Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
40 Tarjetas para estas fiestas decembrinas que puedes hacer con lo que tengas a la mano

40 Tarjetas para estas fiestas decembrinas que puedes hacer con lo que tengas a la mano

Hoy en día en las tiendas se pueden encontrar tarjetas navideñas y de Año Nuevo para satisfacer todos los gustos. Sin embargo, la redacción de Genial.guru cree que las tarjetas hechas a mano siempre lucen mejor y transmiten más emoción. Porque cuando hacemos algo a mano para alguien, le ponemos nuestro amor.

A continuación, reunimos las ideas de tarjetas bonitas, originales y, sobre todo, rápidas de hacer que no requieren materiales especiales difíciles de conseguir: un papel bonito, un cartón y algunos listones y botones que estén a la mano.

Árboles voluminosos

Los árboles voluminosos de papel blanco y de color son tan fáciles de hacer que puedes hacerlos al último momento. Más detalles en el blog Bog&ide.

Los árboles 3D son aún más rápidos. Solo necesitarás una regla, unas tijeras afiladas y cartón. Este blog muestra cómo recortarlos.

Pingüino

Necesitarás cartón negro y blanco (o papel blanco), un triángulo de papel de color naranja y 2 copos de nieve en miniatura. Los ojos son el toque especial de la tarjeta que podrás encontrar en una tienda de hobbies (o bien, tomarlos de un juguete que tus hijos ya no usan, si ellos están de acuerdo, por supuesto).

Regalitos

Para esta tarjeta simpática y sencilla, necesitarás 2 hojas de cartón, tijeras y pegamento. También pedazos de papel para envolver que te sobren de las envolturas de regalos, listones y cintas. El principio de la elaboración es muy sencillo, si quieres más detalles, los encontrarás en este blog.

Santa Claus

Puedes hacer a este Santa Claus amistoso en tan solo media hora. El gorro rojo y la cara de color rosa son tiras de papel pegadas sobre una tarjeta o bolsa de regalo. Para hacer la piel del gorro y la barba toma una hoja de papel blanco y rompe las tiras de forma adecuada para obtener bordes irregulares. Pega sobre las tiras roja y rosa. Y luego dibuja dos garabatos, la boca y la nariz, y dos puntos: los ojos.

Dibujos simples

Una idea irresistiblemente elegante: dibujar con un bolígrafo de gel negro unas esferas de árbol. Lo importante es trazar círculos perfectos y marcar las líneas para los patrones. Lo demás no es tan difícil, sólo las rayas y los garabatos que sueles dibujar cuando te aburres.

El mismo principio de la tarjeta con esferas negras y blancas. Unas siluetas sencillas dibujadas con patrones simples, esta vez, de color; es mejor hacerlo con marcadores de color. Cálido y muy tierno.

Muchos arbolitos distintos

Otro par de ideas del blog Bog&ide. Para la primera tarjeta, necesitarás cinta adhesiva decorativa o cartón de colores (con o sin brillo, búscalo en una papelería). Para la segunda, usa pajillas para bebidas y un buen pegamento.

Aquí necesitarás papel o cartón que sobraron de las manualidades infantiles o papel para envolver. Los arbolitos se cosen en el centro, pero también puedes pegarlos. Sin embargo, si quieres seguir al pie de la letra la instrucción, primero hay que hacer agujeros con una aguja gruesa, y luego coser los arbolitos con hilo doble para que no queden espacios. Dibuja los copos de nieve con pintura blanca.

Una idea sencilla y con estilo: un bosque de arbolitos, uno de los cuales está pegado sobre una cinta doblefaz gruesa (por eso, a diferencia de otros, se ve con volumen) y decorado con una estrella.

Para esta tarjeta se necesitan 3 o 4 capas de cartón (puedes omitir el rojo). Para la capa de fondo con patrón puedes usar papel. En la capa superior, blanca, recorta un arbolito (un cuchillo de papelería te ayudará a hacerlo) y pégala en una cinta doblefaz para obtener el volumen.

Un conjunto de arbolitos hechos con restos de cartón, papel y papel para envolver, armado con un listón sencillo y decorado con un botón. Intenta jugar con colores y texturas: puedes encontrar una gran cantidad de opciones usando también listones de colores distintos, papel o incluso tela.

¡Las acuarelas también te pueden servir para elaborar tarjetas bonitas! Este sencillo patrón lo puede hacer todo el mundo, incluso aquellos que no dibujan tan bien. Primero hay que marcar los patrones con un lápiz, colorearlos y, cuando se seque, borrar cuidadosamente los trazos de lápiz y completar los patrones con colores.

Paisaje invernal

Para esta tarjeta, es mejor usar un cartón con textura diferente, pero también puedes usar uno sencillo, plano, de todas formas, saldrá bonito. Recorta con tijeras afiladas un paisaje invernal y la luna y pégalos sobre un fondo de color negro o azul oscuro.

Otra opción del paisaje invernal, esta vez en blanco y verde, que requerirá un poco más de tiempo. Si encuentras un cartón aterciopelado, bien; si no, puedes colorear los arbolitos a mano. La nieve es poliestireno desmenuzado. También puedes recortar círculos pequeños y pegarlos a la tarjeta.

