Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

26 Películas en las que los traductores nos regalaron títulos bastante diferentes al original

7169
794

Los títulos de las películas son la mejor forma de hacerlas más atractivas al público e informar sobre el tipo de filme que van a ver. Sin embargo, cuando se traducen del idioma original para adaptarlos a otra cultura, los resultados pueden ir desde lo extraño hasta lo más divertido.

Genial.guru recopila esos momentos en que las traducciones de los títulos de películas cambiaron totalmente el sentido de la versión original o lo adaptaron de formas muy graciosa.

1. The Sound of Music. Lo más entretenido es cómo eliminan totalmente la palabra “música”... de un musical.

2. Some Like It Hot. Un caso donde la creatividad permitió mantener el tono picaresco del título en todas sus versiones, aunque no se parezcan en lo más mínimo al original.

3. Beverly Hills Ninja. ¿Dónde se desarrolla este filme, según España? ¿Qué arte marcial practica el personaje? No sabemos nada de la trama gracias a ese título tan disociado. Aunque, pensándolo bien, puede que sea hasta más gracioso que la película.

4. The Blues Brothers. ¿Desde cuándo el blues es “caradura” y los hermanos son “granujas”?

5. Ice Princess. En el mundo de habla hispana, el título nobiliario de la chica se pierde por completo y “princess” se traduce como “sueños”.

6. The Nightmare Before Christmas. El traductor de Latinoamérica solo vio los primeros minutos del filme, captó que el protagonista se llamaba Jack y le pareció una cinta muy extraña.

7. The Parent Trap. Lindsay Lohan siente impotencia, por partida doble, por cómo España hace spoilers con sus títulos.

8. Home Alone. En Latinoamérica querían que sintiéramos lástima por Macaulay Culkin desde antes de ver la película o que creyéramos que era muy angelical.

9. The Green Mile. El título de Latinoamérica nos hace pensar más en una película familiar que en un drama que se desarrolla en la cárcel con un preso sentenciado a la silla eléctrica.

10. Sleepless in Seattle. Considerando que se enamoran a través de un programa de radio, y el amor es un tipo de sintonía, el título latino, aunque cursi, pasa. Pero, España, se pueden recordar muchas cosas, como la lista del mercado o el cumpleaños de un amigo. ¡Sean más específicos!

11. St. Elmo’s Fire. Latinoamérica: ¿dónde está St. Elmo en todo esto? ¿Y por qué un título tan rebuscado?

12. The Notebook. Esta historia de amor hizo llorar a toda una generación, a menos que viviera en España, donde ya estaba “spoileada” desde que se entraba al cine.

13. Total Recall. Arnold no aprueba estos títulos: uno por spoiler y el otro por no tener nada que ver.

14. 50 First Dates. 50 veces nos hemos preguntado qué tan difícil era mantener el título original en Latinoamérica.

15. Die Hard. Bruce Willis se asombra de cómo el título en España no tiene nada que ver con la versión latina, que es casi la traducción literal.

16. Baby’s Day Out. En ambas regiones, este bebé suena mucho menos inocente de lo que parece.

17. Eternal Sunshine of the Spotless Mind. El sublime extracto de poesía de Alexander Pope que titula esta icónica película, la cual fluye entre el romance y la ciencia ficción, perdió todo su peso literario y emocional en España. Seguro pensaron: “Jim Carrey + amnesia = ¡comedia romántica!” y este fue el resultado.

18. The Pacifier. Estas adaptaciones fueron excelentes, considerando que el juego de palabras en inglés iba a ser imposible de traducir correctamente: “pacifier” significa, a la vez, “chupón” o “chupete” para los bebés y “pacificador”, un hombre de acción encargado de poner orden.

19. Silver Linings Playbook. Otro caso donde no había más nada que hacer, pues el complejo significado en inglés de la frase “silver linings” (relacionado con el brillo plateado que se ve entre el Sol y los nubarrones cuando viene una tormenta) alude a la capacidad para ver el lado positivo de la vida. El “playbook” es el libro de jugadas en un deporte, de ahí una de las traducciones latinas. Pero, definitivamente, pudieron ponerle un poquitito más de poesía y creatividad a este título en España, ¿no creen?

20. Lost in Translation. Por miedo a perderse en la traducción, España de plano prefirió dejar este título así.

21. Unbreakable. Una de las pocas veces en que ambas regiones coinciden. Para mal.

22. Jaws. Traducir directamente el título original de este clásico de los años 70 hubiera sonado más a un drama odontológico que a un thriller acuático.

23. Point Break. Nosotros también pusimos la cara de Keanu Reeves cuando vimos la versión española.

24. Brokeback Mountain. El secreto mejor guardado de Latinoamérica. Porque podría ser cualquier montaña.

25. The Fast and The Furious. El primer título de una saga, que parecía extremadamente sencillo de traducir. Pero no. España tenía que ponerse creativa.

26. Beetlejuice. No es precisamente el nombre más fácil de traducir, pero pudieron haber mantenido el original y que no sonara como un estornudo, ¿no?

A veces les falta creatividad a los traductores y, otras, se les va de las manos. ¿Cuál de estos títulos te sorprendió más? ¿Conoces alguna otra traducción ingeniosa de títulos de películas? ¡Deja tus comentarios y cuéntanos!

7169
794
Compartir este artículo