Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los ilustradores de Genial.guru muestran cómo dibujaban antes y cómo lo hacen ahora

--7-
16k

Es bien sabido que el talento solo es 1% del don y 99% de labor. Y si a una persona le gusta dibujar pero no le dedica al menos un par de horas a la semana, no hay que esperar que avance más allá de sus dibujos en el reverso de sus cuadernos escolares.

Los ilustradores de Genial.guru mostraron qué resultados han logrado alcanzar gracias a un práctica constante y mucha labor. Esperamos que esto inspire a todos aquellos que han soñado con dibujar (tocar la guitarra, bordar, etc.) para retomar la actividad que los apasiona.

Yekaterina Ragozina

Yekaterina Ragozina: Mis padres, también artistas, al ver que su hija estaba dispuesta a seguir con la tradición familiar, de una escuela común me mandaron a una Academia de Bellas Artes. Colaboro con una gran cantidad de personas interesantes, organizo exhibiciones y hace poco me convertí en ilustradora de un libro infantil. A todos los artistas principiantes y a todos aquellos que aman el arte, les quiero decir: no teman, sueñen, aprovechen al máximo cada oportunidad que se les presente y sepan que si tan solo le ponen un poco de esfuerzo, ¡podrán alcanzar cualquier sueño!

Anna Pavlova, autorretratos

Anna Pavlova: Cuando terminaba la escuela, llegó la hora de determinar mi futura profesión. Sin dudarlo mucho, eligí la carrera de diseño. A los 19 años conseguí mi primera tablet gráfica y empecé a desarrollarme en la gráfica digital, lo cual sigo practicando hasta hoy en día. 6 años de educación académica dejaron su huella, por eso lo que más me gusta es crear obras de un estilo cercano al realismo; me es difícil estilizar mis ilustraciones pero sigo trabajando en eso, y continúo practicando y perfeccionando diferentes estilos.

Inna Anikeeva

Inna Anikeeva: Soñaba con ser pianista de jazz, por lo que el dibujo era para mí nada más que un hobby. Sin embargo, aproximadamente a los 18 años amé dejar graffitis en los perfiles de mis amigos, creando con entusiasmo personajes, tramas y frases interesantes. Tiempo después, este proceso me gustó tanto que no podía vivir ni un día sin haber dibujado alguna creación mía... 6 años después me considero con toda la confianza del mundo una ilustradora y estoy extremadamente feliz de haber encontrado mi vocación.

Victor Senin

Victor Senin: Desde mi infancia me gustaba dibujar. Dibujaba personajes de caricaturas después de cada nuevo episodio, lo cual sorprendía mucho a mis padres; no solo capturaba al personaje en movimiento, sino también lo hacía con un bolígrafo donde cada trazo incorrecto podrías echarlo a perder. En la escuela todos mis cuadernos estaban llenos de dibujo. Dibujando, aprendía mejor, aumentaba mi concentración. En aquel entonces no vinculaba este hobby con mi futuro. En esa época aún no existían los diseñadores gráficos y creía que lo máximo que podría llegar a ser era "vender cuadros en la calle como esos artistas extraños". Pero pronto entendí que quería hacerlo durante toda mi vida, incluso dejé la universidad donde estudiaba otra carrera.

María Bezrukova

María Bezrukova: Me gustan las palabras de un amigo: "Creo que primero nació mi pasión y luego yo". Lo mismo sucede conmigo. Parece que desde mi infancia tenía pasión por dibujar. Por supuesto, mis padres artistas y el ambiente creativo en mi familia influyeron en eso. Pero ahora no me imagino dedicándome a otra cosa que no sea el dibujo. Es lo que siempre me ha acompañado, es mi vida y mi manera de expresar mis emociones.

Hace poco decidí volver a dibujar mis obras infantiles y entendí que mi amor a los motivos étnicos tiene raíces en mi infancia. Arriba, una chica jefe de alguna tribu del bosque; abajo, una chamana a la que llamé Florence.

Marat Nugumanov

Marat Nugumanov: Recuerdo cómo en mi infancia le pedí a mi padre dibujarme a una persona y, con sorpresa, me di cuenta de que el dibujo consistía en elementos sencillos y que lo podía repetir. Desde entonces no dejaba esta tarea. Dibujaba cada día. Es una de las actividades que simplemente no puedes no hacer; viendo una hoja en blanco sentía impaciencia por empezar a dibujar.

Dinara Galieva

Dinara Galieva: Estudié en una escuela de arte pero fue hace mucho tiempo y no era algo serio. Así que decidí dedicarme a la ilustración y tuve que aprenderlo todo desde cero por mi cuenta. Si dibujas, puedes estudiar algo nuevo por toda la eternidad. Lo cual sigo haciendo. Como la mayoría de artistas, a menudo me inspiro en las obras de otras personas pero creo que lo más útil es mirar alrededor. Ni siquiera te imaginas cuántas cosas interesantes puedes descubrir mientras observas la suciedad en un zapato.

María Zavolokina

María Zavolokina: La vida es una enorme búsqueda creativa tanto para mí como para cualquier otra persona. No me gusta cómo enseñan el dibujo en las escuelas, no dejan espacio para la creatividad... Muchas personas que terminan sus carreras en escuelas de arte o música no utilizan sus habilidades en el futuro solo porque a menudo los maestros les quitan esa pasión con sus altas exigencias. Pero al final, tras haber cambiado varias profesiones, me di cuenta de que no podía escapar de mi destino. Ahora lo que se valora en una ilustración es la personalidad, el estilo propio y el sentido del humor, lo cual me inspira mucho. Espero poder combinar todo esto en mí y encontrar armonía en mis obras.

Astkhik Rakimova

Asthik Rakimova: ¿Qué es lo que me inspira? Lo que sea. Hace poco estaba pensando: "¿Cómo dibujo a ese espía?". Y de pronto pasó uno por la oficina de Genial.guru, un ex roquero.

¿Qué me ayuda a crecer? Nuestros lectores, personas por las que cada día intentamos superarnos a nosotros mismos. Cuando les gusta lo que estamos haciendo, nos inspiran aún más; cuando no les gusta tanto, nos ayudan a evolucionar y mejorar. ¡Gracias a todos!

--7-
16k