Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Este talentoso niño tiene 10 años, hace asombrosas esculturas con plastilina, y hoy queremos contarte su historia

¿Recuerdas cuáles eran tus sueños cuando eras pequeño? Josué Benjamín, un niño venezolano de 10 años, hace esculturas de personajes famosos con arcilla polimérica y plastilina. A su corta edad se ha convertido en un gran ejemplo de perseverancia, y su talento ha captado la atención de miles de usuarios en las redes sociales. Uno de sus más grandes sueños es seguir teniendo la oportunidad de hacer lo que ama e inspirar a las personas. Por ello, además de sus figuras, decidió escribir un libro llamado ¿Qué culpa tengo yo? para contar sus experiencias de vida, ya que podrían servirles a otros niños como él a salir adelante sin importar las circunstancias.

Este joven artista le contó a Genial.guru cómo comenzó su historia y qué logros ha conseguido hasta ahora gracias a su esfuerzo y dedicación. Al final del artículo encontrarás un bono con el proceso de creación de algunas esculturas que Josué hizo.

Convertir la tristeza en oportunidades

Todo comenzó cuando Josué estaba paseando con sus padres y vio una figura de Mario Bros. Tenía 4 años, y, en ese momento, lo que más deseaba era comprarla y llevársela para jugar. Sin embargo, su mamá no pudo cumplir los deseos de su hijo, y él se puso muy triste. Llegando a casa, su padre le compró una caja de plastilina, y, para alegrarlo un poco, le mostró cómo podía hacer algunas figuras por su cuenta.

“Me hizo un Mario Bros. igual al que yo quería. Entonces, descubrí que podía hacer con mis propias manos todas las figuras que quería tener, y así fue como la tristeza se convirtió en alegría”, dijo. Sin planearlo, ese pequeño y amoroso gesto de su padre se convirtió en una parte importante en la vida de su hijo, y en una gran oportunidad para su futuro.

Perseverancia y perfeccionismo para conseguir un buen resultado

A pesar de ser solo un niño, Josué es muy dedicado a las cosas que hace, y, sin duda, tiene manos mágicas y llenas de paciencia. La atención que les pone a los detalles de cada escultura son dignos de ser reconocidos, y algo curioso e interesante es que, en su mayoría, las figuras que crea son personajes o famosos que lo inspiran o lo han marcado de algún modo. Aunque, al tratarse de diversión y pasatiempo, también hace figuras de películas que le llaman mucho la atención, especialmente de villanos y superhéroes, por lo que disfruta mucho hacerlos con plastilina.

Además de hacer personajes de ciencia ficción, a Josué le encanta hacer esculturas de cantantes u otros famosos, y siempre busca la manera de regalárselas para que las conserven como un lindo recuerdo, o que, al menos, puedan ver las fotografías donde las muestra, por lo que suele pedirles ayuda a sus seguidores para que etiqueten a los artistas en sus publicaciones. No importa cuánto tiempo se tarde o qué tan complicado sea hacer una figura, pues él adora tener el poder y la habilidad de crear cosas fantásticas con sus manos. “Me gusta crear. Amo hacerlo con mis manos, porque es una forma de expresión, y me encanta observar mis figuras”, dijo.

Para crear una escultura, primero prepara los colores de arcilla o plastilina que necesitará. Luego comienza a trabajar en el rostro, basándose en una imagen, y recién al final hace el cuerpo, apoyándose en un par de alambres. Para detallar sus esculturas usa sus manos, palillos o algunas otras herramientas especiales. En ocasiones, hornea las figuras en medio del proceso para que no se produzca una combinación desastrosa en los colores, y, finalmente, vuelve a hornearlas cuando están terminadas para que se endurezcan.

Una pieza clave del éxito: el apoyo de su familia

Una de las cosas más importantes para un niño es recibir el cariño y apoyo de sus padres. En el caso de Josué, tener su apoyo ha sido algo muy valioso para él, pues ellos son sus cómplices y lo acompañan en todos los proyectos que emprende. “Creo que soy afortunado de hacer lo que amo y de tener una familia como la que tengo. Ellos siempre me dicen que son felices de verme feliz”, compartió.

Su madre admira muchas cosas de Josué, y considera que es un niño perseverante y perfeccionista con lo que hace. “Los hijos pueden enseñarnos mucho a los padres. El mío no desiste hasta que está satisfecho con el resultado de la escultura en la que está trabajando, y eso es algo muy admirable que puede aplicarse para muchas cosas en la vida”, aseguró.

Un artista esculpiendo su futuro

La pasión de Josué por las esculturas es muy grande, y espera poder dedicarse a eso cuando sea mayor. Por el momento, sus creaciones no están a la venta, pues lo ha tomado más como un pasatiempo. Además de la plastilina, este pequeño genio ama cantar y motivar a los demás. En sus pocos años de vida, ha dado conferencias a personas más grandes que él, ha subastado sus figuras para ayudar a otros y publicó un libro para contar sus experiencias como un niño que vive en Venezuela y sueña a lo grande para tener un futuro mejor.

“Siempre me ha gustado inspirar a otros. Creo que mis experiencias pueden ayudarlos, y me encantó poder contar mi historia. El consejo que puedo darles es que crean en sus sueños. Si lo quieres, las circunstancias no te van a impedir hacer grandes cosas”, comentó. Para estar al tanto del trabajo que hace este artista puedes seguirlo en sus cuentas de Instagram, Facebook, y en su página oficial. ¡Lo estás haciendo increíble, Josué! ¡Nunca dejes de soñar!

Bono: el paso a paso de algunas esculturas de este pequeño artista

Kobe Bryant

Daniel Habif

Will Smith

Ricardo Montaner

José José

¿Qué escultura te gustó más? ¿Qué figura te gustaría que hiciera Josué? ¿Conoces a otro niño o niña talentoso como él? Cuéntanos en los comentarios.