Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Esta creación ayudó a un ciego a verse a sí mismo por primera vez

--3-
14k

Tocar una obra de arte es algo prohibido en muchos lugares. Este no es el caso del arte de Andrew Myers, el cual permitió que un ciego pudiera descubrirse a sí mismo en un retrato. Genial.guru te invita a conocer la historia de esta experiencia única.

George Wurtzel no es sólo un hombre ciego. También es carpintero, artesano y maestro. Trabaja en un campamento para discapacitados visuales en California, donde les enseña a personas ciegas a utilizar los materiales necesarios para convertirse en artesanos.

Ha trabajado la madera durante toda su vida. “Mi interés se despertó por mi abuelo que construía muebles. Después de la universidad abrí mi propio taller de carpintería, y posteriormente fui empleado para la construcción de prototipos de muebles de alta gama”.

George ve cada pieza con las manos, confiando en la naturaleza táctil de su arte para visualizar el producto terminado.

Fue el artista Andrew Myers quien lo ayudó a verse a sí mismo por primera vez, sorprendiendo a George con un retrato táctil de sí mismo. El primer retrato que fue capaz de sentir y reconocer.

Con una combinación de tornillos, Myers crea retratos en 3-D que se pueden ver con los ojos y los dedos. Ese es el enfoque que tomó al crear la imagen de George.

Así fue que guiaron a George hasta su retrato y sin decirle de qué se trataba lo animaron a que lo tocara. Entonces, por primera vez en su vida, George Wurtzel fue capaz de verse a sí mismo en una obra de arte.

Te compartimos el video de esta emocionante experiencia para que puedas ser testigo de la alegría de George al descubrirse en un retrato.

--3-
14k