Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Trucos de cocina que te ayudarán a salvar tus nervios, los alimentos y tu reputación de súper chef

--3-
26k

Muchos de nosotros albergamos el sueño de aprender a cocinar bien. Y si a este deseo le sumamos la capacidad de hacerlo rápido y de manera eficiente, se convierte en un verdadero talento.

En Genial.guru hemos juntado para ti algunos trucos culinarios que te sorprenderán con su virtuosismo. ¡Buen provecho!

La manera más sencilla de preparar unas ricas papas al horno

Corta las papas por la mitad, sazónalas con sal y rocíalas con aceite de oliva. Colócalas en una bandeja para el horno, con el corte hacia abajo, hornea a 205 °C durante 30 a 40 minutos. Comprueba con un tenedor que estén hechas ¡y listo! Más detalles aquí.

Las empanadas congeladas te pueden servir para una rica cena improvisada

A nadie le gusta la parte baja mojada y poco hecha en una empanada. Sin embargo, si la congelamos antes de hornearla, prácticamente se elimina este problema, ya que su corteza inferior comienza a cocinarse antes de que el relleno se derrita y así no existe la posibilidad de absorber un exceso de jugos que, por regla general, la empapan impidiendo su cocción. Solo asegúrate de envolver la empanada con papel de aluminio o de plástico antes de proceder a su congelación. Más detalles aquí.

Preparar la pasta en una sartén es más rápido que en una olla

La superficie más amplia de una sartén ayuda a que el agua hierva más rápido. Todo esto ahorra tiempo para preparar pasta. ¿No te resulta cómodo? Aquí describen cómo hacerlo de una forma más detallada.

Cocinar verduras al vapor es fácil en un horno

Para cocinar verduras al vapor en el horno, primero lávalas y córtalas. Luego, envuélvelas en papel de horno y hornéalas durante 20 a 30 minutos a 180 °C. Más información aquí.

No temas a congelar la cebolla con antelación

Este truco seguramente te salvará en más de una ocasión cuando tengas que preparar rápidamente una sopa, carne o guarnición y el tiempo corra en tu contra. Para empezar, pela y corta la cebolla.

Después, coloca los trozos haciendo una capa fina en una fuente de horno y ponlos luego en el congelador. Cubre bien la bandeja con papel de aluminio y deja que se congele durante unas cuantas horas. Posteriormente pasa la cebolla a una bolsa zip lock. Aquí lo hacen justamente así.

De la pasta que te sobró se puede hacer unos muffins interesantes

Es una gran manera de aprovechar la pasta que sobró. Perfecta para disfrazar las verduras, tan saludables pero que a los niños, con frecuencia, no les gustan. Puedes congelar y recalentar estos muffins cuando los necesites. ¡Un truco útil y de mil maravillas! Los detalles, aquí.

Congela el pollo en adobo y te garantizarás una cena rápida y sabrosa

Al llegar la noche, después de un día de trabajo, a menudo también nos espera una cena que todavía hay que preparar. Para hacer que este proceso sea lo más cómodo y agradable, prueba congelar para usar más adelante trozos de pollo en adobo. Para cada día, una receta. Escoge las que más te gusten aquí.

Una manera sencilla de combinar la afición por los bombones y el helado

Para preparar este postre, necesitarás solo helado, chocolate o tus bombones favoritos y una batidora de pala. Corta los bombones en trozos grandes y añádelos a un cuenco con helado. Se obtendrá una mezcla bastante espesa, por lo que es mejor optar por una batidora especial con pala plana. Para que quede perfecto, lee los detalles de la receta. ¡Créenos, vale la pena!

Disfruta de unos nachos caseros

Corta las tortillas en triángulos, rocíalas con aceite y sazónalas. Luego, colócalas en el horno, precalentado a 230 °C y hornéalas durante 10 minutos. ¡Rápido y sencillo! Los detalles, aquí.

Antes de su cocción, unta el salmón con yogur griego para que el pescado salga más jugoso

Unta los trozos de salmón con yogur griego antes de cocinarlos. Esto no solo favorece a que el pan rallado se adhiera mejor, también mantiene el pescado jugoso y hace su corteza más crujiente y atractiva. Puedes ver aquí la receta.

Ahora, cocinar huevos escalfados no resultará tan difícil

Para obtener el platillo ideal, es muy importante utilizar solo huevos frescos. Añade un poco de vinagre, es necesario para lograr la consistencia correcta del platillo.

Asegúrate de tener el suficiente espacio libre para los huevos. Rompe los mismos en tazas diferentes y échalos en el agua, uno tras otro. También tienes que aumentar el tiempo de cocción, aproximadamente unos 30 segundos más por cada huevo adicional. Más detalles aquí.

Elabora piruletas caseras con tus hijos, es algo interesante y sabroso

Desenvuelve los caramelos, colócalos sobre papel de pergamino en una bandeja y mételos en el horno precalentado a 200 °C. Vigila con detenimiento estos caramelos para retirarlos tan pronto como empicen a fundirse. Al sacar la bandeja del horno, rápidamente inserta los palos. ¡Las piruletas están listas! Ten cuidado de no quemarte. Más información aquí.

Hornea una omelette en la bandeja: una buena idea para el desayuno de una familia numerosa

Cuando tu tiempo es limitado y necesitas tus manos libres, recurre a esta receta. Simplemente, bate los huevos con leche, vuelca la mezcla en una bandeja y hornéala durante media hora aproximadamente. Utilizando anillos o moldes para muffins, puedes servir la omelette de una manera inusual. Si buscas más alternativas con este truco, puedes encontrarlas aquí.

Prueba preparar huevos fritos en el horno

Simplemente rompe los huevos en una fuente de horno especial, rociada previamente con aceite o un aerosol antiadherente. Salpimenta al gusto. Hornéalos durante 17 minutos a 180 °C. Hemos visto la receta aquí.

Cómo preparar cebolla caramelizada al horno

Muchas personas evitan añadir cebolla a sus platillos y a algunos no les sale bien prepararlas de una manera sabrosa. Prueba esta receta: es muy sencilla y no te llevará mucho tiempo. A cambio, obtendrás un acompañamiento adicional a tus guarniciones, sopas y otros platillos.

El tocino congelado resulta más fácil de cortar

Enrolla las lonchas de tocino en forma de caracol y congélalas en una bandeja de hornear hasta que endurezcan. Luego, puedes pasarlas por bolsitas en pequeñas porciones y guardar en el congelador. Los detalles de esta gran idea, aquí.

Cómo preparar un huevo cocido ideal

Este tipo de huevo debe contar con una clara sólida y una yema líquida. Sí, puedes tomarlo en el desayuno con pan tostado, ciertamente es muy sabroso.

Lleva el agua a ebullición, añade los huevos y empieza la cuenta atrás. Es mejor utilizar un temporizador. Si cocinas 1 o 2 huevos, con 5 minutos será suficiente. Para 3 o 4, necesitarás unos segundos más. Más detalles aquí.

Imagen de portada thekitchn, fitfoodiefinds
--3-
26k