Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Frutas que puedes cultivar en tu casa o incluso en la oficina

Si te encantan las plantas y sueñas con tener un jardín hermoso pero no tienes espacio para ello, no te preocupes, Genial.guru te trae algunas ideas de cómo cultivar algunas frutas en casa o incluso en el trabajo.

Claro que tendrías que esperar sus frutas, y en algunos casos por más de un año. Pero, a cambio, cultivar arbolitos frutales es un buen antidepresivo y también un motivo para relacionarte más con tus compañeros de trabajo.

Cítricos

Los cítricos tales como limón, mandarina, naranja, toronja, etc., tienen un aroma fuerte, y puedes hacer experimentos con sus huesos durante todo el año. Las semillas para sembrar deben estar frescas. Para plantarlas, primero lávalas bien y luego siémbralas en una maceta con tierra. Es mejor sembrar cada semilla en una maceta o en un vaso separado.

Es importante propiciarles a las plantas la iluminación adecuada pero además cuidarlas del sol de mediodía y también del aire seco. En invierno se deben mantener con una temperatura de 12-16 grados.

Dátiles

Incluso con una semilla de dátil seco puedes cultivar una palmera. Antes de sembrarlo, es mejor remojar la semilla durante varios días. Siembra la semilla en una mezcla de tierra y arena y recuerda humedecer el suelo cada 2 días. Aproximadamente dentro un mes tu futura palma debe germinar. Al igual que los cítricos, los dátiles requieren mucha luz y un invierno fresco.

Guayaba

Seleccionas unas semillas de un fruto maduro y suave. Si tu guayaba aún no está suave, puedes ponerla en un lugar cálido y esperar un par de días. Lava las semillas para quitarles la pulpa y sécalas. No las entierres mucho, pon las semillas en la tierra con arena.

La planta puede crecer bastante rápido. Por eso recuerda separar las plántulas, pellizcar la raíz principal y transplantar junto con el suelo anterior en una maceta más grande.


Higos

El procedimiento para cultivar un higuero es el mismo de la guayaba: lava, seca y pon las semillas en la tierra húmeda. Agrega un poco de arena encima y cubre con un papel plástico. Para el higuero hay que encontrar un lugar bastante cálido. Los primeros brotes aparecerán luego de 3 semanas, si riegas la tierra con regularidad. 


Maracuyá

Si siembras semillas de maracuyá, lo más probable es que no obtengas un árbolito que te dé frutas sino una liana trepadora que te alegrará con sus flores espectaculares. Sin embargo, quién sabe, tal vez logres cultivar una fruta en condiciones caseras. Al maracuyá le gusta todo lo que les encanta a las demás plantas tropicales: mucha luz, mucho aire, calor y humedad.


Aguacate

Existen dos formas de culvitar aguacate. En el primer caso, retira la cáscara que cubre la semilla y siémbrala con la parte ancha hacia abajo a una profundidad de 2-3 cm, para que su extremo salga por encima de la superficie. La segunda forma se llama abierta: haz 3 pequeños orificios al nivel de la mitad de la semilla en un ángulo de 120 grados. Inserta ahí 3 cerillos que servirán como soporte sobre un vaso de agua. El nivel del agua debe mantenerse siempre igual para que la parte baja de la semilla siempre esté humedecida. Cuando veas una cantidad suficiente de raíces, puedes sembrar la semilla en una maceta.

Para que aparezcan las hojas, la planta necesita una temperatura de alrededor de 18 grados, en invierno la planta goza de reposo y frescura.


Piña

Las piñas no tienen semillas pero para sembrar una no las necesitas. Es suficiente cortar la parte superior (2 cm de la pulpa) con las hojas y sembrarla en arena húmeda. A la piña le encanta el agua, la tendrás que regar mucho. 


Granada

Una idea excelente es cultivar un granado, podarlo y mantenerlo tipo bonsái. El granado puede soportar climas secos pero no la falta de calor. El granado te alegrará con flores y frutas casi todo el año una vez que llegué a 40 cm de altura. La cosecha promedio es de 7-10 frutas con un diámetro de 5 cm.

Imagen de portada Galina Savina, Locrifa