Genial
Genial

20 Datos sobre la saga Star Wars que, tal vez, hasta los más fanáticos desconocen

Los fanáticos de Star Wars conocen muy bien los personajes, planetas e historias de la franquicia concebida por George Lucas que redefinió la ciencia ficción en el cine. Pero detrás de escena también hubo acción: cambios respecto al guion original, famosos que fueron rechazados en el casting y secretos en el set de filmación, entre otras cuestiones.

Genial.guru te cuenta algunos de estos hechos como antesala del estreno de Episodio IX — El ascenso de Skywalker, la película que cierra la tercera trilogía de la saga.

1. La frase que se repite en todas las películas de la saga

Star Wars dejó varias frases para la historia como “Que la fuerza te acompañe” y “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana”, pero hay una que se repite en toda la saga: “Tengo un mal presentimiento”. En distintas películas, la mencionan Obi-Wan Kenobi, Anakin, Luke, Leia, Han Solo, C-3PO y BB-8. ¿Qué personaje será el encargado de decir este gag recurrente en Episodio IX?

2. Al Pacino, Jack Nicholson y Stallone, cerca de ser Han Solo

Al Pacino, Christopher Walken, Jack Nicholson, Sylvester Stallone y Kurt Russell son algunos de los actores de renombre que fueron considerados para hacer el papel de Han Solo. El protagonista de El padrinoCaracortada dijo que lo rechazó en 1975 “al no entender el guion”. Harrison Ford, que había sido contratado para repasar los diálogos en las audiciones, finalmente impresionó a los productores y se quedó con el rol.

3. El rol de Luke Skywalker pudo haber sido para una mujer

Luke Skywalker pasó por muchas identidades antes de ser el joven aprendiz de jedi que conocimos. En los primeros guiones, George Lucas lo concibió como un héroe de guerra de 60 años de edad y también como una mujer. Con el personaje de Rey, la nueva trilogía tiene finalmente el protagónico femenino que iba a tener la original.

4. Al actor que hizo de Darth Vader nunca se le ve la cara ni se oye su voz

David Prowse es un antiguo campeón de levantamiento de pesas conocido por interpretar a Darth Vader en la trilogía original. Sin embargo, nunca se escucha su voz, ya que sus frases fueron dobladas por James Earl Jones. Tampoco se le ve la cara frente a las cámaras: en la única escena que el villano se saca la máscara, en Episodio VI — El regreso del Jedi, fue sustituido por Sebastian Shaw, un actor con mayor trayectoria.

5. El vínculo entre Darth Vader y Luke se mantuvo en secreto

Darth Vader es el padre de Luke Skywalker. Esta fue una de las revelaciones más grandes de la historia del cine para todos, incluso para los propios actores y técnicos que trabajaron en la saga. En el guion original de Episodio V — El Imperio contraataca figuraba como giro en la trama el descubrimiento de que Obi-Wan Kenobi era el asesino del papá de Luke. El actor Mark Hamill se enteró en el set de filmación y le pidieron que lo mantuviera en secreto para evitar filtraciones.

6. La memorable frase no es “Luke, yo soy tu padre”

La frase, una de las más memorables del cine, suele ser citada como “Luke, yo soy tu padre”, pero no es así como fue dicha en la cinta. Tras el duelo de espadas láser en el que pierde su mano derecha, el entonces aprendiz de jedi acusa a su antagonista de ser el responsable del asesinato de su padre. Y la respuesta de Darth Vader, que constituye la cita real, es: “No. Yo soy tu padre”.

7. Skywalker no iba a ser el apellido de Luke

El actor Peter Mayhew, responsable de darle vida a Chewbacca, tuiteó hace unos años el guion original que conserva de la primera entrega y provocó varias sorpresas. El título original era “Las aventuras de Luke Starkiller, tomadas del Diario de los Whills, Saga I: Star Wars”, descartado por su larga extensión. El nombre indica que George Lucas pensó en un primer momento que el apellido de Luke fuese Starkiller, utilizado luego para otro personaje.

8. Yoda y la señorita Piggy tienen algo importante en común

Yoda y la señorita Piggy pueden ser muy distintos, pero tienen algo en común: el responsable de darles voz fue el actor y titiritero Frank Oz. El estadounidense, que interpretó a varios personajes de Los MuppetsPlaza Sésamo, también estuvo a cargo de manejar la marioneta del Maestro Jedi, con excepción en las que se lo generó por computadora.

9. Un mono con una máscara iba a interpretar a Yoda

Antes de inclinarse por la opción de una marioneta asistida por mecanismos robóticos, George Lucas tuvo otra idea para darle vida a Yoda en Episodio V — El Imperio contraataca: un mono con una máscara. La decisión fue descartada cuando quedó claro que el simio prefería quitarse la careta y jugar con ella, en lugar de actuar.

10. El personaje que habla un idioma basado en el quechua

Greedo está lejos de ser uno de los personajes centrales de Star Wars, pero aparece en dos épocas distintas de la saga. En una escena de Episodio I — La Amenaza Fantasma (se ve solamente en el DVD) es un chico que pelea con Anakin, mientras que en Episodio IV — Una nueva esperanza es un cazarrecompensas que trabaja para Jabba el Hutt. La peculiaridad es que su idioma está basado en el quechua, que se habla actualmente en Perú y otros países andinos.