Muñeco de nieve abrazador

La autora del blog My kid craft hizo este muñeco de nieve junto con sus hijos. El muñeco levanta los brazos cada vez que abres la tarjeta. Puedes escribir tus deseos adentro. A los niños les encantará pegar las partes del muñeco (los brazos y el gorro se pueden colorear), pero para aquellos que quieren hacerlo más rápido, el blog cuenta con detalles preparados que solo debes imprimir a colores y pegar.

Más muñecos de nieve

Estos muñecos de nieve que con tanta atención observan el cielo estrellado, lucirán mejor si logras encontrar una cinta colorida para sus bufandas.

Para la tarjeta de la izquierda necesitas cartón, papel blanco para dibujar y cinta doblefaz para pegar al muñeco. Hacer los montones de nieve es sencillo: simplemente rompe el papel de tal forma que los bordes queden ondulados. Coloréalos con un lápiz de color azul y difumina con lo que quieras: con un dedo o un pedazo de papel. También colorea los bordes del muñeco para darle volumen. Para la segunda tarjeta, necesitarás botones, un pedazo de tela, ojos, pegamento y colores.

Esta tarjeta es tan bonita que querrás conservarla durante mucho tiempo. Y solo necesitas círculos de cartón, una nariz y unas ramas recortadas de papel de colores. Pega todo con cinta doblefaz para darle volumen a la tarjeta. Dibuja con el color negro los ojos y los botones, y con las acuarelas o gouache blanco, la nieve.

Esferas

Las esferas son uno de los símbolos principales de Año Nuevo y Navidad, y son una opción que siempre gana. Estas están hechas de papel aterciopelado y listones. Puedes dejar volar tu imaginación: hacerlas de papel para envolver, tela, encaje, o recortarlas de papel periódico o una revista. Y los hilos, simplemente dibújalos.

Otra opción es pegar papel con un dibujo o patrón en la parte interior de la tarjeta y recortar un círculo en la parte frontal con un cuchillo de papelería.

Esferas voluminosas

Para cada una de estas esferas necesitarás 3-4 círculos del mismo tamaño y diferente color. Dobla cada uno a la mitad y pega las mitades entre sí, adhiriendo las dos mitades restantes a la tarjeta. Otra opción sería hacer estrellas o arbolitos de color.

Esferas coloridas

Estas asombrosas esferas semi-transparentes salen gracias a la goma para borrar que encuentras en los lápices. Primero traza los bordes de la esfera, luego sumerge la goma en pintura y deja huellas en el papel. Divertido y bonito.

Tarjetas con botones

Los botones coloridos les agregan volumen a las tarjetas y también traen recuerdos sutiles de la infancia.

Lo importante es encontrar botones de colores interesantes, lo demás, déjalo a tu imaginación: puedes "colgarlos" en un árbol, en una rama con búhos simpáticos o en nubes de periódico.

¿Qué puede ser más sencillo y tierno que un muñeco de nieve hecho de botones? La segunda tarjeta requerirá un poco más de esfuerzo, sin embargo, el resultado lo vale.

Tarjetas con cinta adhesiva decorativa

Las tarjetas para las verdaderas niñas que saben cómo esconder la nariz en una bufanda cuando hace frío. Hacerlas es sencillo: pega la cinta decorativa en forma de bufanda, dibuja encima un peinado y unos ojos. La bloguera Molly Moo te enseñará los detalles.

Una familia de muñecos de nieve hecha con huellas de manos

Esta familia de muñecos de nieve es muy divertida de hacer junto con los niños: incluso los más pequeños podrán untar sus dedos con pintura y dejar huellas en la tarjeta. Dibuja las ramas y recorta bufandas y gorros de papel.

Bola mágica

Parece que esta tarjeta es difícil de hacer pero en realidad no. Sí, te tomará un poco más de tiempo, pero el resultado es increíble. Mira los detalles aquí.

Tarjetas de tus fotos

En muchos países existe la tradición de hacer tarjetas de sus propias fotos: a los familiares y amigos les encantan. Una solución con estilo sería una foto en blanco y negro con acentos coloridos. No es necesario contratar a un fotógrafo profesional para esto, solo necesitas retocar la imagen en cualquier editor de fotos.

La mejor tarjeta para una niña

Claro que no terminarás esta tarjeta tan rápido, pero la idea es tan brillante que no pudimos ignorarla. Presta atención: la muñeca de la izquierda trae un vestido puesto que se puede quitar. Los vestidos a la derecha se pueden recortar, y jugar con esta tarjeta durante mucho tiempo. Más detalles sobre esta idea en el blog Kirsty Neale.

Ositos encantadores

Este oso encantador no te tomará mucho tiempo: solo debes recortar su silueta de un papel blanco, pegar (o dibujar) una nariz negra y los ojos. Y hacer nieve de círculos de papel.

Es suficiente con solo recortar la silueta del oso, y luego con un bolígrafo o marcador pintarle un suetér con patrones sencillos.

La tarjeta más sencilla y más rápida del mundo

Si se te olvidó comprar las tarjetas y ya no tienes tiempo para eso, puedes hacer una como esta en tan solo minutos. Lo importante es recortar bien la plantilla, y luego solo debes ponerla sobre una hoja en blanco doblada (tu futura tarjeta) y trazar unas líneas de color. ¡El resultado es muy elegante!