraviesa un camino de agua, con fuentes que dan el efecto de ser salpicada por las pezuñas de los animales.

Cerdos, Adelaide, Australia

En Rundle Mall se encuentran estos 4 cerdos. Una escultura hecha en tamaño real en 1999 por la artista Marguerite Derricourt. Al inaugurarla, se realizó una competencia para darle un nombre a cada puerco: Truffles, Oliver, Augusta y Horatio. ¡Qué peculiar!

Iguana Park, Amsterdam, Países Bajos

Varias esculturas de iguanas y lagartos reposan en este parque de Leidseplein en Amsterdam. 

Sin duda al caminar por ahí te podrías llevar un gran susto por pensar que estos animales están libres andando por el parque.

El Tiburón, Oxford, Reino Unido

El dueño de esta casa victoriana, ubicada en No. 2 de New High Street de Headington, se llama Bill Heine. Él le encargó esta peculiar obra a su amigo John Buckley.  Originalmente el nombre de esta escultura era “Untitled 1986” (Sin nombre, 1986) pero con el tiempo se convirtió un tiburón muy famoso.

Este tiburón blanco está hecho de fibra de vidrio, mide 7,6 metros, pesa 203 kg y salió a la luz en el aniversario número 41 del lanzamiento de la bomba atómica de Nagasaki.

Salmón, Oregon, Estados Unidos

Este salmón es una de las mayores atracciones de Portland. Es arte novedoso sin duda.

Vaca en el Espacio, Estocolmo, Suecia

Esta vaca caminando en el espacio del universo de Estocolmo es una muestra de excentricidad y, hay que reconocerlo, mucha creatividad. Es divertida y fuera de lo común.

Rino colgando, Potsdam, Alemania

Este riniceronte colgante fue creado por Stefano Bombardieri en 2001.  Su evidente mensaje de resignación es impactante.

Perro malo (Bad Dog), California, Estados Unidos

Es una escultura de fibra de vidrio que mide 28 pies de un labrador negro bastante travieso, creada por el artista Richard Jackson.

Este enorme canino marca su territorio en el costado del Museo del Condado de Orange de Arte (OCMA) en Newport Beach. En realidad el perrito orina pintura amarilla. Interesante propuesta.

Elefante de arena

Esta obra de arte fue creada por el británico Paul Hoggard y su esposa holandesa Remy, un par de trotamundos que viajan haciendo esculturas en arena que pueden llegar a pesar alrededor de 40 toneladas, son de gran tamaño y conservan hasta el último detalle de aquello que recrean; como este elefante, que parece que en menos de nada se levantará y empezará a andar. Es realmente fascinante.

----
23k