11. James Earl Jones grabó la voz de Darth Vader en un día

James Earl Jones es una de las voces más inconfundibles de Hollywood y entre sus trabajos más destacados están el de Mufasa en El rey león y Darth Vader en La guerra de las galaxias. En un solo día de marzo de 1977 grabó todos los diálogos para la primera entrega de la saga y, tanto en esa película como en la siguiente, pidió que su nombre no saliera en los créditos, ya que consideraba que su rol fue más el de un “efecto especial” que el de una actuación.

12. Un cambio al fantasma de Anakin Skywalker

En el final de Episodio VI — El regreso del Jedi, tras el triunfo de los rebeldes sobre el Imperio, a Luke se le aparece la imagen fantasmal de su padre junto a las de Yoda y Obi-Wan Kenobi. En el filme original se ve a Sebastian Shaw, quien fue la cara visible de Darth Vader en esa misma película, pero en el lanzamiento en DVD de 2004 es reemplazado por Hayden Christensen, intérprete de Anakin Skywalker en la segunda trilogía.

13. La apertura demoró unas tres horas en filmarse

Cada una de las películas de Star Wars comienza con aperturas casi idénticas, con la leyenda “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana” y luego un resumen que contextualiza los eventos, en un texto que se desliza de abajo hacia arriba de la pantalla. Lograr ese efecto visual para la trilogía iniciada en 1977 no fue sencillo: tuvieron que escribir todo en una plataforma situada en el piso y mover la cámara de forma estable y suave. Se demoró tres horas en conseguirlo a la perfección.

14. Una escena con demasiado mal olor

En Episodio IV — Una nueva esperanza, Luke, Han Solo y Chewbacca se infiltran en la Estrella de la Muerte para rescatar a Leia. La misión se complica y terminan encerrados en un compactador de basura. Los residuos usados en la escena eran reales y olían tan mal que al actor Mark Hamill se le rompió un vaso sanguíneo en la cara tratando de contener la respiración.

15. El desafío de darle vida a Jabba el Hutt

Jabba el Hutt es el jefe de una organización criminal de cazarrecompensas y contrabandistas que originalmente aparece por primera vez en Episodio VI — El Regreso del Jedi. Para lograr su forma de babosa gigante de 3,9 metros de largo se creó una marioneta de látex, arcilla y gomaespuma que necesitaba ser operada por tres personas en su interior y al menos cuatro afuera. En las películas y ediciones posteriores ya es generado digitalmente.

16. Lucas perdió una fortuna en una apuesta con Spielberg

En la década del 70, antes del estreno de la primera entrega de Star Wars, George Lucas visitó el set de filmación de Encuentros cercanos del tercer tipo, la cinta en la que estaba trabajando en ese momento su amigo Steven Spielberg. Quedó tan impresionado con lo que observó que decidió hacerle una apuesta: intercambiaron el 2,5% de las ganancias. A ambas películas les fue muy bien, pero a la de Lucas le fue mejor, por lo que terminó perdiendo USD 40 millones.

17. La razón para crear a los porgs

Los porgs son esas criaturas con ojos llenos de ternura que acompañan a Luke Skywalker en su exilio en el planeta Ahch-To. Hicieron su aparición en Episodio VIII — Los últimos Jedi por una clara razón: no se podía eliminar digitalmente la gran cantidad de frailecillos, las aves reales que habitan la isla Skellig Michael (Irlanda), en la que se grabaron las escenas. La solución fue crear un animal similar que se mezclase con en el ambiente.

18. El secreto en el comunicador de Qui-Gon Jinn

En Episodio I — La amenaza fantasma, Qui-Gon Jinn, el personaje encarnado por Liam Neeson, utiliza un tecnológico comunicador portátil que permite además el envío de datos complejos como muestras de sangre. Su nombre es Hush-98 y por más sofisticado que suene, en realidad se diseñó modificando una rasuradora femenina.

19. Detrás de las naves del Imperio se esconde un elefante

Los cazas TIE del Imperio son un emblema de las naves creadas por la ciencia ficción. Hicieron su aparición en la primera trilogía filmada por George Lucas y deslumbraron por su diseño y versatilidad. El sonido que hacen también es muy peculiar y se logró combinando la llamada de los elefantes con un automóvil conducido sobre pavimento mojado.

20. Lucas creó una empresa para garantizar fidelidad en el audio

Star Wars revolucionó los efectos especiales, pero también el sonido. Para garantizar que las salas de cine reprodujeran el audio de la misma forma en la que fue concebido por sus realizadores, George Lucas fundó la empresa THX. Nació en 1983 para la banda sonora de Episodio VI — El regreso del Jedi y creó un estándar que también fue llevado a sistemas de sonido en hogares y computadoras.

¿Crees que Episodio IX — El ascenso de Skywalker logrará satisfacer los deseos de los fanáticos de la saga? ¿Piensas que hay mejores películas de ciencia ficción que Star Wars? Queremos conocer tus opiniones en la sección de comentarios.

Compartir este artículo