Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
8 Sencillos desayunos para cada ocasión

8 Sencillos desayunos para cada ocasión

--6-
17k

Qué pereza nos da levantarnos por la mañana… ¡y cómo pueden llegar a cambiar las cosas si empezamos el día con un gran desayuno! En Genial.guru queremos deslumbrarte con algunas ideas para empezar el día con pie derecho. Mmm... ¡a disfrutar!

El desayuno de los reyes

Para aquellos que gozan alargando el desayuno mientras leen el periódico y se preparan para el día a día, esta es, sin duda, una de las mejores opciones. Un buen zumo de naranja con tostadas dulces o saladas, seguido de un café con leche para despertarse, siempre acompañado de un rico cereal que nos dará energía hasta la siguiente comida.

El desayuno de los hiperactivos

Si eres de aquellos que se levantan y en menos de dos minutos ya están saliendo por la puerta, no te preocupes, también tenemos una opción para ti. Los batidos express pueden dejarse preparados el día anterior e incluso puedes beberlos por la calle mientras vas hacia el trabajo. En este caso te recomendamos mezclar yogur, leche y fruta; los sabores los dejamos a tu elección. Si quieres que quede un poco más espeso y consistente, también puedes añadirle un poco de avena.

El desayuno de los fuertes

El Irish Breakfast (Desayuno completo) se ha hecho famoso en todo el mundo, y cada vez son más los que se atreven a despertarse y cocinar huevos con bacón, salchichas, judías estofadas e incluso añadirle patatas fritas y champiñones al menú. Todo ello suele acompañarse con zumo de naranja y un café o infusión. Eso sí, ¡tienes que tener un estómago fuerte!


El desayuno de los relajados

Los fines de semana tenemos más tiempo, ganas de disfrutar de nuestras mañanas en familia y, por qué no, darnos gusto con un delicioso capricho. Los crepes son muy fáciles de preparar, y los puedes comer casi con cualquier ingrediente: azúcar, chocolate, mermelada, miel, jamón y queso… encontrar la mezcla de sabor perfecta puede convertirse en una buena actividad de domingo por la mañana.

El desayuno de los apresurados

Aunque no sales por la puerta a los dos minutos de levantarte, no sueles ir con demasiado tiempo. Sin embargo, prefieres sentarte a comer algo, aunque sea rápido. Este es el desayuno ideal para ti: cereal mezclado con un poco de fruta de tu elección, y ya está... ¡vamos, que se está haciendo tarde! Sin pausa, pero sin prisa. Piensa que hay cereales que llevan trocitos de chocolate... ¡mmm!.

El desayuno de los golosos

Para los más dulces, sabemos que esta siempre es la primera elección. Unos cuantos panecillos siempre ayudan a los amantes del azúcar a empezar el día con más energía y, sin duda, con más felicidad. Ahora, no abuses: intenta reducirlo a una o máximo dos veces por semana, y siempre acompañado de un poco de fruta. 

El desayuno de los clásicos

Nada como el clásico de toda la vida: ¿quién no se ha llevado un emparedado a la escuela, la universidad o el trabajo? Para los que prefieren hacer el desayuno fuerte un par de horas después de levantarse, esta es la opción más viable. Y no hace falta reducir las opciones al típico emparedado de jamón con queso... ¡prueba nuevas opciones! Queso de cabra con miel, lechuga con tomate y queso de untar, jamón con pimientos... ¡hay posibilidades infinitas!

El desayuno de los saludables

Si eres de los que cuidan a diario su alimentación, tienes una fantástica opción: un plato de fruta. Siempre fresca y apetecible, y además fácil y rápida de preparar. Aún así, intenta añadirle un plus de frutos secos o una tostada, ya que necesitarás algo más de energía hasta la hora de la siguiente comida. 

--6-
17k