Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo J. K. Rowling se imaginaba a los personajes de "Harry Potter" y cómo fueron representados en el cine

--1-
65k

Joanne Rowling nos presentó el mundo de Harry Potter y lo llenó de una gran cantidad de misterios. Sobre algunos de ellos nos habla la autora misma, siendo que el último libro de la saga ya está terminado. Sobre otros, los fanáticos averiguan solos y otros tantos están justo frente a nuestros ojos. Por ejemplo, a pesar de que las películas de Harry Potter se convirtieron en obras de culto, algunos de sus personajes son un tanto distintos a la forma en que fueron mostrados.

En Genial.guru sentimos curiosidad de ver qué tan diferentes son los personajes del libro de sus hermanos cinematográficos. ¿Tú también quieres saberlo?

Por ejemplo, ¿sabías que cuando se escribió el libro el profesor Snape tenía 30 años? Cuéntanos lo que piensas en los comentarios.

1. Harry Potter: despeinado y de ojos verdes

Harry heredó los ojos verdes de su madre y el cabello despeinado, imposible de controlar, de su padre. Estos importantes detalles lamentablemente no se vieron reflejados en la película. Aunque, por supuesto, Daniel Radcliffe hizo un gran trabajo interpretando al pequeño mago, aún con su propio color de ojos.

2. Hermione: cabello exuberante y dientes delanteros largos

Hermione es, en parte, un autorretrato de la propia Joanne Rowling a los 11 años. La autora eligió como características distintivas de la pequeña presumida una melena de cabello castaño y grandes dientes delanteros que se achicaron un poco en el segundo grado, cuando recibió el impacto de la maldición de Malfoy. En cambio, en la película Emma Watson tiene dientes de lo más pequeños desde el comienzo.

3. Ron: lleno de pecas y una nariz alargada

Ron tampoco se salvó de los cambios. Debía tener una nariz larga y estar lleno de pecas, algo que no se ha visto en Rupert Grint. Menos mal que, por lo menos, el cabello haya seguido el canon. Rupert hizo una interpretación impecable de Ron pero, ¿por qué no agregar algunos de los elementos faltantes?

4. Severus Snape: cuando conoció a Harry, tenía 31 años

Alan Rickman fue un Severus Snape ideal, esto nadie puede negarlo. Pero no nos olvidemos de que para cuando transcurrían los sucesos del primer libro, él no debía tener más de 30 años. Lamentablemente toda la secuela peca de aumentarles la edad a los personajes, ¿qué se le puede hacer?

5. Dumbledore: ojos azules y gafas de media luna

Richard Harris, quien interpretó a Dumbledore en las primeras dos partes de la secuela, era claramente más parecido a la versión del libro del personaje. Pero lamentablemente no vivió lo suficiente como para terminar la filmación y su lugar fue ocupado por Michael Gambon. Está todo bien con el reemplazo pero, ¿a dónde se fueron las gafas de media luna y los ojos azules, sin los que la imagen de Dumbledore no está tan completa como podría ser?

6. Moody: desfigurado y prácticamente sin nariz

Cuando Alastor "Ojoloco" Moody aparece en "Harry Potter y el cáliz de fuego", está descrito como un hombre de cara muy desfigurada por las cicatrices y sin la punta de la nariz. En cambio, en la película está perfecto, sin contar el ojo mágico y un par de marcas en el rostro. ¿El servicio del Auror de la película será igual de peligroso que el del libro?

7. Krum: alto, delgado, de nariz ganchuda

Víctor Krum era alto, delgado y tenía la nariz ganchuda. Tenía cabello negro, cejas pobladas y era torpe sobre la tierra. Exceptuando un poco de cabello negro, nada de eso se ve en la película. Y es una pena.

8. La señora Dursley: rubia y de cuello largo

En el libro, la señora Dursley tenía un cuello largo que le permitía espiar a los vecinos y era de cabello rubio, que su hijo Dudley también heredó. En la película no hay nada de eso.

9. Minerva McGonagall: notoriamente más joven

Cuando Harry llegó a Hogwarts por primera vez, la profesora de transformación tenía 56 años. Y aunque Maggie Smith hizo una interpretación impecable de Minerva, el personaje del libro era muchísimo más joven.

10. Dolores Umbridge: parecida a un sapo

La profesora Umbridge, con sus ojos redondos y saltones, la boca grande y la piel blanca y descamada tenía un evidente parecido con un sapo. El toque final: un pequeño moño parecido a una mosca en el corto cabello color café.

11. Rufus Scrimgeour: parecido a un león

En el libro, gracias a su entrecana melena colorada y a su porte, Rufus recordaba a un león. Usaba anteojos de alambre y cojeaba. A pesar de haber tenido desacuerdos con Harry, Scrimgeour se parecía a un león -el símbolo de Gryffindor- y era muy valiente.

12. Bill Weasley: rostro completamente desfigurado

En "Harry Potter y el misterio del príncipe", Bill Weasley es desfigurado por el hombre lobo Fenrir Siva, quien le deja enormes cicatrices que vuelven su rostro horriblemente grotesco (aunque Fleur Delacour no deja de amarlo por ello). En cambio, en la película solo podemos ver un par de rasguños.

13. Narcissa Malfoy: cabello rubio

La aristocrática Narcissa Malfoy tenía un largo cabello rubio, que la hacía parecer un fantasma ahogado. Para qué hubo que hacerle en la película un cabello de dos colores es algo que sigue sin entenderse.

¿Y tú ves alguna diferencia entre los personajes del libro y los de la película? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada Warnerbros
--1-
65k